Los gadgets sobreviven a la crisis

Las firmas tecnológicas estadounidenses desplazarán su excedente de producto a países como Méxi los celulares se seguirán vendiendo bien en países en desarrollo, donde son una necesidad.
La conexión a Internet hace a los celulares más vulnerables  (Foto: )
Regina Moctezuma G.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Hasta hace poco, la crisis financiera aceleró el consumo de televisores en Estados Unidos ¿La razón? Se convirtió en la forma de entretenimiento más económica. Preferible comprar una televisión y pasar las tardes viendo películas que gastar en ir al cine, a cenar o al teatro.

Además, el año entrante llega la televisión completamente digital a Estados Unidos (EU) y los televisores análogos dejarán de funcionar, por lo que el gobierno estadounidense ha dado motivaciones para que los ciudadanos adquieran el nuevo aparato electrónico.

Pero las cosas han cambiado. La creciente crisis crediticia ha afectado la confianza del consumidor y disminuido las compras de computadoras nuevas y televisiones de pantalla plana. Y aunque por su cercanía, las ventas en México podrían pasar por la misma situación, el mercado se mantiene estable.

“Las firmas norteamericanas van a buscar hacia dónde llevar su excedente de producción, entonces se le presentan oportunidades al mercado mexicano para desplazar los productos”, dijo José Garcés, analista de Telecomunicaciones de Select, una consultora.

El mercado estadounidense está muy comprometido con las ventas a menudeo, con grandes cadenas de tiendas y centros comerciales que esperan seguir vendiendo, pero el mercado detallista va en descenso, según Ken Dulaney, vicepresidente de Dispositivos Móviles de la consultora Gartner.

La crisis financiera actual es diferente a otras bajas debidas recesiones anteriores. El exceso de gastos y el mal uso de los créditos cazan a los estadounidenses, por el fracaso de las instituciones financieras, explicó el consultor.

Sin duda, los aparatos electrónicos tendrán una menor demanda. Los celulares, por ejemplo, que forman parte del mercado detallista resentirán el efecto, pues muchos consumidores se quedarán con el que tienen aunque existan nuevos modelos. Para los fabricantes mexicanos esto podría significar pérdidas de empleos.

Según Dulaney, lo único que podría mitigar la baja son los subsidios que dan los operadores telefónicos. Basta con saber que en mercados emergentes los celulares y la ropa son los artículos más demandados por el consumidor.

Aunque la situación económica del vecino norte le pega de una u otra forma a México, los celulares se seguirán vendiendo bien pues son necesarios en un país en desarrollo. En cuanto a los reproductores de MP3 son bastante económicos, por lo que se seguirán vendiendo, sin embargo el hecho de que la mayoría de celulares ofrezcan el servicio de reproducción de música sí ha afectado sus ventas.

Las tecnológicas estadounidenses tenderán a desplazar sus productos hacia Latinoamérica y Europa, aunque México no logre compensar las ventas por el tamaño de su mercado. Firmas como Apple y Sony seguramente se verán afectadas en términos de presupuesto, pues es probable que reciban menos recursos para investigación y publicidad, dijo Garcés.

Si las empresas aprovechan esta dinámica, podrían ofrecer sus productos a precios más bajos en el mercado mexicano, pues el tipo de consumidor que tiene el poder adquisitivo para hacerse de lo último en gadgets los comprarás a pesar de la crisis estadounidense, según el analista. Donde sí habrá restricciones es en los créditos de compra que otorgan las tiendas.

Se antoja pensar que la estrategia de expansión del iPhone fue la manera en que Apple anticipó lo que sucedería económicamente meses después. “La gente de Apple es muy visionaria y sabían que la economía estadounidense es muy boyante, por lo que buscaron a tiempo otros mercados”, concluyó Garcés.

Ahora ve
No te pierdas