T-Mobile confirma robo de datos

La operadora dijo que información privada de sus clientes fue robada y vendida a la competencia; autoridades británicas señalaron que en el fraude están implicados varios empleados de T-Mobile.
LONDRES (Reuters) -

La operadora británica de telefonía móvil T-Mobile confirmó este martes que los datos privados de miles de sus clientes fueron vendidos a compañías rivales, en un escándalo que están investigando las autoridades del Reino Unido.

Un portavoz de la compañía manifestó que la venta de esos datos se llevó a cabo "sin nuestro conocimiento" y consideró lo ocurrido como "profundamente lamentable", al tiempo que sugirió que esta es una práctica común en el mundo de la telefonía móvil.

"T-Mobile se toma con seriedad la protección de la información del cliente. Cuando fue evidente que la información sobre la renovación de contratos estaba siendo facilitada a terceras partes sin nuestro conocimiento, alertamos a la Oficina del Comisionado de Información (ICO, siglas en inglés)", señaló el portavoz.

Según añadió el representante de T-Mobile, la compañía trabajó conjuntamente con la ICO (órgano público encargado de proteger la información personal en el Reino Unido) para identificar a los autores de esta venta de información confidencial, lo que derivó en una investigación oficial que puede tener consecuencias penales.

"Es profundamente lamentable que la información del cliente se haya malversado de esta manera", añadió el portavoz, quien aseguró que T-Mobile "ha apoyado activamente a la ICO para ayudar a erradicar lo que es un problema para toda la industria".

La empresa también expresó su sorpresa por el hecho de que la información fuera filtrada a la cadena pública de televisión BBC.

"Hoy mismo nos habían pedido que mantuviéramos toda la información sobre este caso en una estricta confidencialidad para evitar un perjuicio a la investigación y las acciones judiciales. Nos ha sorprendido, por lo tanto, la manera en que se han hecho hoy declaraciones a la BBC", explicó el portavoz.

El máximo responsable de la ICO, Christopher Graham, informó de que los detalles de miles de propietarios de teléfonos móviles -nombres, direcciones y números de teléfono- fueron robados y vendidos por "cantidades sustanciales" a la competencia.

"Mucha gente se habrá preguntado por qué y cómo eran contactados por alguien a quien no conocían justo antes de que sus contratos de teléfono vigentes estuvieran a punto de vencer", dijo Graham.

Graham no quiso identificar la compañía implicada, y fue T-Mobile la que confirmó que los datos robados son los de sus clientes después de que Orange, Vodafone, 3, Virgin y 02 manifestaran que no estaban siendo objeto de una investigación oficial.

El comisionado dijo que en el fraude estaban implicados varios empleados, que robaron los datos de los clientes y los vendieron a intermediarios, que a su vez los vendían a las firmas competidoras.

Graham recordó que el delito presuntamente cometido por estas personas implica el pago de una multa de 5,000 libras (5,656 euros o 8,396 dólares), lo que en su opinión es insuficientemente disuasorio frente a esta violación de la Ley de Protección de Datos.

El comisionado expresó su respaldo a los planes del Ministerio de Justicia de cambiar la legislación para penar con hasta dos años de cárcel los delitos más graves en este ámbito.

"Estamos tratando las pruebas con el objetivo de emprender acciones judiciales contra los responsables y tengo muchas ganas de ir mucho más lejos y acabar con toda la industria ilegal que hay en torno a los datos personales", subrayó.

Ahora ve
Astro Scale, la empresa japonesa que quiere limpiar el espacio
No te pierdas
ç
×