HP, lista para iniciar una nueva era

La firma presenta a sus nuevos ejecutivos procedentes de eBay, Alcatel, Booz y GE; Leo Apotheker, CEO, y el presidente de la junta, Ray Lane planean el renacimiento de la tecnológica.
Ram Charan

Los cinco nuevos directores de HP tendrán poco que ver con las ganancias sólidas de este trimestre, pero darán forma a la compañía en las próximas décadas.  Para poder reiniciar en 2011, Hewlett Packard anunció en enero que llevaría cinco nuevos miembros a su junta directiva, remplazando a cuatro que no participarían en la reelección. Esta estrategia ocurrió apenas semanas antes del anuncio de ganancias de hoy, donde el presidente ejecutivo, Leo Apotheker, podría informar fuertes ganancias en los ingresos para su nueva compañía. Los expertos en gobernabilidad podrían decir, en general, que este tipo de movimiento entero es señal de peligro. Pero en realidad, en HP ocurre lo opuesto. HP estaba haciendo lo que cualquier junta directiva debería hacer: revisando su composición para que se ajuste a los tiempos cambiantes.

¿Por qué? Como ya hemos visto con las bancarrotas recientes, como la de Circuit City, el deceso de una compañía es, hoy más que nunca, la consecuencia de las acciones y falta de acciones tomadas por su junta directiva. Una junta que no cuenta con todo el conocimiento o no logra actuar puede destruir el valor de los accionistas tan rápido como una compensación, un escándalo de contabilidad o una lucha interna de poder. No se equivoquen: las juntas cada vez son más responsable del desempeño de una compañía, tanto o incluso más que un presidente ejecutivo.

Por lo tanto, la composición de una junta debería cambiar para ajustarse a los retos que enfrente la compañía. En ocasiones, el cambio puede ser abrupto. Por años, HP se embarcó en un programa necesario de recortes de costos y mejorías en la productividad. Pero esa época ya quedó atrás; la compañía está bien apoyada, y lo que necesita ahora es una nueva misión. Los ingresos de 126,000 millones de dólares el año pasado pueden dividirse en tres áreas: PCs, que esencialmente son hardware y representan un tercio de los ingresos, impresoras (junto con su equipo) y servidores, que representan otro tercio, y software y servicios, el último tercio. El negocio de PCs es, en esencia, una mercancía, y enfrenta presión continua de márgenes. El negocio de las impresoras y servidores está experimentando un crecimiento más alto, debido al crecimiento en el mercado en general y la integración de HP de software y hardware.

Pero el crecimiento futuro yace en el software y en los servicios, así como en la computación nube, y la compañía necesita cambiar en ese rumbo. Después de todo, es por esto que Apotheker entró a la compañía. Su experiencia ejecutiva surgió en SAP, una de las compañías de negocio de software más grandes del mundo. Tiene sentido que HP tenga una junta que pueda, por un lado, cuestionar, debatir y apoyar constructivamente al nuevo presidente ejecutivo mientras él avanza en una u otra dirección, y por otro lado, valorar su desempeño de forma objetiva.

Lo que ocurre cuando la junta no está a la altura del reto no es nada nuevo; cuando Steve Jobs regresó como presidente ejecutivo de Apple, él seguía a tres presidentes ejecutivos fallidos que habían llevado a la compañía al borde de la bancarrota. La junta que los había contratado claramente no entendía lo que era mejor para la compañía. Jobs les hizo saber que él los remplazaría absolutamente con directores que comprendieran la dirección que él pensaba que necesitaba tomar Apple, y con el tiempo, lo hizo.

O podemos considerar la junta de Motorola durante la era de Edward Zander como presidente ejecutivo. ¿La junta actuó lo suficientemente rápido para colocar a la compañía después del éxito del RAZR? Al haber visto en una ocasión a su compañía volando alto, ahora siendo superada por sus competidores, la junta no tuvo más opción que dejar ir a Zander y admitir que el ‘impulso' de su alguna vez gran negocio de teléfonos ya había quedado atrás, porque no estaban avanzando con el tiempo y no estaban introduciendo nuevos productos. Después de Zander, la composición de la junta había cambiado, y la junta ha tomado decisiones que son consideradas positivas, incluyendo la división de la compañía en dos compañías nuevas y mejor posicionadas.

Quizás piensas que HP ya estaba bien este aspecto, pero el cambio no se estaba dando lo suficientemente rápido. La junta previa lo reconoció remplazando a Hurd (además de muchas otras razones, claro) con el dúo dinámico actual: el experto en servicios y software (y ventas), Leo Apotheker, que hizo crecer la posición del gigante de software, SAP, y Ray Lane, un alto ejecutivo durante mucho tiempo en Oracle.

Pero para que el dúo dinámico verdaderamente lleve a cabo su visión para HP, tuvieron que trabajar para crear una junta que ya comprende las reglas básicas de las tecnologías empresariales de rápido movimiento. Con la toma de presidentes ejecutivos y otros ejecutivos que han sido reclutados para trabajar en la junta, ahora tienen esa mezcla. Esta junta está bien equipada para hacer sugerencias y para evaluar el desempeño de Apotheker y de la compañía, no sólo en cuanto a las finanzas y el recorte de gastos, sino en la dirección de la innovación y crecimiento. Así es como HP, y cualquier compañía inteligente, evade el destino de la junta de Apple, o evita que un presidente ejecutivo que no está haciendo un buen trabajo se quede mucho tiempo. Entonces, ¿quiénes son estos miembros de la junta y qué llevan a la mesa?

Meg Whitman, ex presidenta ejecutiva de eBay, y Patricia Russo, ex presidenta ejecutiva de Alcatel-Lucent, son las dos nuevas adquisiciones de la junta que representan mejor a los clientes empresariales que la nueva HP tendrá que atender con sus nuevos productos. Shumeet Banerji de Booz y Dominique Senequier de AXA Private Equity comprenden el panorama de fusiones y adquisiciones por el que HP tendrá que navegar para comenzar a volver a crecer con inteligencia. Y Gary Reiner, el director de información de GE, también es un asesor de la compañía de capital privado General Atlantic, sentado en la línea que divide la representación al cliente y el entendimiento del panorama de las fusiones y adquisiciones.

HP ya tomó algunas críticas por el hecho de que varios de los nuevos miembros ya habían hecho negocios con Lane y Apotheker en sus puestos anteriores, y Senequier forma parte de una compañía energética europea junto con Apotheker, y tiene a Apotheker en la junta con AXA, pero ese argumento no es realmente relevante. Como dijo Lane en Bloomberg TV, "sería difícil para Leo o para mí, a lo largo de nuestro papel en esta industria, no tener relaciones con mucha gente que pueda ser de ayuda para HP"; y en este negocio, las relaciones, las dinámicas de grupo en las juntas, son clave para el éxito. Es de ayuda que estos jugadores se conozcan, no un obstáculo.

El nuevo centro de gravedad en la junta de HP es un enfoque en el cliente, tanto empresarial como al consumidor. Podría tomar tiempo para que los inversionistas comprendan lo que ha hecho HP, pero si la dinámica del grupo funciona, tendrán una señal clara de la estrategia para el éxito de HP, y sabrán si esa estrategia podrá funcionar.

A Apotheker le espera un largo camino. Ahora sabemos que está rodeado por un grupo experimentado de miembros de la junta que tienen la habilidad de guiarlo sabiamente, y a Hewlett Packard también. Muchas compañías planean estrategias nuevas. Hace falta tener un pensamiento audaz, y es poco común planear una nueva junta que ayude a darle forma y a ejecutar ese pensamiento.

Ahora ve
Universidad de Texas digitaliza y publica los secretos de Gabriel García Márquez
No te pierdas
×