Microsoft no convence a Wall Street

A pesar de los nuevos lanzamientos, los inversionistas dudan que la firma tenga un mañana exitoso; en la última década, las acciones de Microsoft han oscilado entre los 22 y 32 dólares.
windows movil phone 7 microsoft nuevo telefono inteligente s  (Foto: CNN)
David Goldman
NUEVA YORK -

Cuando los ejecutivos de Microsoft visualizan el futuro de la compañía, esperan ventas récord y ganancias generadas por los nuevos productos. Pero cuando Wall Street hace el mismo ejercicio, muchos inversores potenciales dudan que la empresa tenga un exitoso mañana.

La cotización de las acciones del gigante del software no ha cambiado en una década. En los últimos diez años, sus papeles han oscilado entre los 22 y 32 dólares. Este año, los títulos de Microsoft han perdido 15%, pese a que el índice tecnológico Nasdaq ha subido 11% y el S&P otro 7%.

Los analistas opinan que dicha caída bursátil está asociada a las preocupaciones de los inversionistas respecto a la menor demanda de computadoras, a la menor rentabilidad del negocio online de Microsoft, y a productos como el iPad, el sistema Android y las aplicaciones de Google, que suponen una amenaza a largo plazo para los ingresos de Microsoft.

La angustia era palpable en la reunión que sostuvieron los accionistas de Microsoft la semana pasada, uno de ellos incluso sugirió que era el momento para dividir a la compañía. El director ejecutivo, Steve Ballmer, inmediatamente rechazó la propuesta. Pero la idea ha sido respaldada por Sarah Friar, analista de Goldman Sachs, quien teorizó hace poco que la suma de las partes de Microsoft valdría más para los inversionistas que la totalidad actual.

Microsoft pidió a los inversionistas calma. "El precio de las acciones de Salesforce está basado en esperanzas, el precio de las de Microsoft está basado en temores" les dijo Bill Koefoed, gerente de relaciones con inversionistas, citando el desempeño de un rival. "Pero las esperanzas y los temores son emociones, no vehículos para realizar inversiones".

Ballmer dijo a los inversores que había muchas razones para creer en Microsoft: la compañía no sólo ha hecho avances en tecnologías innovadoras como la computación en nube, la telefonía inteligente y las aplicaciones Web, también sus productos básicos Windows 7 y Office 2010 continúan reportando excelentes ventas.

Además, el nuevo dispositivo Kinect de la Xbox es el producto para videojuegos más demandado en esta temporada navideña, en 10 días se vendieron un millón de unidades. Asimismo, el servidor y las herramientas empresariales de Microsoft son sólidos, su motor de búsqueda Bing gana terreno y las tablets de la marca están en camino.

Pese a todo eso, las acciones de Microsoft son baratas, cotizándose a 10.5 veces la estimación de ganancias por acción. Mientras que la ratio precio-ganancia del índice S&P 500 es de 13.1 y 14.3 para el Nasdaq. De allí que cerca del 75% de los analistas bursátiles les dieran una calificación de "compra", y el 25% restante recomendó mantener las acciones. Prácticamente ningún analista ha creído aconsejable vender.

Walter Pritchard, analista de Citi, prevé que las acciones subirán en los próximos seis a 12 meses, a medida que los inversores vean señales positivas en el Windows Phone, la nube y las ventas de tablets.

Cuando los accionistas cuestionaron a Ballmer sobre cómo mejorar el precio de los títulos, éste ofreció una solución doble: Microsoft deberá seguir fabricando buenos productos, y el equipo de Relaciones Públicas deberá demostrar a los inversionistas el éxito de esos productos. "Entiendo la frustración. En última instancia, el mercado accionario va bien siempre y cuando nosotros lo hagamos bien. Por ello todos los días optimizamos para hacerlo mejor", dijo el directivo.

La misma historia

Pero esto es lo que Microsoft lleva diciendo en juntas de accionistas durante años, que sus productos son de calidad, sin embargo, los inversores no han visto recompensa. ¿Es posible que estén exagerando? ¿Hay razones legítimas para dudar del éxito de Microsoft?

La compañía se defiende de quienes han augurado la desaparición de la computadora: aún no ha ocurrido, y Windows 7 ha vendido más de 240 millones de licencias en un año, convirtiéndose en el sistema operativo que más rápido se vende en la historia de la empresa.

Así que es posible que la razón por la cual las acciones de Microsoft no se muevan sea más sencilla: no pueden crecer más. 

"Hay economías de escala y alcance. Microsoft es tan grande que su propio peso la aplasta, y se quedará siempre en este rango. No significa que sea una mala compañía, sólo sus títulos son malos", explica Trip Chowdry, analista de Global Equities Research.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Pero a Microsoft esa respuesta no le convence. Bill Koefoed insiste en que esta vez la historia es diferente. El precio de los papeles de Microsoft no ha variado en 10 años, pero las ventas de la empresa se han más que duplicado. En el año fiscal 2000 Microsoft reportó ventas por 23,000 mdd y una ganancia de 9,000 mdd. En su último año fiscal, las ventas fueron por 62,000 mdd y las ganancias ascendieron a 19,000 mdd.

"Lo único que es diferente es que nuestras acciones son baratas, y nuestros productos son mejores que hace cinco años. Si observas nuestro portafolio de productos y lo que llevamos al mercado, no hay un inversor que no diga que nuestro desempeño es bueno", apunta Koefoed.

Ahora ve
Una camioneta atropella a varios peatones en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×