Intel se pone el ‘chip’ en mercado móvil

El fabricante de microprocesadores se ve forzado a ir por los celulares, ante su rápido crecimiento; empresas como ARM, aunque más pequeñas, han sabido explotar el sector con su alianza con Apple.
intel  (Foto: AP)
David Goldman
NUEVA YORK -

Las ventas de computadoras personales registradas durante décadas convirtieron a Intel en un gigante de los chips. Pero ¿qué sucederá ahora que los consumidores comienzan a abandonar las PC?

Como bien lo proclamaba Intel en su campaña publicitaria, sus chips están "dentro" de prácticamente todos los tipos de computadoras, desde PC a Mac o netbook. Pero la computadora personal ha perdido actualidad. El crecimiento hoy se focaliza en dispositivos móviles con Internet, como los teléfonos inteligentes y las tablet. Y parece que Intel no ha sido capaz de responder a la exigencia de los tiempos que corren.

Allí donde Intel fracasó, la pequeña empresa británica ARM triunfó. ARM es a los dispositivos móviles lo que Intel es a las computadoras. La firma inglesa desarrolla y tiene la patente de los diseños de chips para casi todos los teléfonos celulares del mundo, smartphones e incluso la iPad de Apple.

Los analistas del sector tecnológico pregonan que el mercado de los dispositivos móviles desplazará o incluso reemplazará al mercado de los ordenadores dentro de 5 años. De hecho, ese mercado móvil creció 56.7% en el primer trimestre, según IDC.

¿Puede realmente esta pequeña empresa británica (que reportó menos de 500 millones de dólares en ventas el año pasado) estar mejor posicionada que Intel (que obtuvo 35,000 millones de dólares de ingresos el año pasado) para aprovechar ese crecimiento anunciado?

Para los analistas es demasiado pronto para saberlo, si bien ARM es una rival formidable.

La historia

Junto a Microsoft, Intel ha sido quizás el mayor beneficiado del boom de las computadoras personales en las tres últimas décadas. La patente de su procesador x86 (necesario para correr Windows) lo convirtió en el fabricante de chips más grande del mundo. Intel diseñó procesadores potentes y de alto rendimiento, de manera que las PC fueran más veloces y pudieran ejecutar múltiples tareas simultáneamente.

Entretanto, ARM se centraba en un mercado pequeño: al diseñar chips que usan la menor energía posible, encontró un lugar en todos los celulares del mercado (cerca de 20,000 millones de dispositivos móviles en el transcurso de 19 años, estima la empresa). A diferencia de Intel, ARM no fabrica los chips, pero es licenciante (concede la licencia de uso) de los diseños usados en 220 empresas alrededor del mundo, incluidos gigantes como Qualcomm, Texas Instruments, Nvidia, Samsung y Apple.

Ambas empresas se dedicaban a lo suyo hasta que Apple lanzó su iPhone en el verano de 2007. El iPhone adelantaba con mucho a cualquier teléfono existente entonces en el mercado, permitiendo a los usuarios llevar en sus bolsillos un dispositivo que realizaba funciones de PC.

"Hubo una enorme revolución tecnológica cuando apareció el iPhone. Ahora lo que más se vende son dispositivos móviles. La pregunta es si estarán basados en Intel o en ARM" indica John Bruggeman, director de marketing en Cadence Design Systems.

Gracias a su amplia experiencia en el sector móvil, ARM ganó un contrato para diseñar el procesador del iPhone, y desde entonces ha aparecido en muchos teléfonos inteligentes. La iPad de Apple también usa un chip licenciado por ARM.

Intel prepara el contraatque

La guerra entre Intel y ARM no terminará pronto. Los dispositivos móviles son mejorados constantemente, pero ninguno ofrece la misma experiencia de navegación en Internet que la de una PC, ni pueden ejecutar las tareas complejas de una computadora.

El año próximo Intel lanzará un nuevo procesador "Atom" para dispositivos móviles, que espera supere a la competencia. Los chips Atom de primera generación pueden encontrarse en casi cualquier netbook del mercado. Aunque Intel ofrece este chip para smartphones, la mayoría de los dispositivos que llevan procesador Intel sólo corren con la fallida plataforma MeeGo. Por lo que no ha podido competir con el éxito de otros sistemas operativos, como iPhone o Android.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Pero la segunda generación de Atom podría modificar el juego. Aunque no se vea pronto en las entrañas del iPhone, Intel demostró en la expo Computex (en Taipéi, Taiwán) que su procesador Atom 2 puede correr con Android 2.1.

ARM mismo admite que su dominio en el mercado no significa una victoria. "A la gente no le importa lo que hay debajo, sólo quieren comprar un aparato que les guste. Intel a la larga tendrá éxito en esta área, aunque serán uno entre muchos" señala Bob Morris, director de computación móvil en ARM.

Ahora ve
¿Cómo ayudar a las víctimas de un terremoto?
No te pierdas
×