El sitio más molesto de la Web

La red social Tagged.com se ha convertido en el blanco de la fiscalía de Nueva York; Andrew Cuomo piensa demandarla por engaños en su publicidad y robos de identidad.
tagged-red-social-ESP.jpg  (Foto: Especial)

"Hay una línea muy pequeña entre la inteligencia y la estupidez", como decía el falso dicho de Spinal Tap, aunque parece aplicable a las empresas Web que apenas comienzan. Una de las redes sociales más destacadas es Tagged.com, a la cual piensa demandar el fiscal de la ciudad de Nueva York por falsedad de publicidad, negocios engañosos y robos de identidad. Lo que hace oportuno al caso es que varias de las prácticas de Tagged.com, como correos masivos e invasión de información, se han vuelto el punto común de los sitios mediáticos sociales. Pero la agresiva combinación de Tagged la distingue de sus competidores, como dice Cuomo.

Según un comunicado de prensa del fiscal, "los consumidores que visitaron Tagged eran engañados para darle acceso a la compañía a sus contactos de correos electrónicos, los cuales usó la compañía para mandar miles de correos promocionales". También dijo que "esta forma tan virulenta de spam o basura cibernética es equivalente a allanar una morada, robar agendas y enviar correos falsos a la lista de contactos de una persona".

En una publicación en un blog, el cofundador de Tagged, Greg Tseng, dijo que "estamos consternados por las declaraciones de Cuomo, quien ha mostrado tener conocimientos de Internet, y lanzó una acusación difamatoria muy falsa". Tseng negó que Tagged intentara engañar a alguien y le atribuyó la explosión de correos electrónicos a un proceso de registro fallido.

Las acciones de Cuomo son la consecuencia de una serie de quejas de los consumidores sobre el sitio, cuya funcionalidad parece estar diseñada más para mantener su propia presencia que para ofrecer alguna utilidad a los usuarios. Time la llamó "el sitio más molesto de la Web". Aún así, ha logrado volverse la tercera red social de la Web, con 80 millones de usuarios registrados.

Tagged es uno de los múltiples sitios del tipo de MySpace que nunca logró obtener la misma atracción, pero que logró un seguimiento nicho. Tagged tiene un público desproporcionado de afroamericanos e hispanos, la mayoría cerca de los 30 años de edad. Ocho millones de usuarios se registraron en el sitio en junio, cifra que se ha duplicado desde el año pasado.

¿De dónde salió este gigante de la Web? Tagged se formó como un proyecto universitario paralelo al de sus cofundadores, los graduados de Harvard, Tseng y Johann Schleier-Smith. Después de invertir siete millones de dólares en del Mayfield Fund en diciembre de 2005, ambos tomaron una pausa de sus estudios doctorales en Stanford, para dedicarse al sitio de tiempo completo.

Tagged funciona más o menos como cualquier otro sitio del estilo. Los usuarios crean un perfil, suben fotografías y envían mensajes a sus contactos. Lo que lo hace distinto de sus rivales más populares (como Facebook) es su énfasis en conocer a extraños en vez de mantener el contacto con los amigos que ya tienes.

Una aplicación llamada MeetMe permite a los usuarios establecer las especificaciones de género, edad y ubicación para ver los resultados uno a uno, y responder a la pregunta de "¿te interesa?". Si dos personas dicen que si al perfil del otro, se vuelven amigos en la red. Parece una versión en línea de los anuncios personales, y es porque lo es.

Una aplicación que habla con el coqueto lenguaje de la red, lleva el mismo nombre, Tags: está compuesto por pequeños íconos gráficos generados por los usuarios que pueden ser seleccionados desde una biblioteca central y publicados en los perfiles de otras personas, como etiquetas de perros.

Desde que otras redes (como Facebook) ya tenían aplicaciones de una tercera persona que permitía compartir el mismo tipo de imágenes, no queda claro el valor único que Tagged ofrece a sus miembros cuando se afilian a la aplicación y crean su lista de contactos.

A principios de este año, la compañía comenzó a usar Tags como dispositivo de reclutamiento. Ahora los usuarios son motivados para que dejen que Tagged busque dentro de su lista de correos y envíe invitaciones para sus redes sociales, con algunos Tags adjuntos. Los receptores tienen que unirse a la red para ver las imágenes. Mientras que los miembros tienen la opción de seleccionar correos de forma individual desde su lista de contactos, muchos de ellos dieron clic a "sí" para que Tagged enviara mensajes de reclutamiento a sus contactos.

"Lo bueno", dice Tseng en una publicación de su blog, "es que más de tres millones de personas se unieron a Tagged mediante este proceso". Lo malo es que varios miembros no querían enviar correos de reclutamiento a todos y dijeron que nunca vieron la opción que decía "no".

La ley estatal de Nueva York considera la omisión de información clave o incluso la insuficiencia de información como "falsedad de publicidad". Tagged está circulando una serie de imágenes que muestran una pantalla en la que los usuarios tienen que hacer clic antes de que se manden los correos electrónicos. Cuomo dice que las imágenes están alteradas, una acusación que Tagged rechaza.

Los cargos relativos al correo son aún más complicados, pues los íconos gráficos de Tags fueron descritos como "fotos", lo que hacía pensar a los receptores que sus amigos les estaban enviando fotografías, como ocurre en sitios para compartir fotos como Flickr. Ademas, los correos parecen ser enviados por un amigo (miembro de Tagged) y frecuentemente incluye la fotografía de perfil de los usuarios dentro del contenido del correo.

Cuomo acusó a Tagged de falsedad de publicidad por la descripción de los Tags como fotografías, y calificó de robo la acción de usar los nombres e imágenes de los miembros en los correos de reclutamiento. Tseng dice que ésta es "una práctica común de los sitios Web virtuales que ofrece una opción de "invitación para un amigo" y usan "el nombre y la dirección de la persona que desea enviar la invitación" como la un ícono "De parte de"'. Esto incluye noticias del sitio Web y de las redes sociales.

Pero las tácticas de Tagged fueron más lejos; si un receptor de un correo elegía no registrarse en Tagged para ver las "fotos", les llegaba un mensaje con la imagen de un ceño fruncido haciéndoles saber que a su amigo no le iba a gustar eso.

"Obviamente esto es un comportamiento absurdo", dijo Eben Moglen, un experto en tecnología y profesor en la Facultad de Derecho de Columbia. ¿Pero deberían penalizar a Tagged por esto? Como el sitio ya abandonó el asunto del reclutamiento, podría ser un caso difícil para el Estado, sobre todo porque sus prácticas son similares a las de otras redes sociales. Moglen dice que "estos asuntos no se deciden con inspectores, y todo depende de cómo haya dormido el juez".

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Los expertos sugieren que el caso debe resolverse fuera de la corte. Esto sigue siendo un punto a favor del fiscal, quien puede sustraer beneficios políticos de la demanda. Pero esto sirve como recordatorio para esta nueva categoría de casos, la responsabilidad es de los consumidores, no de la ley que la atiende, y así se decide lo que es seguro, sórdido o simple en línea.

 

Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×