Magnate quiere torres para celulares

El millonario Philip Falcone invierte en LightSquared para proveer conexiones de alta velocidad; la empresa estima que para el 2015, el 92% de la población de EU usará la tecnología 4G.
banda ancha celular  (Foto: CNN)
Scott Woolley

Han sido meses difíciles para el multimillonario Philip Falcone. Su fondo hedge Harbinger Capital se ha reducido a 9,000 millones de dólares (mdd) de los 26,000 mdd que tenía hace tres años, consumido por desacertadas inversiones accionarias y la salida de inversores cansados de los malos resultados. Además, a principios de noviembre, la Comisión de Bolsa y Valores de EU inició una indagación sobre favores indebidos que Harbinger pudo haber concedido a algunos inversores, así como un préstamo personal de 113 mdd otorgado al propio Falcone. Luego vino el golpe final: el último emprendimiento en el que Harbinger aportó capital riesgo, una compañía de banda ancha inalámbrica llamada LightSquared, incurrió en un error técnico potencialmente fatal. 

LightSquared quiere utilizar dos satélites que servirán comotorres celulares en el espacio para proveer conexiones veloces a Internet y servicio de telefonía. En noviembre, la compañía lanzó su primer satélite, pero la antena no pudo desplegarse correctamente. Al final el problema se solucionó, pero fue suficiente para que los inversores que aún conservaba Harbinger se cuestionaran la viabilidad de LightSquared. 

Los satélites son una pequeña parte de la estrategia inalámbrica de Falcone. Si bien LightSquared ha estado promocionandolas maravillas de conectar los teléfonos celulares a los satélites,silenciosamente ha estado diseñando una red celular terrestre. La compañía afirma que para 2015 la red 4G dará cobertura al 92% de la población estadounidense. 

En una acción clave, Falcone convenció a la Comisión de Bolsa para que le permitieran usar el mismo espectro -que emplearía para ofrecer conectividad vía satélite- en su red terrestre. El espectro es uno de los elementos más costosos enlas redes celulares modernas, y la táctica de Falcone le dio la oportunidad de construir una red con una enorme ventaja (en términos de costo) sobre sus competidores. 

Así que mientras LightSquared y la Comisión reguladora hablan de la red celular tradicional como una parte "complementaria" del sistema satelital, lo cierto es lo contrario. "LightSquared es realmente un proveedor de banda ancha terrestre", advierte Mark Dankberg, director ejecutivo del fabricante de satélites Viasat. 

El plan recuerda una táctica empleada hace más de dos décadas por la compañía que luego sería Nextel. Adquirió espectro barato de los despachadores de taxis (los taxistas usan radiofrecuencia para comunicarse entre ellos y con la central) y lo usó para algo mucho más valioso: realizar llamadas de teléfonos móviles. (Hoy Nextel forma parte de Sprint). 

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Si Falcone llega a construir su red,tendrá algo que las compañías necesitan con desesperación ante la creciente popularidad de los dispositivos inalámbricos: más capacidad. LightSquared ha dicho que ofrecerá formas más baratas para enviar datos a un lector electrónico,a un medidor eléctrico inteligente o a un teléfono celular.Y quizás algún día las autoridades reguladoras consientan que un operador de servicios inalámbricos con poca capacidad adquiera LightSquared. 

Pero antes de que todo eso ocurra, LightSquared debe concluir su sistema. A la fecha, la compañía solamente ha colocado uno de sus satélites y ha recaudado 2,000 mdd de los 8,000 mdd que necesitará. Dado que el propio Falcone no goza de la abundancia de antaño, quién sabe si ponga de su propio bolsillo el resto del dinero.

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×