Irene, José, Katia: de dónde vienen los nombres de las tormentas

Existe una nomenclatura mundial para 'bautizar' a las tormentas con nombres femeninos y masculinos que se repiten cada seis años
Irene Ocean City Maryland
Irene Ocean City Maryland  Irene Ocean City Maryland  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Faith Karimi
Autor: Faith Karimi
(Reuters) -

En otro tiempo, la tormenta tropical Katia, que avanzaba a través del Atlántico el miércoles por la mañana, se habría llamado Katrina.

Eso es porque el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos utiliza una lista de nombres que repite cada seis años.

Sin embargo, una vez que una gran tormenta causa estragos en una costa y provoca demasiada muerte y destrucción, su nombre es retirado por sensibilidad hacia las víctimas y con fines históricos. La lista de este año tiene algunos cambios debido a que la temporada de huracanes de 2005 fue particularmente severa.

Katrina fue uno de los nombres que se retiraron tras la temporada 2005 del Atlántico, que fue reemplazado por Katia.

Los meteorólogos son los encargados de detectar las tormentas y elegir sus nombres, pero, ¿cómo lo hacen?

¿Cómo surge la idea de los nombres?

Estados Unidos comenzó a nombrar las tormentas usando una designación de latitud/longitud de su origen. Los nombres eran difíciles de recordar y de transmitir al público, por lo que, posteriormente, los meteorólogos comenzaron a llamar a las tormentas con los nombres de sus esposas y novias durante la Segunda Guerra Mundial.

Este método de nomenclatura, que comenzó en el Pacífico, era tan fácil de recordar que los meteorólogos lo adoptaron para las tormentas del Atlántico.

¿Cuándo se produjo este cambio?

En 1950, los meteorólogos comenzaron a usar nombres de acuerdo al orden alfabético, como Able, Baker, y Charlie para nombrar a las tormentas del Atlántico Norte, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional estadounidense.

¿Cómo fue que las tormentas acabaron con nombres femeninos?

En 1953, el Servicio Meteorológico Nacional de EU cambió su convención de nombres de nuevo. Se mantuvo el orden alfabético, pero utilizando nombres femeninos.

En 1979, los meteorólogos comenzaron a introducir nombres masculinos mezclados. Ahora se alternan nombres masculinos y femeninos en orden alfabético.

¿Son los nombres al azar?

No.

Al comienzo de cada temporada de huracanes del Atlántico, el centro de huracanes publica los nombres de 21 tormentas, que son reciclados cada seis años. Los nombres están en orden alfabético. Por ejemplo, el predecesor de Katia fue José. Antes de José, era Irene.

¿Qué pasa si hay más de 21 tormentas?

Si el Atlántico ve más de 21 tormentas con nombre en una temporada, se recurre al uso del alfabeto griego: Alfa, Beta, Gama, Delta y así sucesivamente.

¿El resto del mundo tiene la misma convención de nomenclatura?

Desde 1978, la Organización Meteorológica Mundial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tiene una lista predeterminada para cada cuenca de todo el mundo. No todas las cuencas siguen las mismas reglas. Por ejemplo, la cuenca del noroeste del Pacífico en su mayoría utiliza nombres de flores, animales y árboles.

¿Qué distingue un buen nombre de tormenta?

Los nombres cortos, distintivos funcionan mejor, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional estadounidense.

¿Por qué algunos de los nombres suenan poco familiares?

No todos los nombres se derivan del inglés. Nombres en francés e inglés también se utilizan, ya que son otros de los idiomas principales de los países con costas en el Océano Atlántico.

¿Qué otros nombres de tormenta han sido retirados?

La temporada de huracanes de 2005 fue especialmente activa, y devastó el Caribe y las costas del Atlántico y del Golfo. Cinco nombres de tormenta fueron retirados un año después, incluyendo a Dennis, Katrina, Rita y Stan.

Ahora ve