Empieza la verdadera guerra de Sony

La firma tecnológica ya ganó la lucha de los formatos de los DVD domésticos; ahora tiene que convencer a los clientes de comprar discos Blu-ray en lugar de descargar conten
La verdadera lucha de Sony es contra las descargas de Intern  (Foto: )
TOKIO (CNN) -

Sony ganó la guerra de formatos de los DVD domésticos de próxima generación, pero el gigante de la electrónica de consumo se enfrenta ahora a una batalla aún más dura: convencer los clientes de que compren discos Blu-ray en una industria que mira a la era de las descargas.

"El final de la batalla por el formato no garantiza automáticamente una rápida transición a Blu-ray", advirtió Kazuharu Miura, analista del Instituto de Investigación Daiwa.

"El gran reto es cómo comunicar las ventajas de Blu-ray a los usuarios potenciales que ya tienen aparatos de DVD", agregó.

Toshiba anunció esta semana que abandonará su formato, el HD DVD, dejando a Sony el terreno libre para hacerse con un mercado valorado en más de 24,000 millones de dólares.

Pero Sony se ha convertido en heredero del mercado en un momento en el que los consumidores no se molestan en comprar juegos y películas en las tiendas y optan por descargárselas directamente de Internet.

"Creemos que es muy probable que Internet se convierta en la vía principal de distribución de contenido audiovisual, al igual que de la música", indicó en una nota de investigación el analista de Mitshubishi UFJ Securities Yukihiko Shimada.

Sin embargo, los expertos del sector señalan que llevará un tiempo hasta que las infraestructuras de telecomunicaciones sean lo bastante fuertes como para permitir la descarga de películas largas en alta definición con un costo y un tiempo de espera razonable.

Sony también tiene la vista puesta en ese mercado. Su presidente ejecutivo, Howard Stringer, indicó en diciembre que considera su servicio de distribución de contenidos para la consola de videojuegos PlayStation 3, la PlayStation Network, como un elemento clave para el crecimiento de la empresa.

La firma anunció que su consola iba a llevar un reproductor Blu-ray más de dos años antes de sacarla a la venta, en un esfuerzo por ganar apoyos para el formato.

Pero está pagando el precio de sembrar el mercado con compradores futuros de películas de alta definición.

Los costos de la función Blu-ray de la consola y del procesador de alto rendimiento de la consola le han obligado a asumir pérdidas con cada PlayStation 3 que vende, incluso aunque salió a la venta al doble del precio de la Nintendo Wii.

Ahora ve
No te pierdas