Los socios confían en que Google-Motorola no competirá contra ellos

Fabricantes de celulares con Android aseguran que no están preocupados por la próxima compra de Motorola Mobility por parte de Google
google+
Autor: Mark Milian
(Reuters) -

Mientras Google espera la aprobación regulatoria de su oferta de adquisición de Motorola Mobility, los ejecutivos de la empresa han hablado varias veces para disipar los temores de los socios de que el desarrollador de software Android se prepara para competir contra ellos.

Los socios del negocio de telefonía móvil de Google estaban comprensiblemente escépticos cuando el fabricante de Android dijo este verano que tenía previsto adquirir uno de sus rivales, creando una posible razón para lanzar mejoras de su popular sistema operativo para smartphone en los teléfonos Motorola, antes de ofrecerlas a los demás.

Google ha lanzado versiones gratuitas y de código abierto de Android a cualquiera lo suficientemente ambicioso como para descargarlo y jugar con el código. Decenas de fabricantes de teléfonos inteligentes y tabletas han aceptado esta oferta de Google, y han llegado a confiar en ella para sus negocios.

Google, que les aseguró que se enfoca en el software, no en el hardware, lucía como un socio lógico. Entonces, cuando las intenciones de la empresa para comprar Motorola salieron a la superficie, los ejecutivos de Google dijeron que estaban haciéndolo principalmente para protegerse a sí mismos y a sus socios contra litigios sobre patentes. (Motorola tiene alrededor de 24,000 patentes aprobadas o en trámite).

La adquisición de 12,500 millones de dólares todavía no ha sido aprobada por la supervisión federal estadounidense, por lo que Google no ha hablado públicamente sobre sus planes.

El presidente de Google, Eric Schmidt, ha discutido algunos planes para Motorola en una gira de tres ciudades de Asia esta semana. El martes dijo a una audiencia en Corea del Sur que la adquisición "no cambia en ninguna forma material la forma en que opera".

El director tecnológico de Sony Ericsson, Jan Uddenfeldt, dijo en una conferencia la semana pasada que Google sostiene que está comprando Motorola sobre todo por la cartera de patentes de una de las empresas de teléfonos móviles más antiguas del mundo.

"Lo último que querrían es crear una vertical, debido a que destruiría la cuota de mercado de Android", dijo en el escenario de la Cumbre Open Mobile en San Francisco el jueves. Google lideró el mercado en el último trimestre, con un 43% de propietarios de teléfonos inteligentes usando teléfonos Android, de acuerdo con la firma de investigación Nielsen.

"Somos una empresa de todo-Android ahora", dijo Uddenfeldt. "No dudamos en ser una empresa Android". 

Incluso con la ayuda de Motorola, Google podría tener problemas para pasar de ser una firma desarrolladora de software a llevar productos de hardware al mercado, dijo Uddenfeldt. "Google es una empresa de software, pero no es una marca de consumo", dijo.

Google ha sugerido que planea aprovechar la experiencia de hardware de Motorola con el fin de entender cómo integrar el software de forma más estrecha con el hardware, dijo Kevin Packingham, vicepresidente senior de productos Samsung Electronics, en una entrevista. Las patentes son quizás secundarias en términos de cómo la adquisición beneficiará a los socios, dijo.

"Yo no diría que es blanco o negro acerca del deseo de ser vertical", dijo Packingham. "Google necesita la capacidad de comprender la manera cómo integrar profundamente el hardware".

Esto podría convertir Motorola, un reconocido innovador móvil, en un glorificado brazo de Investigación y Desarrollo. Mientras tanto, Motorola despedirá a 800 de sus 19,000 trabajadores, y la empresa está preparando el lanzamiento del Droid Razr, el sucesor espiritual de uno de los teléfonos más populares de la última década. No es sorprendente que la nueva versión funcione con Android.

Incluso más que Motorola, Samsung ha estado muy cerca de Google en los últimos dos años. El par se ha asociado dos veces en lo que llama el "programa de dispositivo líder", en el que Google y un fabricante de hardware colaboraran en el primer producto que ejecutará una nueva versión de Android. Juntos desarrollaron el Nexus S y el próximo Galaxy Nexus. Google también ha trabajado con HTC para el Nexus One y con Motorola para la tableta Xoom.

Ser elegido como el socio de un dispositivo líder es una ventaja competitiva, dijo Packingham, porque la empresa tiene acceso directo a los ingenieros de Google y al código de Android antes que los rivales. Samsung espera seguir trabajando con Google en algunos dispositivos líderes en el futuro, dijo.

Andy Rubin, director del negocio móvil de Google, dijo durante una conferencia de Google en agosto para anunciar la adquisición de Motorola, que la nueva unidad será dirigida como un negocio independiente. En cuanto al trato preferencial respecto a los dispositivos líderes, Rubin dijo que Motorola "formará parte de ese proceso de licitación".

Ahora ve
No te pierdas