El spam daña al medio ambiente

La revisión de correos basura equivale a la emisión de dióxido de carbono de 13 millones de autos; en 2008 se enviaron 62 billones de mensajes, similar a la electricidad de 2.4 millones de hogares.
Isabel Ferguson
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los correos no deseados (spam) no sólo son una molestia para los usuarios que los reciben, sino también para el medio ambiente de acuerdo al "Informe sobre la huella de carbono del spam por correo electrónico", realizado por la empresa de seguridad en Internet McAfee, en colaboración con la firma medioambientalista ICF. La cantidad de mensajes de spam enviados al año, los cuales en 2008 llegaron a los 62 billones, "equivalen al consumo de electricidad de 2.4 millones de hogares estadounidenses y las emisiones de Gases de Efecto Invernadero de 3.1 millones de automóviles de pasajeros con 7,500 millones de litros de gasolina", según el estudio. 

¿Quién pensaría que el spam está directamente relacionado con las emisiones de dióxido de carbono? Y en efecto, gran parte de las emisiones asociadas al spam se producen cuando los usuarios revisan estos mensajes buscando correos verídicos (acción conocida como falso positivo) y eliminan la "basura".

Esto se debe a que de acuerdo a ICF, un mensaje de spam emite 0.3 gramos de CO2, y a pesar de que un correo normal tenga una emisión de casi 4 gramos, el correo no deseado representa el 80% de los mensajes recibidos a nivel mundial.

Utilizar los filtros antispam ahorraría energéticamente 135 TWh (teravatios por hora), lo que sería igual a retirar 13 millones de coches de las calles.

En México se emiten menos de mil millones de kilogramos de CO2 relacionados con el correo no deseado, mientras que en Estados Unidos la cifra alcanza los 3.8 mil millones.

Este consumo de electricidad y la creciente emisión de CO2 se debe principalmente a que se necesitan "numerosos equipos informáticos para enviarlo, moverlo por Internet, procesarlo, almacenarlo, verlo y filtrarlo", informaron las empresas.

Una lucha contra el correo no deseado

Una de las victorias que ha tenido, no sólo los usuarios sino el planeta, se dio cuando la empresa McColo, conocida por sus envíos masivos de este tipo de correos fue desconectada por su servidor de Internet durante un día.

Tan sólo durante ese momento la cantidad de spam enviado a nivel mundial descendió 70%, equiparable a haber sacado de circulación a 2.2 millones de vehículos.

De ahí que sea creciente la necesidad de tener mayores y mejores filtros antispam en los correos electrónicos, sobretodo para los usuarios empresariales que generan 131 kg de CO2  al año.

El informe menciona que las principales fuentes de emisiones que contribuyen de forma decisiva a la huella de carbono del spam son:

  • Recopilación de direcciones
  • Creación de campañas de spam
  • Envío de spam desde equipos zombis y servidores de correo
  • Transmisión de spam de remitente a destinatario a través de Internet
  • Procesamiento de spam en servidores de correo entrante
  • Almacenamiento de mensajes
  • Visualización y eliminación de spam
  • Filtrado de spam y búsqueda de falsos positivos

De no existir los filtros antispam las emisiones de Gases de Efecto Invernadero se multiplicarían por cinco representando no sólo una molestia para quienes revisan sus correos, sino las consecuencias ambientales serían considerables.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×