Nuevos jets privados, como oficinas de lujo en el cielo

Las aeronaves son tan grandes como dos casas juntas, integran todas las comodidades y pueden llegar a costar hasta 80 millones de dólares
  • A+A-
Por: Edward Falzon
Autor: Edward Falzon | Otra fuente: CNNGo
(CNNGo) -

Al parecer, Donald Trump pasa por momentos difíciles. Tuvo que comprar un 757 usado al cofundador de Microsoft, Paul Allen, por 100 millones de dólares, aunque después revistió en oro todas las superficies de metal.

Pero si quisiera sentirse realmente extravagante, podría gastarse la herencia de sus hijos en el Boeing Business Jet (BBJ), que incluye el nuevo motor MAX (el último salto tecnológico de la compañía) que recientemente presentó el 747-8, el avión comercial más grande del mundo.

Boeing Business Jet, la división que se dedica a modificar sus aviones comerciales para venderlos a las personas sumamente ricas, tomó esta bestia bajo su cuidado.

El 747-8 Intercontinental es el último, el más grande y el más costoso jet corporativo en el mundo. Uno de estos aviones —brilloso, nuevo y “verde”— te cuesta unos 300 millones de dólares, pero si quieres la versión VIP, el precio sube a los 500 millones de dólares.

¿Pero qué otras opciones existen para quienes tienen unos cuantos millones de dólares para gastar?

Cómo son los aviones

Los tradicionales Boeing Business Jets serie 700, 800 y 900 ER 737 miden 34 y 42 metros de largo. Pagarías 115 millones de dólares por el más grande.

Con una longitud superior a los 76 metros, el 747-8i VIP también cuenta con una cabina de 6.1 metros de ancho, lo que hace ver pequeña la de 3.5 metros de los BBJ, y tiene un espacio de piso de 525 metros cuadrados (dos o tres veces el tamaño de una casa promedio).

También tiene el motor más innovador. Boeing recientemente anunció que el MAX ya está disponible como una opción para los nuevos pedidos de 737 de aerolíneas comerciales, con el cual pueden ahorrar hasta el 16% de combustible si se compara con sus competidores.

“Pretendemos sacar ventaja de la mejorada eficiencia de la nueva familia 737 MAX en nuestra línea de productos BBJ”, dice el presidente de BBJ, Steve Taylor. “Estudiamos la capacidad de todas las variantes de MAX y por supuesto ofrecen una importante gama de beneficios económicos y ecológicos sobre nuestros productos BBJ”.

¿Quién está comprando?

Boeing mantiene el secreto sobre quién compra estos “castillos voladores”. Al parecer, son personas locas y ricas que aprecian su anonimato. Lo que sí pueden revelar es que casi la mitad de los 206 BBJ y VIP ordenados desde su lanzamiento, en 1996, son para propietarios privados, y una tercera parte de estos van al Medio Oriente.

El “nuevo” 757 de Trump, básicamente es un 737 de 20 años de antigüedad, pero con un fuselaje cinco metros más grande. Con un diminuto espacio de piso de 125 metros cuadrados y un alcance de 8,000 kilómetros, muy lejano a los 17,000 kilómetros del 747-8 VIP.

Para los multimillonarios aficionados a la tecnología que deben tener lo último está el nuevo avión corporativo de nombre Arion SBJ que te llevará a tu destino con una velocidad de Mach 2 y que tiene el módico precio de 80 millones de dólares.

Todavía no hay una fecha para que salga a la venta, pero ya se pueden realizar los pedidos. La empresa afirma que tienen “cartas de intención” con un valor de 4,000 millones de dólares, para lo que sin duda será la joya de todas las exposiciones aéreas en los años por venir.

Para más historias de Asia y el mundo visita CNNGo.com

Ahora ve