Google, el mayor beneficiario de la iPad

El nuevo dispositivo de Apple contribuirá para que el motor de búsqueda gane la guerra de los datos; la iPad apuesta a que su usuario actúe más como consumidor que como creador de contenidos.
google ipad apple competencia CNN.jpg  (Foto: CNNMoney)
Jeff Jarvis

Apple ha diseñado un dispositivo verdaderamente elegante, pero es Google quien ganará la guerra de los datos.

Apple y Google, hasta hace poco amigos y aliados, ahora pelean por dominar el futuro del Internet. No compiten por el territorio: Apple seguirá diseñando hardware y Google seguirá organizando información y vendiendo publicidad. Compiten por convertirse en nuestro compañero constante.

Los dos gigantes tecnológicos se habían enfrentado antes en la esfera de la red móvil: Apple con su iPhone y ahora su iPad, y Google con su sistema operativo Android y su teléfono inteligente Nexus One. Pero esa fue sólo una escaramuza en la guerra para controlar las oportunidades que generará la conectividad permanente entre personas, todo el tiempo, en todas partes.

iPad, un paso atrás

Con la iPad, Steve Jobs ofrece un puente entre los teléfonos y las computadoras, un medio para estar conectados más tiempo durante el día. Se trata de un gadget cómodo, cierto, pero no revolucionario. Es más bien retrógrada, pues luego de que Internet nos empoderó como creadores de contenido, ahora el iPad nos regresa al papel de audiencia: meros consumidores de contenido. Así, Apple le devuelve la esperanza a las empresas de medios de comunicación de poder recuperar el control sobre el contenido, un control que la Web le había arrebatado.

En oposición a la estrategia de control y calidad de Apple, Google ofrece cantidad: conseguir que el mayor número posible de dispositivos (sean teléfonos, tablets o gadgets que aún no se inventan) funcionen con el sistema operativo Android para que los desarrolladores diseñen más y mejores aplicaciones. Así lo resumió el CEO de Google, Eric Schmidt, en el Foro Económico Mundial de Davos: "las aplicaciones son las que definen al teléfono."

Aún no llegamos a ese punto. Por ahora, editoriales como Time Magazine y The New York Times están gastando recursos en el iPad, no en Android, a pesar de que este último tiene mayor presencia. Google, me temo, ha perdido su visión de profunda simpleza... sus nuevos productos  -Android, Wave, Buzz- pueden ser desconcertantemente complejos. Pero esta batalla aún no termina.

Una vez que nosotros y nuestros dispositivos (teléfonos, pads, autos, refrigeradores, televisores) se conecten, la idea de la red móvil perderá relevancia, sencillamente viviremos conectados, estaremos online en todas partes. La información será lo que importe, querremos preguntarle a la Red lo que sabe sobre lo que nos rodea en todo  momento.

Mediante el GPS y los mapas de nuestros teléfonos inteligentes, o a través de la búsqueda visual de Google Googles, podemos preguntar a la Red sobre un bar en una esquina. ¿Nuestros amigos están allí? Lo sabremos gracias a plataformas sociales geográficas como Foursquare y Gowalla, y pronto Facebook, Twitter y Google Buzz también te lo dirán. ¿El bar es bueno? Facebook y Yelp te dirán lo que piensan tus amigos. Puedes encontrar imágenes y videos de su interior con Flickr y YouTube. Si te preocupa la seguridad y la situación sanitaria del lugar, Everyblock te dará información al respecto. ¿Tocará algún grupo en vivo? Podrás comprar la música online. ¿Te gustará la comida que ofrece? Encontrarás el menú y los descuentos en Internet. Por último, corre la voz digital y cita allí a todos tus amigos.

La información, la superioridad de Google

Para ofrecernos esa conectividad Google necesita dos cosas: Primero, necesita caudales de información, necesita glosar nuestro mundo con datos. Mientras más usemos nuestros teléfonos (sea cual sea la marca) para dejar comentarios e imágenes que dejen constancia en la Red de los lugares donde hemos estado, más sabrá la Red sobre esos sitios. Segundo, Google necesita saber más de nosotros (saber dónde estamos, las redes sociales que frecuentamos) para que sus servicios y anuncios nos interesen.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Hoy, Apple proporciona el dispositivo que nos conecta a la casi omnipresente Red de conocimiento, pero es Google quien organiza esa Red y es Google quien mejor la capitaliza. Google puede competir contra Apple en el segmento de los dispositivos, de los sistemas operativos y de las aplicaciones, pero es sólo una contienda secundaria. El modelo de negocio de Google es tremendamente simple: mientras más usemos Internet, más mejorará Google. Apple sólo contribuye a que usemos más la Red, así que en esta batalla, gane quien gane, Google nunca pierde. Es decir, Google es el ganador final.

Jeff Jarvi es autor del libro "What Would Google Do?" y bloguea en Buzzmachine.com, además dirige el programa interactivo de la facultad de Periodismo en la Universidad de la Ciudad de Nueva York.

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×