Resurgen las películas en 3D

¿Quién se beneficiará del éxico de estos filmes? Estudios, directores y casas productoras; este 'boom' le servirá hasta a los fanáticos de “Star Wars”.
Los lentes 3-D, como este par de 1952, crean la ilusión de p
Michael V. Copeland

Los ejecutivos de Hollywood seguramente se habrán negado a ponerse los ridículos lentes  para ver el estreno en tercera dimensión (3D) de la última película de Disney protagonizada por Miley Cyrus -mejor conocida como Hannah Montana-. Pero después de conocer su impacto en taquilla, organizaron reuniones de alto nivel.

¿Por qué? La cinta "Hannah Montana & Miley Cyrus: Best of Both Worlds Concert Tour" debutó sólo en 638 salas durante el primer fin de semana,  pero los precios de taquilla (de 15 a 24 dólares) le consiguieron una recaudación de 31 millones de dólares (mdd). Eso significa 45 mil dólares por sala, un récord en Hollywood.

Así, parece que el viejo truco de 3D vuelve a tener su magia. Es quizá la tecnología que los ejecutivos estaban esperando, una que convenza a las cadenas de cine para que actualicen su tecnología digital y atraiga a los espectadores a las salas.

Inclusive los estudios importantes tienen ya proyectos en 3D. Será difícil ignorar la publicidad de la próxima ola 3D, pues cerca de 20 películas se estrenarán con esta tecnología en los próximos dos años, incluso producciones de gran presupuesto (del tipo de James Cameron, Steven Spielberg y Peter Jackson). “Hace seis meses ningún estudio nos recibía, pero hoy todos quieren hablar con nosotros” declara Sandy Climan, CEO de 3Ality Digital, una de las tres productoras en 3D que goza de esta súbita demanda.

¿Quién hará dinero con este boom?

Los estudios

Para empezar, a Disney le ha ido bien. Aunque los productores tienen que pagar unos 15 mdd extra o más por los costos de hacer una película en 3D, la inversión es rentable: Cuando el estudio lanzó “Meet the Robinsons” el año pasado, la versión en 3D casi triplicó lo recaudado por sala con la versión 2D. Y la cinta “Beowulf” de Paramount ingresó el doble en las salas con 3D.

Lionsgate, 20th Century Fox, New Line Cinema, Summit y Focus Features están todas produciendo películas en 3D. Pero los grandes ganadores serán los estudios que están resucitando la moda: Disney y DreamWorks. Esta última anunció que a partir del 2009, todas sus cintas estarán en 3D y su CEO, Jeffrey Katzenberg, no se cansa de decir que la 3D digital “es el cambio más revolucionario desde las películas a color.”

Los directores

Un director sabio es aquel que hace las películas que los estudios quieren, así que Katzenberg ha estado convenciendo a muchos para que se integren a la ola. James Cameron no necesitó esa labor de persuasión, ha dirigido películas en 3D desde hace siete años y está a punto de lanzar un thriller de ciencia ficción titulado “Avatar.” Por su parte, Peter Jackson y Steven Spielberg trabajarán juntos con Tintin films en una cinta 3D. George Lucas quiere convertir a 3D toda la saga de “Star Wars”.

La primera gran cinta en 3D próxima a estrenarse será "Journey to the Center of the Earth 3-D" de Eric Brevig, preestrenada en Las Vegas. Breving quedó sorprendido por la reacción del público, “Hay trucos muy sencillos en la película, como un grupo de pirañas saltando fuera del agua, y la gente también saltó de sus asientos” explica.

Los cines

Los propietarios de las salas se han mostrado renuentes a gastar los 75 mil dólares que cuesta convertir sus pantallas analógicas en digitales, sin mencionar los 25 mil dólares extra para hacerlas aptas para 3D. Hoy, de las 37,000 pantallas de cine que hay en Estados Unidos sólo 4,600 son digitales, y de esas sólo 1,030 pueden exhibir 3D. Sin embargo, las cosas han cambiado, considerando los altos precios de un boleto para 3D, las cadenas empiezan a interesarse. Otro incentivo es el plan de financiamiento de 1,100 mdd que algunas cadenas piensan negociar para ayudar a pagar la nueva tecnología (Regal Entertainment, Cinemark y AMC entre ellas).

De acuerdo al analista de capital riesgo en J.P. Morgan, Barton Crockett, las cintas en 3D pueden llegar a representar una quinta parte de los ingresos en taquilla, sumando entre 400 y 500 mdd a las ganancias anuales de estudios y cines.

Las productoras

Realizar películas en 3D solía ser una pesadilla, por el uso de cámaras perfectamente sincronizadas para cada escena. Pero la tecnología 3D digital es más sencilla, aunque aún necesita las dos cámaras. El líder en el campo es la firma Pace Technologies, cuyo equipo ha sido usado para producir las principales películas en 3D ("Hannah Montana," "Avatar," y "Journey" entre ellas). Su competidor directo es 3Ality Digital, que trabaja en un documental 3D sobre el grupo U2.

Los fabricantes de dispositivos para 3D

Hay tres grandes sistemas para proyectar y ver películas 3D, Real D es el líder, con el 97% de participación en el mercado doméstico. La compañía produce el software para calibrar las imágenes, un obturador LCD y lentes polarizados para fusionar las dos imágenes. Otro competidor es Dolby Labs, cuya tecnología se basa en un torno a colores y lentes que filtran el color, a diferencia de Real D,  no requiere una pantalla especial, algo que le ha beneficiado para colocarse en algunas salas. La tercera empresa es IMAX, que desde 1986 ha venido distribuyendo cintas 3D en su red de pantallas gigantes.

3D en el hogar

No pasará mucho tiempo para que podamos disfrutar de esta tecnología en casa, los grandes fabricantes de electrónica están preparados. Samsung ya vende televisores de plasma aptos para 3D por 1,199 dólares y  la firma DDD Group fabrica los lentes TriDef -199 dólares- necesarios para ver 3D en estas nuevas pantallas. Mitsubishi y Philips siguen los pasos de Samsung.

Pero para tener la experiencia completa de la tercera dimensión es casi obligado ir al cine, donde la diferencia entre las imágenes percibidas por el ojo izquierdo y el derecho es más amplia y la sensación de profundidad es más intensa. Esa es la apuesta del nuevo Hollywood multidimensional.

Ahora ve
No te pierdas