iPhone, ¿cambiará la computación?

El aparato es una computadora, no un teléfono, se podrá navegar la red desde donde se quiera; no es comparable con ningún otro celular existente en el mercado.
El celular más esperado se puede comparar con una computador  (Foto: )
David Kirkpatrick

Steve Jobs me dijo que no estaba muy sorprendido con la manera en la que el iPhone ha capturado la imaginación del mundo, pues él y sus colegas sabían desde hace dos años que un aparato de esta índole era el futuro de los celulares. Lo que no se imaginó es que el mundo lo obtuviera tan rápido.

Así como lo escribí en enero, nunca imaginé que desde mi jefe hasta mi hija de 14 años anunciaran de inmediato que querían el iPhone. El entusiasmo del mundo se ha mantenido hasta el 29 de junio, el día del lanzamiento.

Le pregunté a Jobs si estaba preocupado de las extraordinarias expectativas que se tienen del iPhone y me dijo: “No, realmente no. (…) Es mucho mejor de lo que la gente cree.” Una afirmación un poco extravagante, aunque no creo que sea exagerada.

En los artículos que comparan a este nuevo aparato con otros celulares, muchos puntos se olvidan. Por ejemplo, un artículo decía que el iPhone era sólo una evolución del status quo y lo comparaba con Nokia. Este tipo de argumentos me parecen desesperados e ignorantes.

No me parece convincente que se compare el iPhone de Apple con lo que ofrecen otros teléfonos celulares que ya existen. El iPhone no es un aparato que se sostenga por sí solo, por lo que hace más sentido ponerlo en conjunto con una computadora. Ni siquiera se puede activar sin que utilices iTunes en tu computadora…

Por qué el teléfono es tan lento

La conexión del iPhone a la computadora, al inicio, permitirá sólo que se sincronicen las agendas con los teléfonos de las personas que tengamos y poner algunas canciones del iTunes dentro del iPhone. Pero a largo plazo, tendrá capacidades que rebasan cualquier otro tipo de teléfono. Hay pocos límites para la cantidad de datos que podrás almacenar. Ningún otro aparato tendrá tal conexión con la computadora.

Realmente, con esta característica, no se puede comparar con un celular de otras empresas en el mercado.

Como se ha dicho, el iPhone es una verdadera computadora de mano. Mientras Palm, Nokia, Research in Motion y otros han intentado inventar un aparato como estos, no lo han logrado. Sin embargo, es lo que quiere la gente.

El factor más importante es cómo se navega una página en la Red dentro del iPhone. Lo que se ve es una verdadera página que se manipula de forma sencilla en una versión miniatura dentro del teléfono. Y si quieres ver algo a detalle la puedes agrandar sólo tocando la pantalla, algo que ninguna empresa ha podido lograr y que todos querrán ahora imitar.

La manía del iPhone en el estandarte de la tienda

Es imposible explicar por qué el iPhone ha capturado de tal manera la imaginación del mundo. Pero creo que una de las muchas razones es que todos los que utilizamos la Red todos los días, sentimos que deberíamos poderla usar en todos lados. Y hasta ahora eso ha sido imposible.  

El iPhone parece ser la solución que todos estábamos esperando. Y las características que trae lo hacen sólo mostrar el potencial que hay en artículos portátiles que tengan conexiones a la Red.

Como diría Jobs, el iPhone es sólo una extensión de una Mac. Y cuando le comenté que me preocupaba que la empresa descuidara las mejoras que se necesitan hacer para el OS X, el sistema operativo de la Mac, por estar tan enfocados en aparatos como el iPhone, me contestó que al contrario. El iPhone utiliza el mismo sistema operativo, por lo que, según Jobs, éste avanzará a mayor velocidad.

¿Entonces, estoy corriendo para ir a compara un iPhone? No. Voy a esperar un tiempo a que se mejore el iPhone (Mac siempre mejora sus productos rápidamente). Sin embargo, como la mitad de las personas a quienes les he preguntado si quieren un iPhone, yo también levanto mi mano.

Ahora ve
No te pierdas