Las tecnológicas apuestan a las fusiones

Dell y Adobe pagaron cuantiosas primas por adquirir a Perot Systems y Omniture, respectivamente; otras firmas que nadan en dinero como Microsoft, Cisco y Google podrían anunciar nuevas compras.
dell-tencologica-computadora-AP.jpg  (Foto: AP)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

Desde hace seis meses, las acciones en tecnología han superado al mercado en general, y por una buena razón. 

Varias empresas líderes en tecnología, como Apple y Google, han mantenido sus resultados sólidos a pesar de la debilidad de la economía. Pero ahora hay otra razón para que nos gusten las acciones tecnológicas: parece aproximarse una ola de fusiones en el sector.

El lunes por la mañana, Dell anunció que compraría la compañía de servicios computacionales Perot Systems por 3,900 millones de dólares en efectivo. La adquisición valúa a Perot en 30 dólares por acción, una prima espectacular de 67.5% en el precio de cierre del viernes.  

El acuerdo de Dell ocurre una semana después de que Adobe asombrara a Silicon Valley y a Wall Street con la noticia de la adquisición de Omniture, la empresa de análisis Web, por 1,800 millones de dólares, o 21.5 dólares por acción. Ésta fue una prima de 24%.

El ritmo de las adquisiciones ha comenzado a aumentar, pero hay una razón para creer que podrían surgir más acuerdos tecnológicos. Esto se debe a que, además de ser capaces de emplear los buenos precios por acción como moneda de adquisición, varias empresas tecnológicas líder están nadando en dinero.

Cisco Systems, quien nunca ha sido recatado cuando de fusiones se trata, tiene 35,000 millones de dólares. Microsoft tiene cerca de 30,000 millones de dólares, mientras que Apple y Google tienen cerca de 20,000 millones de dólares cada uno.

Un gerente de un fondo tecnológico dijo que no hay necesidad de amasar esa considerable cantidad de efectivo a menos que estén dispuestos a usarlo eventualmente en dividendos, paquetes de acciones o adquisiciones.

"Ésta es la punta del iceberg en cuando a consolidación durante los siguientes años". Las compañías más grandes se están posicionando para capturar la mayor parte del gasto tecnológico posible mientras puedan y tengan mucho efectivo como recurso", dijo Ken Allen, gestor del fondo T. Rowe Price Science & Technology fund.

Allen dijo que las compañías de software McAfee, Salesforce.com y Red Hat podrían ser los objetivos de empresas de software más grandes. También dijo que Palm, el creador del nuevo y popular teléfono inteligente Pre, podría ser del interés de una compañía tecnológica más grande.

Chris Armbruster, analista investigador experto en Al Frank Asset Management, en Laguna Beach, California, admitió que la probabilidad de que haya más acuerdos tecnológicos en los próximos meses es alta, pues muchos líderes tecnológicos tienen balances fuertes. Además, las compañías más pequeñas podrían darse cuenta de que ahora es el momento adecuado para vender, dado el fuerte interés de las empresas tecnológicas más grandes.

"No me sorprendería que la tendencia de las fusiones siguiera. Aún hay muchas compañías que tienen el dinero para ponerlo a funcionar", dijo Armbruster. "Normalmente, muchas empresas tecnológicas con bajas cíclicas podrían ser buenos prospectos para las compañías que buscan ganar participación en el mercado".

Armbruster dijo que su empresa no invierte en acciones sólo porque podrían ser objetivos para adquisiciones. Dijo que dos acciones tecnológicas de su compañía (la empresa de software Synopsys y el fabricante de equipo de comunicaciones BigBand Networks) podrían ser "digeribles" si otra compañía intenta comprarlas.

Las adquisiciones no siempre son una mala idea

Las fusiones son obviamente un punto a favor para los accionistas en compañías pequeñas absorbidas por una prima grande, pero, ¿los inversionistas deberían tomar sus precauciones si una de sus compañías tecnológicas grandes comienza a realizar adquisiciones? 

Para asegurarse, los inversionistas ven las fusiones con cierto escepticismo. Ha habido ejemplos importantes de compañías en otras industrias que se tambalean debido a decisiones de adquisiciones poco premeditadas, pero eso no ha sido un problema para la industria de la tecnología.

Por ejemplo, IBM ha hecho un buen trabajo con muchas de sus adquisiciones de software. Cisco y HP también han pasado por pocos problemas relacionados con sus adquisiciones en los últimos años.

También está el caso de Oracle; desde que empezó 2005, Larry Ellison, director ejecutivo de Oracle, ha mantenido empleados a los banqueros de M&A, recogiendo a PeopleSoft, Siebel Systems, Hyperion Software, BEA Systems y recientemente a Sun Microsystems.

En este marco, las acciones de Oracle ganaron 65%, comparadas con el aumento de sólo 2% de Nasdaq.

Así que no todas las fusiones están condenadas al fracaso. Los inversionistas pueden generar ganancias quedándose con las compañías que han probado tener buenos antecedentes de fusiones.

"Cuando una compañía depende de su crecimiento con las adquisiciones, hay que prestar atención a las habilidades administrativas con las que cuenta", dijo Stephen Mergles, presidente de Northstar Capital Management, empresa de inversión en Palm Beach Gardens, Florida, la cual tiene acciones de varias empresas tecnológicas que han realizado varios acuerdos, incluyendo Oracle, IBM, HP y Google.

Allen dijo que es probable que más compañías sigan los pasos de Ellison. El acuerdo con Sun ejemplifica claramente que las empresas tecnológicas líderes están intentando posicionarse como tienda por excelencia, sobre todo para los clientes de corporativos grandes.  

La adquisición de Perot por parte de Dell, la cual dará un paso agigantado en la consultoría tecnológica y le permitirá competir con mayor eficiencia contra IBM y HP, también es evidencia de esta tendencia. Tal vez ya no será relevante como referencia de una compañía tecnológica como sólo un fabricante de software o hardware. 

"Hay un aumento de los negocios tecnológicos y las líneas se están saturando", dijo Allen. "Las compañías temen que si no cierran tratos, lo harán sus competidores".

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Aún así, el riesgo existe cuando una compañía gasta de más o hace una adquisición que no cumple con las estrategias de la compañía. Hay quienes piensan que este es el caso de Oracle y Sun. Mergler dijo que no teme por el acuerdo pero acepta que el asunto clave que lo tiene preocupado es cuando una compañía empieza a morder más de lo que puede masticar.

"No hay mayor señal de alerta que cuando los ejecutivos no pueden integrar acuerdos o hacen adquisiciones misteriosas que no tienen sentido", dijo Mergler.

Ahora ve
La agonía de Takata terminó con su declaración de bancarrota
No te pierdas
ç
×