El problema de 2,000 mdd de Microsoft

Incluso con su acuerdo con Yahoo!, Microsoft seguirá perdiendo dinero en su negocio en línea; debe trabajar en su área de búsquedas para evitar repetir su pérdida de 2,300 mdd en esa división.
ballmer-microsoft-RT.jpg  (Foto: CNN)

El frustrante acuerdo del año ya pasó. Después de que dejaran de salirle chispas a Microsoft por su fracasada oferta por Yahoo! de más de 40,000 millones de dólares, ambas compañías anunciaron el miércoles que harán lo que los observadores simpatizantes les pidieron hacer hace años: terminar con su competencia en búsquedas y en tecnología de búsqueda de publicidad, lo que les permitirá unir fuerzas contra Google. 

Los expertos criticaron a Yahoo! (¿dónde quedaron los lingotes de oro que la directora ejecutiva de Yahoo!, Carol Bartz, prometió sacarle a Steve Ballmer?) y alabaron a Microsoft: el Wall Street Journal incluso ha dicho que esto podría lograr un cambio a favor del cansado monopolista. Es posible. Más allá de lo que pueda decirse por las habladurías sobre la conferencia de prensa, sí hay algunos puntos que deben ponerse a consideración.

*Ahora Yahoo! es un problema aparte. Claro, esta idea de último minuto aún vale 21,000 millones de dólares, incluso después de haber sido atacada por los inversionistas el miércoles. Pero ahora esto es una batalla de gigantes, y sólo de gigantes: tomen en cuenta la comparación de las capitalizaciones del mercado, con Microsoft y sus 212,000 millones de dólares, Apple con 143,000 millones, Google con 138,000 millones, Cisco con 125,000 millones, Oracle con 110,000 millones y Hewlett-Packard con 101,000 millones de dólares. Estos son los gigantes que están enfrentados; sus golpes y ataques estratégicos son los que importan ahora.

*Este acuerdo no se hará realidad pronto. Lo que pasará ahora entre Microsoft y Yahoo! es... bueno... nada. Ambos deben convencer a Washington y a Bruselas de que su combinación no es anticompetitiva, aunque dé risa. Claro que no serán anticompetitivos, con suerte Google se fijará en ellos, pero por la forma en la que las cosas funcionan, no tendrán que empezar a hacer el esfuerzo sino hasta el próximo año. Un pensamiento distinto: en diversas ocasiones mientras escribía este artículo decidí usar Bing, el motor de búsqueda renombrado de Microsoft. En realidad me gustó cómo se veía, cómo se sentía y más importante, me gustaron sus resultados. Dudo que deje de usar Google, es más, creo que es más probable que deje de usar el Outlook de Microsoft. Este comportamiento está muy bien arraigado. Aún así, te hace dudar y preocuparte un poco por Google.

*Microsoft tendrá que cerrar más tratos inteligentes como éste. Una de las aplicaciones más fuertes de Google en cuanto a búsquedas es su acomodo en la barra de herramientas, la cual con el tiempo ha permitido colocar el botón de búsqueda en la parte superior de las pantallas de muchos usuarios. Esto cuesta dinero en forma de acuerdos de reparto de ganancias, y Microsoft también está jugando este juego. Apegarse a esto resulta caro y hasta trivial. Microsoft cerró un buen trato en noviembre de 2008 con Sun Microsystems para incluir lo que en aquel entonces se llamaba Live Search, ahora Bing, con una versión clave del importante software Java de Sun. Podemos imaginarnos al nuevo dueño de Sun, Oracle, superando sus expectativas de jubilación gracias a ese acuerdo, dada la falta de afecto que Oracle siente por Microsoft.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

*Microsoft pierde toneladas de dinero en línea, y parece estar resignado a perder aún más. Más allá de todo el mitote del primer declive en ganancias anuales que Microsoft presentó la semana pasada, hay que mencionar que su división en línea sigue desangrándose por sus pérdidas. Me enfoqué en esto el año pasado con un artículo llamado ¿Por qué Microsoft no puede hacer dinero en línea?. Para resumir lo que ahí se dijo, llegar a los niveles de Google es costoso en cuanto a personal, mercadeo y gasto de capital. La gente de Microsoft tiene software en el cerebro, no en Internet, y la publicidad en línea es un negocio a escala. Con el acuerdo de Yahoo!, Microsoft está atendiendo éste último aspecto. En cuanto a los primeros dos, el director ejecutivo de Microsoft aceptó el miércoles que el beneficio del acuerdo con Yahoo! es que no tendrá que seguir gastando fuertemente en tecnología de búsqueda, pero Microsoft sí. Por cierto, los 2,000 millones que aparecen en el título de este artículo se refieren a los 2,300 millones que la división de servicios de negocios en línea de Microsoft perdió en su año fiscal de 2009, con ganancias por debajo de los 3,100 millones de dólares. Tomen eso en cuenta: Google sigue siendo una máquina de dinero. Por sí mismo Yahoo! es rentable y cada vez se fortalece más, pero el negocio en línea de Microsoft (el que hará el gasto fuerte y le dará a Yahoo! la mayor parte de las ganancias de ventas por búsqueda) está supurando más de 500 millones de dólares por trimestre.

Microsoft ha dicho en repetidas ocasiones que su experiencia en línea es crítica para su futuro, y tal vez lo sea, pero por ahora es un agujero de efectivo que está a años de darle rendimiento a las inversiones de Microsoft.

Ahora ve
Esta es la frase de Bill Belichick que enojó a algunos mexicanos
No te pierdas
×