Islandia prepara un centro de datos con cero emisiones contaminantes

Islandia apunta a convertirse en una zona atractiva para establecer centros de datos informáticos gracias a sus fuentes de energía natural
Islandia - volcán Grimsvotn
Islandia - volcán Grimsvotn  Islandia - volcán Grimsvotn
Autor: John D. Sutter
(Reuters) -

Una empresa de computación en la nube está construyendo lo que llama “el primer centro de datos cero emisiones” en Islandia.

La firma británica Colt afirma que el centro de datos será alimentado completamente por fuentes de energía geotérmica e hidroeléctrica, que Islandia tiene en abundancia. El blog Earth2Tech, que reportó esta historia, señala que Islandia podría convertirse en un “imán” para los centros de datos debido a su amplia disponibilidad de fuentes de energía renovables.

“Es un país que apareció en el radar mundial de noticias en los últimos meses a causa de un volcán que escupe ceniza y por sus mercados financieros afectados, un lugar atractivo para la construcción de centros de datos que pueden albergar miles de servidores y ejecutar servicios web para los gigantes de internet, publica el blog GigaOm.

“Debido a su abundante energía hidroeléctrica y geotérmica, Islandia puede ofrecer servicios de centros de datos impulsados al 100% con energía limpia por el mismo o menor precio que los servicios web impulsados por redes de suministro basadas en combustibles fósiles en otros lugares. La firmas de internet pueden utilizar la energía limpia para promocionar sus servicios verdes, o aprovechar los subsidios verdes en ciertos mercados”.

Bernard Geoghegan, un ejecutivo de Colt, afirma que su empresa optó por Islandia debido a la energía renovable. 

“La ubicación de este centro de datos ha sido estratégicamente designada para ser el primero en el mundo en utilizar 100% fuentes de energía renovables de origen dual”, escribió en una publicación en el blog de la empresa.

Este desarrollo es importante porque los centros de datos —bodegas gigantes de computadoras que almacenan la información que está en internet— requieren mucha electricidad. En Estados Unidos, estas fábricas de información aportan el 1.5% del uso total de energía, de acuerdo con un informe de 2007 de la Agencia de Protección Ambiental de ese país. Se espera que la utilización total de energía por parte de los centros de datos se duplique este año.

A nivel mundial, el uso de energía de los centros de datos aumentó un 56% entre 2005 y 2010, de acuerdo con un reporte de Jonathan Koomey, de la Universidad de Stanford, encargado por The New York Times.

Colt espera que su centro de datos en Islandia esté en funcionamiento dentro de cuatro meses.

Otros centros de datos han asegurado que compran su energía de fuentes 100% renovables, y hay cierto debate sobre el papel que deben jugar las energías renovables para hacer que los centros de datos sean más respetuosos con el medio ambiente. Más importante que comprar energía verde es usar menos de la misma, escribe Ian Bitterlin en el blog Datacenter Dynamics. Sobre este punto, la EPA ha creado recientemente un programa para ayudar a los centros de datos a ser más ecológicos.

La construcción del centro de datos cero emisiones en Islandia pone de manifiesto otra tendencia en el procesamiento de la información: los centros de datos suelen estar ubicados en lugares extraños. Cuando Wikileaks aparecía en todos los titulares en 2010, se reveló que el sitio web de filtración de secretos almacenaba por lo menos algunos de sus archivos en un centro de datos dentro de una montaña en Suecia, al más puro estilo James Bond .

En Estados Unidos, estos centros de datos a menudo se colocan cerca de ríos, para que puedan usar el agua para enfriar los servidores informáticos, o en zonas rurales, donde no atraigan demasiado la atención.

Ahora ve
No te pierdas