Una nueva 'imprenta' permite crear copias de libros en minutos

El sistema puede imprimir copias idénticas de estos ejemplares y busca aumentar sus ventas en un mundo dominado por los 'eBooks'
libro digital
libro digital  libro digital  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Leonardo Peralta
Autor: Leonardo Peralta | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

No pasa una temporada sin algún anuncio sobre libros digitales a punto de arrasar con los libros de papel, invención que no ha sufrido mayor cambio desde que aparecieron las primera Biblias impresas, editadas por Johannes Gutenberg a mediados del siglo XV.

La tecnología de los libros sólo ha cambiado para aumentar la velocidad de producción: las prensas manuales podían imprimir pocos pliegos de papel al día, mientras que las prensas mecánicas (primero de vapor y luego eléctricas) permiten la impresión de miles de libros por hora.

Irónicamente, la velocidad de producción se ha convertido en un problema. Imprimir un libro requiere máquinas enormes que sólo vale la pena encender cuando los tirajes rebasan cierto mínimo, usualmente un millar de ejemplares. Esto genera dos fenómenos colaterales: que un libro (por especializado que sea) debe imprimirse en grandes cantidades y que una vez vendido el tiraje inicial, pueden pasar años y hasta décadas para ver la luz de nuevo.

Sin embargo Xerox (empresa creadora de la impresora láser y las interfases gráficas antecesoras de Windows y Mac OS X ), compañía dedicada a los sistemas digitales de impresión y fotocopiado, decidió darle al libro de papel una nueva vida, echando mano de las tecnologías que amenazan su existencia.

"El sistema que creamos permite imprimir libros donde se necesite", dice Héctor Enríquez, gerente de Xerox mientras muestra una máquina que de lejos parece una fotocopiadora transparente y que lleva por nombre Espresso Book Machine. La máquina es la combinación de una impresora para hojas de papel junto, otra de pliegos de cartoncillo, una guillotina mecánica (para cortar bordes), un mecanismo de encuadernación y un brazo mecánico que manipula el libro mientras está siendo procesado.

Luego de la orden de inicio, la Espresso Book Machine (cargada de antemano con un archivo de texto para el contenido del libro y otro con el diseño de las portadas) opera como las máquinas llamadas Rube-Goldberg: hojas y portadas se imprimen por separado para luego ser unidas por un mecanismo que primero ordena y luego las pega en el lomo. Finalmente una guillotina corta los sobrantes, y como si fuera un café de máquina, el libro sale por una ranura, listo para ser leído.

Todo el proceso en la Espresso Book Machine dura menos de cinco minutos y puede imprimir libros que van de tamaño bolsillo hasta tesis universitarias. Sus ventajas no se limitan a la diversión de ver cómo se hace un libro.

"Una editorial o un autor puede subir al sistema de almacenamiento de la máquina su libro y del otro lado una persona puede obtenerlo inmediatamente, sin esperar a traerlo de una bodega o a que se vuelva a imprimir", dice el funcionario de Xerox.

Aunque los funcionarios de Xerox declinaron hablar del precio de cada volumen, la librería norteamericana Harvard Book Store (que ya ofrece el servicio de impresión a los autores de la zona) cotiza cada volumen de 100 páginas en 30 dólares. Puede sonar caro (la máquina cuesta 182,000 dólares por unidad), pero este sistema permite imprimir libros imposibles de obtener por otro modo: este reportero recibió como demostración la copia de un libro de leyendas guatemaltecas, cuya última edición data de 1857.

La idea de la empresa es instalar estos sistemas de impresión en librerías, universidades y otros giros comerciales, evitando las redes de logística que llevan los libros de la imprenta hacia los lectores. Quizá esto sirva para darle nueva vida a los libros en papel, y ponerlos de vuelta en la lucha por los ojos y la imaginación de los lectores.

Ahora ve