Salvar AOL en 15 minutos... sólo Jobs

En 2003, el visionario de Apple ideó una estrategia para rediseñar a la compañía en ‘una sentada’; a pesar de haber ofrecido sus consejos, Jobs expresó su falta de interés en la empresa de Internet.
steve jobs mac  (Foto: AP)
Philip Elmer-DeWitt

En 2003, Steve Jobs trazó una estrategia para rescatar a AOL en una pizarra y sin mucho interés.

El año pasado, tras sostener una larga reunión con Jobs sobre las implicaciones de la iPad para los productores de contenido, la editora de Tecnología en Fortune, Stephanie Mehta, destacó que Jobs era un estudiante increíblemente astuto cuando se trataba de los negocios de otras personas, incluido el de ella. 

Eso mismo es lo que dice Brent Schlender, periodista que cubrió a Jobs durante 25 años, en la actual edición de Fortune, remontándose a una reunión similar sostenida siete años atrás:

John Huey, quien hoy es redactor jefe de Time Inc., me acompañó a las oficinas centrales de Apple en Cupertino en el año 2003. No íbamos a entrevistar a Jobs, sino a buscar su consejo sobre cómo ordenar el lío que era nuestra empresa matriz, entonces conocida como AOL Time Warner. Steve nos miró con incredulidad y musitó algo sobre la pérdida de tiempo que era mirar en el espejo retrovisor. Luego pasó los siguientes 20 minutos explicándonos metódica y minuciosamente por qué el modelo de negocio de AOL era inadecuado y sólo había servido para entorpecer el avance de Time Warner en el negocio -mucho más prometedor- de la banda ancha. Entonces dijo ásperamente que los "valores de producción de postales" que AOL usaba para su contenido en línea eran tan "irremediablemente del siglo pasado".

"Bueno, supongo que eso significa que no crees que pueda arreglarse", dijo Huey. A lo que Jobs respondió, "No dije eso. Sé cómo podrías arreglarlo, simplemente no me interesa". Luego, inexplicablemente, se fue hacia una pizarra y pasó 15 minutos más esbozando una estrategia para convertir a AOL en algo más parecido a una compañía de medios (Ese es más o menos el camino que AOL siguió a la larga, aunque con relativo éxito, tras ser escindida de Time Warner hace varios años.) 

"Así es como yo lo haría", concluyó Jobs, cerrando la discusión al mismo tiempo que colocaba el tapón al marcador. "Pero como dije, no estoy interesado".

Esta anécdota es parte del artículo "Steve Jobs and Me", una pieza donde Schlender rememora su estrecha e inusual relación con Jobs (Jobs invitó a los hijos de Schlender a su casa para que vieran la cinta Toy Story antes del estreno y visitó a Schlender dos veces en el hospital cuando éste casi muere de una infección). Es un texto encantador, y está disponible en línea aquí.

 

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

 

 

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×