¿Queda algún nombre ingenioso para una empresa de tecnología?

Existen más de 193 millones de nombres de dominios registrados en la Web, y otros cientos de miles más se compran cada mes
web
nombres web  web  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Natalie Avon
Autor: Natalie Avon | Otra fuente: CNN
(Reuters) -

Bebo, Etsy y Kijiji suenan más como las primeras palabras de un bebé que como el nombre de una compañía tecnológica, ya sean sitios de redes sociales, tiendas de artesanías en línea u otros nombres para publicidad de eBay. También son ejemplos de cómo los nombres simples y descriptivos para las compañías tecnológicas son más difíciles de encontrar hoy en día, dijo Brannon Cashion, presidente de la compañía consultora de marcas Addison Whitney.

"En el ambiente retador de hoy, es muy difícil que una compañía encuentre un nombre con una palabra común", dijo Cashion. "Ya nadie le pone Apple a una compañía. Esos eran otros tiempos". El directivo añadió que una de las causas de esa dificultad es la baja disponibilidad de nombres de dominios, lo que hace que nombrar a una compañía sea todo un reto. Con más de 193 millones de nombres de dominios registrados en la Web, y con cientos de miles más comprados cada mes, quizá ya no quedan nombres buenos para compañías tecnológicas.

Pero todo depende de a qué llames "bueno". "¿Provoca una reacción, dice algo?", pregunta Nina Beckhardt, presidenta y directora creativa de The Naming Group. "Yo veo los nombres como una plataforma de comunicación donde se dice a la gente qué hace tu empresa y contagia cierto interés".

Nombres comunes como Google, Digg, Twitter, Skype o Yahoo sí provocan esa reacción a través de los nombres que Beckhardt llama "nombres bobos". Agregó que Google es el nombre principal detrás de esta tendencia, pues se deriva de la palabra googol, que es un número uno seguido de 100 ceros. Para los fundadores de Google, simbolizó su misión de organizar la cantidad infinita de información en Internet.

Lo que antes era una palabra poco común, ahora es un verbo y una expresión cotidiana. "Ya no buscas, googleas", dice Cashion. Y lo mismo ocurre con Twitter: el nombre fue elegido porque "twit es el sonido que hacen las aves cuando se comunican entre ellas", según Twitter 101 para Negocios, una guía publicada por el sitio web en 2009. Compartir comentarios con tus amigos es cosa del pasado; ahora tweeteas.

El negocio de un buen nombre

Una compañía exitosa puede transformar el significado de un nombre que en un principio pudo haber sido controversial. "En los 90 fue Yahoo por doquier, después fue Digg", recuerda Cashion. "No todo es positivo para los nombres, pero lo más importante es por qué las compañías los usan como marca".

Desde que Google se volvió exitoso, Cashion dice que ha visto a muchas compañías adoptar nombres más elaborados. Para las compañías tecnológicas, esto surgió de la naturaleza de la industria. "Cuanto más descriptivo sea tu nombre, más cuenta tu historia y no necesariamente tu futuro", dice. "Ningún negocio pretende hacer una sola cosa".

Cashion cree que las palabras más complejas o las combinaciones de frases no sólo permiten que haya un dominio disponible, sino que dan a la compañía el poder de definir las palabras por ellos mismos.

Cody Brown, fundador de Kommons, una plataforma de noticias sociales, dijo que el nombre de su compañía le ayudó crecer. "Preferimos Kommons porque es más general, y nos ayudará con la evolución de la compañía. Fue el punto de encuentro entre ser más específico y dar una primera impresión sólida, o ser ambiguos y abrir las posibilidades". Commons ya existía, pero la C por la K dejó un espacio para el dominio.

Otra tendencia de nombres ha sido la de las compañías que quitan, agregan o cambian las letras de una palabra que sí aparece en el diccionario: Flickr, Tumblr, Vimeo, Kommons y Hipmunk. "La razón por la que algunas compañías adoptan estos nombres es por los dominios disponibles", explica Brown.

"Lo primero que hacen muchas compañías es asegurarse de que pueden registrar el dominio con el nombre que quieren", dice Adam Goldstein, fundador de Hipmunk, un sitio de búsqueda de vuelos. Su novia le sugirió que buscara animales peludos pequeños porque la palabra facilitaría la búsqueda del logo y eso hizo, hasta que dejó la primera letra de una palabra (Chipmunk, ardilla). Así fue cómo nació Hipmunk.com, "que se subastaba cuando nosotros estábamos buscando e hicimos la puja mínima". Aunque Hipmunk no da a entender algo relacionado con precios de vuelos, Goldstein dice que es fácil de recordar y que ha sido bien recibido. El logo, una ardilla vestida de piloto, es adorable.

Beckhardt agregó que la tecnología suele sentirse poco amigable, pero un nombre creativo hace que la empresa luzca más accesible. Grooveshark, el nombre de un servicio de música, fue elegido entre una serie de cientos de posibilidades, dijo Ben Westermann-Clark, vicepresidente de relaciones públicas. Un cliché tecnológico es codificar un producto con la combinación de un color y un animal, dice, y eso es lo que hicieron los fundadores al principio: Blue Shark.

Pero antes del lanzamiento, los fundadores buscaron en todas partes, y después de dos días de frustración, decidieron quedarse con shark "porque el tiburón es el mejor animal del mundo". Y al combinarlo con Groove, el nombre fue un éxito.

"La creatividad humana no tiene límites", dijo Westermann-Clark, "pero si se te ocurre el nombre perfecto, y además está disponible, tiene aún más poder".

Ahora ve