Transbordador Atlantis llega a casa

La nave llegó a la Tierra después de acoplar el primer laboratorio espacial permanente de Europ el aterrizaje despejó el camino a EU para destruir un satélite espía que está vagando sin contr
El próximo lanzamiento espacial será el 11 de marzo, para co
CABO CAäAVERAL, EU (CNN) -

El transbordador espacial estadounidense Atlantis aterrizó el miércoles sin problemas en Florida, lo que despeja el camino para que el Ejército del país norteamericano destruya un satélite espía que está vagando sin control por el espacio.

El Atlantis tocó tierra en el Centro Espacial Kennedy a las 9:07 a.m. hora local (1407 GMT), lo que puso fin a una misión exitosa para entregar y acoplar el primer laboratorio espacial permanente de Europa, el Columbus, a la Estación Espacial Internacional.

La NASA ya está en los preparativos para su próximo lanzamiento espacial el 11 de marzo, para continuar ensamblando la Estación Espacial Internacional.

Volando sobre un cielo claro y despejado, el comandante del transbordador Stephen Frick y el piloto Alan Poindexter encendieron los cohetes gemelos de frenado de la nave cerca de las 8:00 hora local (1300 GMT) para comenzar un descenso de una hora de duración para regresar a la Tierra.

Luego guiaron la nave especial de 100 toneladas hasta el aterrizaje luego de 13 días de su despegue.

"Gracias por mantenernos a salvo cuando estábamos en vuelo y por traernos de vuelta a casa sin contratiempos," dijo Frick al grupo de controladores luego del aterrizaje.

La agencia espacial estadounidense había preparado también su base de California para asegurarse del buen término del primer vuelo de un transbordador este año, lo que permite al Ejército seguir adelante con el plan para destruir el satélite espía.

El Ejército ha dicho que disparará un misil contra el satélite, que dejó de funcionar poco después de su lanzamiento en el 2006, ya que transporta combustible tóxico que podría poner en peligro zonas pobladas si reingresara en la atmósfera sin intervención humana que lo guiara hacia el océano.

El satélite está por debajo de la Estación Espacial, que orbita a 320 kilómetros sobre la Tierra, y por lo tanto no supone un peligro.

El derribo planeado del satélite para esta semana le robó protagonismo a la misión del transbordador, en la que finalmente se acopló el laboratorio europeo Columbus, que tiene un valor de 1,900 millones de dólares.

Esa misión estuvo retrasada por años a causa de diversos problemas, como la explosión del Columbia en el 2003, y su instalación ha provocado el júbilo de las autoridades de la Agencia Espacial Europea.

El Ejército de Estados Unidos quería que la nave regresara lo más pronto posible para poder proceder con un plan para derribar un satélite espía con fallas, lo que creará una nube de escombros en el borde de la atmósfera, presentando un posible obstáculo para el regreso del transbordador espacial.

Se espera que los escombros se quemen en la atmósfera dentro de unos pocos días.

Ahora ve
No te pierdas