Un bloguero habla desde China sobre la censura online en ese país

Isaac Mao habla con CNN acerca de las limitaciones que sufren los usuarios de internet en China a causa de la creciente censura del gobierno
china censura
chino isaac mao  china censura  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Kristie Lu Stout
Autor: Kristie Lu Stout
HONG KONG, China (Reuters) -

La batalla de los censores de China para bloquear comentarios políticos en internet es parecida a “una serpiente que se traga su propia cola”, dice Isaac Mao, un influyente bloguero chino.

“Creo que el problema del país entero es que si censuramos cada vez más palabras, estaremos deteniendo más y más innovaciones”, dijo este hombre, considerado el “primer bloguero” de China y un abierto crítico de la censura en línea.

“Yo la describo como una serpiente que se traga su propia cola porque la serpiente está tratando de hallar comida y atacarla, pero eventualmente encuentra su propia cola”.

Mao dirige Isaac Technology Venture Corp y es miembro del Centro Berkman de Internet y Sociedad en la Universidad de Harvard. Comenzó a bloguear en 2002 y es seguido de cerca como una figura influyente que trabaja detrás de las limitaciones de la llamada Great Firewall o Gran Muralla Cortafuegos de China, que cuidadosamente monitorea y restringe contenido online.

La política del Estado sobre los medios en línea provocó una pelea pública el año pasado con Google cuando la firma intentó esquivar las leyes de censura chinas al mover sus funciones de motor de búsqueda a servidores fuera del territorio continental.

Los problemas con el servicio de Gmail de Google en China son la manera de Beijing de “poner a prueba la tolerancia de las personas”, dijo Mao.

El 21 de marzo, Google anunció que parecía que el gobierno chino estaba detrás de los problemas que habían afectado el uso doméstico de Gmail desde principios de enero. El movimiento señaló un nuevo frente en las batallas del gigante de internet contra Beijing.

“No existen problemas técnicos de nuestro lado; lo hemos revisado intensamente. Esto es un bloqueo del gobierno cuidadosamente diseñado para aparentar que el problema es de Gmail”, dijo la compañía en una declaración. Beijing ha negado esa acusación.

“Creo que el gobierno chino está tratando de ralentizar las comunicaciones de las personas, y está tratando de ralentizar la velocidad del flujo de información a China”, dijo Mao a CNN en una entrevista.

“No pueden bloquear Gmail totalmente, en este momento, porque millones de personas lo están usando. Si se descubre que el gobierno lo hizo, la gente reaccionará aún más”.

La policía reprimió protestas cuando los ciudadanos usuarios de internet trataron de organizar eventos de la Revolución Jazmín, un equivalente chino a las protestas que han barrido el Medio Oriente y el norte de África.

“Creo que están tratando de probar la tolerancia de las personas. Al mismo tiempo, están tratando de ver si los ciudadanos en internet, Google y el gobierno, pueden hacer un mejor movimiento hacia un nuevo tipo de balance”, dijo Mao.

Los blogueros como Mao trabajan en uno de los ambientes más restrictivos en el mundo, en el que las palabras ahora bloqueadas en internet incluyen; silla vacía (que significa el disidente chino Liu Xiao Bo), sexo, protesta, jazmín, y figuras chinas defensoras de los derechos humanos como Teng Biao, sí como figuras políticas estadounidenses, por ejemplo Hillary Clinton.

No obstante, los usuarios de internet en China usan eufemismos para tener acceso a materiales bloqueados.

“Podemos hacer muchas cosas con ese tipo de ambiente porque la gente encuentra maneras creativas de hacerlo”, dijo Mao.

Una técnica popular entre los individuos y los negocios es usar redes virtuales privadas (VPN, por sus siglas en inglés) para burlar a los censores chinos. Sin embargo, los usuarios de VPN también están reportando problemas en China.

Aunque China es el mayor mercado de internet en el mundo con 457 millones de usuarios en línea, poca compañías occidentales han hecho incursiones, ya que los grandes jugadores del mercado como Facebook y Twitter están bloqueados en el país, elevando los temores de que China se convierta en una isla de internet asilada.

“Lo peor sería que China se desconectara completamente del internet, y trabajara todo mediante una intranet. No queremos ver llegar ese día”, dijo Mao. “Así que tratamos de persuadir a las autoridades de que afectaría el desarrollo del país completo en el futuro, y a la economía, eventualmente”.

Ahora ve