¿Quiénes son los hackers proWikileaks que están atacando sitios?

Voluntarios del grupo de hackers proWikileaks aseguran que la organización no tiene jefes una cadena de mando y cualquiera puede ayudar
wikileaks vendetta anonymous
hackers wikileaks protest assange  wikileaks vendetta anonymous  (Foto: )
  • A+A-
Por: Ashley Fantz y Atika Shubert
Autor: Ashley Fantz y Atika Shubert
(CNN) -

Si pensabas que hay un grupo de hackers nerds agrupados en algún lugar, lanzando ciberataques las 24 horas del día a empresas que han negado el servicio a WikiLeaks, estás muy equivocado.

Ayudar al conjunto de hackers conocido como Anonymous y organizador de la Operación Venganza puede ser tan fácil como mandar un correo electrónico a uno de los muchos sitos web que usa, y dejar a los hackers que tomen control de tu computadora.

Anonymous se adjudicó la responsabilidad de deshabilitar e interrumpir los sitios de MasterCard, Visa, PayPal que ocurrieron la semana pasada, aunque todavía no se pronuncia sobre la caída de la página de Amazon.com en Europa este domingo. Los ataques siguieron al arresto del líder de WikiLeaks, Julian Assange.

“No tienes que estar en tu computadora. Todo lo que tienes que hacer es mandar a Anonymous un email que diga: Les autorizo a usar mi computadora, de la forma en que ustedes quieran”, y la gente de Anonymous enlazará tu computadora y la conectará con otras que hayan aceptado, y utilizará la fuerza colectiva (de las máquinas) para lanzar estos ataques”, dijo a CNN Gregg Housh, un activista de internet de 34 años con residencia en Boston.

El equipo de Anonymous existe desde mucho antes de la saga de WikiLeaks. En el pasado, lanzaron ataques a la Iglesia de la Cienciología, la Motion Picture Association of America (Asociación de la industria del cine) y la Recording Industry Association of America (Asociación de la industria de la música). Pero esos ataques fueron relativamente anónimos.

Ahora, gracias a la cobertura mediática a nivel mundial de la historia de WikiLeaks y a algunas mejoras menores a su herramienta de ataque, Anonymous ha conseguido un nombre por sí mismo.

Housh respondió a un correo electrónico enviado por CNN a un sitio de Anonymous, pidiendo una entrevista. Housh dijo por teléfono, que él sólo monitorea la actividad de Anonymous y que no ha participado en los ataques relacionados con WikiLeaks.

Anonymous carece de una estructura de comandos y de vocero, dijo Hosh, pero sí tiene disciplina colectiva.

“Anonymous es inexistente. No tenemos miembros”, dijo. “Si quieres proponer (en un portal): ‘Ataquemos este grupo’, y la mayoría de la gente que está en el sitio en ese momento está de acuerdo, entonces ese sitio será un blanco. Si la mayoría de la gente presente en el portal decide -en ese momento- que tu blanco sugerido es una idea tonta, nadie actuará”.

El investigador de redes José Nazario confirmó los dichos de Housh sobre cómo funciona el sitio y cuánta gente y computadoras están involucradas en los ataques.

Nazario es un investigador en Arbor Networks, una firma de Chelmsford, Massachusetts, que rastrea actividad maliciosa en redes de computadoras. Arbor Networks trabaja para clientes del sector privado con servidores de internet suficientemente grandes para ser víctimas de ataques como los que sufrieron MasterCard y Visa.

Nazario ha estado monitoreando a Anonymous para un cliente corporativo cuyo nombre no reveló. Dijo que alrededor de 1,500 personas con computadora en los Estados Unidos han estado chateando en el sitio de Anonymous esta semana.

Muchas de esas personas han descargado una herramienta que Anonymous creó para que sus computadoras puedan ser conectadas, dijo Nazario. La herramienta está diseñada para pedir repetidamente la transmisión de datos desde los servidores, sobrecargándolos y deshabilitando a los sitios temporalmente.

¿Cuántas computadoras se requieren para tirar un sitio web de una gran corporación?: No más de 120, de acuerdo a un análisis de Anonymous que Nazario realizó esta semana. “No se necesita un número masivo de máquinas”, dijo.

“Lo que es inusual es que la gente está ofreciendo sus computadoras voluntariamente. Eso no se ve a menudo”.

Además de Housh, CNN habló con varias personas que se identificaron como voluntarios de Anonymous. No dieron sus nombres, pero esto es parte de la conversación.

CNN: ¿Quién es Anonymous, Operación Venganza? ¿Cómo trabajan?

Anonymous: Anonymous es cualquiera, y cualquiera puede ser Anonymous. Somos de distintas partes del mundo, con distintas profesiones, trabajando por una meta común, siguiendo una idea común. Principalmente, operamos a través de las redes sociales y nuestros cuartos de chat confiables.

CNN: ¿Cómo se unieron por WikiLeaks? ¿Fue eso espontáneo? Dime cómo comenzó.

Anonymous: La Operación Venganza comenzó como una demostración contra las cosas que la gente no podía cambiar usando sus propios medios. Nuestra meta primaria es la libertad de información. Cualquier información y toda. Primero nos concentramos en asuntos sobre la piratería (y aún lo hacemos) pero una vez que ocurrió el asunto de WikiLeaks fue obvio que teníamos que ayudar. Nuestras metas específicas iniciales eran distintas, pero compartíamos la idea común de la libre información.

En este momento, tomamos el camino de ayudar a Julian Assange y a WikiLeaks. Aunque su sus métodos pueden ser polémicos, demandan transparencia, que es algo que nosotros definitivamente apoyamos. Cuando sintamos que hemos dado nuestro punto de vista, regresaremos a trabajar sobre la piratería.

Lo que podemos decir es que nuestras metas principales más importantes son la justicia (no por la ley, sino moral) y la ilimitada libertad de expresión: nadie debe silenciar a otro”.

CNN: ¿Crees que esto se expanda hasta afectar el sistema de pagos de Mastercard?

Anonymous: Cualquier cosa es posible. Depende de quien decida unirse a la causa. Nunca sabes. No podemos decir nada de nuestras tácticas en este momento.

CNN: ¿Cuál es la meta final para ti? ¿Qué quieres que suceda como resultado de la Operación Venganza?

Anonymous: ¿Personalmente?: Una sociedad utópica. Esta es sólo una nueva manera de luchar. Lucharemos hasta que esta meta primaria sea lograda. Empezamos esta operación para salvar y proteger la libertad de compartir libremente información sin ninguna censura. Y lucharemos hasta que esa meta primaria sea conseguida.  

Ahora ve