El reino ‘feroz’ de los pagos móviles

Google e Isis quieren conquistar el sector de pagos vía celular, valuado en 4 billones de dólares; hay acuerdos con Amex y Visa, pero falta que los bancos descubran el potencial, dice Michael Abbott.
pago movil  (Foto: Cortesía Fortune)
Stacy Cowley

Si quieres provocar una pelea épica, reúne en una habitación a cinco ejecutivos que compiten por un trozo de un lucrativo mercado de 4 billones de dólares. 

El espacio de los pagos al menudeo es uno de los terrenos más competidos en el sector tecnológico. La tecnología imperante -las bandas magnéticas en las tarjetas de crédito y de débito- se acerca al final de un reinado de 50 años, amenazada por los chips incorporados a los teléfonos inteligentes y a otros dispositivos.

Esta nueva forma de realizar los pagos abre las puertas a la innovación, pero también ofrece a un ejército de nuevos jugadores la oportunidad de incursionar y ganarse una parcela en el segmento de los pagos. "Aquí hay un enorme potencial, es como Amazon en 1999", comenta Stephanie Tilenius, vicepresidenta de comercio y pagos de Google, en un panel de discusión celebrado en el marco de la conferencia 'Brainstorm Tech' de Fortune

Pero la lucha es feroz, así que en realidad pocos participantes saldrán victoriosos. Una de las empresas incipientes más rudimentarias es Square, que recientemente recibió 100 millones de dólares (mdd) de una ronda de financiamiento que valoró a la compañía en 1,000 mdd. Mientras empresas de telecomunicaciones, redes de pago, bancos y nuevos jugadores como Apple y Google intentan resolver las complejidades técnicas y el modelo de negocio de los sistemas de pago NFC (near field communication) y de otros nuevos sistemas, Square se centra en solucionar problemas inmediatos con "productos que sólo funcionan por un día", dijo el director de operaciones de Square, Keith Rabois. El ejecutivo acusó a las soluciones ‘paga a través del teléfono' basadas en NFC de "añadir un nuevo sedimento sobre un sistema disfuncional para consumidores y vendedores". 

Desde luego, aquellos que han invertido en las nuevas soluciones ven el panorama de forma diferente. A los minoristas les encanta la idea de reunir en el punto de venta más información de sus clientes, señaló Doug Bergeron, CEO de Verifone. Y Google cree que puede ganar dinero ayudando a los minoristas a llegar a los clientes con ofertas personalizadas, y en tiempo real. Los clientes también se beneficiarían: en lugar de lidiar con cupones, tarjetas de fidelidad, tarjetas de crédito y recibos, todo el proceso de pago puede unificarse en el ‘clic' de una transacción. 

Pero reunir a todos los involucrados para lograr que eso suceda es una tarea de Sísifo. La labor avanzó unos centímetros el martes pasado, cuando Isis (la empresa de pagos móviles creada en sociedad por los operadores Verizon, AT&T y T-Mobile) anunció que American Express, MasterCard y Visa habían llegado a un acuerdo con Discover, uno de los socios fundadores de Isis.

El siguiente paso es convencer a los bancos, indicó el CEO de Isis, Michael Abbott. "A medida que este ecosistema evoluciona, los bancos quieren saber qué ganan ellos. Los clientes son suyos", señaló. 

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Y hay algo que los bancos realmente amarían: una oportunidad inesperada para reducir el fraude luego de que una tarjeta de pago sufra robo o pérdida. A ese respecto, el jefe de tecnologías de la información (IT) de Starbucks, Stephen Gillett, ofreció un dato interesante cuando se le preguntó sobre sus experimentos con pagos basados en teléfonos: "En promedio pasan unos 40 minutos antes de que te des cuenta de que perdiste la cartera. Si has perdido tu teléfono, tardas 5 minutos en percatarte".

El sector de los pagos al menudeo, valuado en 4 bdd, es uno de los terrenos más competidos.

Ahora ve
“¡Me están torturando!”, grita el opositor Leopoldo López desde prisión
No te pierdas
ç
×