iPad, el nombre que llevó a Apple ante los tribunales chinos

La empresa Proview demandó a Apple por el uso de su marca 'IPAD', registrada en el año 2000.
apple
ipad 2 AFP  apple
Kevin Voigt
Autor: Kevin Voigt
Hong Kong (Reuters) -

La empresa más valiosa del mundo está peleando, en términos financieros, contra una compañía china de electrónicos por el derecho del uso del nombre iPad en el mercado chino.

La Corte Mayor de la provincia china Guangdong (en el sureste del país) decidirá si le otorga el derecho del nombre de la tableta de Apple a la empresa de tecnología Proview Shenzhen, una compañía que registró el nombre IPAD en China en el 2000, 10 años antes de que el gadget llegara a las tiendas.

Las autoridades locales ordenaron detener la venta de iPads en las tiendas en Huizhou y Shijazhuang después de un fallo en la corte de Shenzhen en contra de Apple el 5 de diciembre. Se han presentado acciones legales en Shanghái, Hong Kong y en California por Proview para impedir que Apple use el nombre de iPad.

¿De qué trata el pleito?

Ambas compañías reclaman que el nombre de iPad les pertenece legalmente. Apple dice que compró el nombre de la compañía de electrónicos asiática en 10 países diferentes. Proview dice que no vendió los derechos del nombre en China.

“Proview quiere toda la atención de Apple”, dijo Ma Dongxiao, abogado de Proview. “Si Apple no quiere cambiar el nombre, violará la ley aquí. Apple puede ser castigado por las cortes chinas o se le puede prohibir vender la iPad 3 en China”.

En una declaración a CNN, Apple dijo: “Compramos los derechos de la marca registrada iPad a Proview en 10 países diferentes hace algunos años. Proview se negó a honrar su acuerdo con Apple en China y la corte de Hong Kong se ha puesto del lado de Apple en este tema. Nuestro caso sigue pendiente en China”.

Mientras, se espera que Apple presente la iPad 3 este 7 de marzo. El caso está generando atención internacional, y Proview ha amenazado con acciones legales para impedir la exportación e importación de las tabletas; un movimiento que quebrantaría la distribución mundial del gigante de la tecnología, que depende de distribuidores chinos como Foxconn.

¿Quién le vendió qué a quién?

El caso se centra en Proview International Holdings, una marca con sede en Hong Kong que fabrica monitores de computadora y otros dispositivos. Una de sus filiales, Proview Taiwán, vendió a Apple Inc. los derechos de uso del nombre IPAD, que la compañía china había registrado en China y en otros mercados en el mundo.

Pero Proview, que fue vendida a acreedores en el 2009 después de no pagar cientos de millones en préstamos, dijo que no sabía que estaba vendiendo los derechos a Apple. Por otra parte y ésta es la clave de la disputa legal Proview Taiwán no posee los derechos de la marca IPAD en China; otra filial, Proview Shenzhen, los tiene.

Proview dice que Apple no negoció de buena manera, ya que usó una compañía ficticia que prometió no hacer productos que compitieran bajo la marca iPad. La empresa alega que el negociador ocultó que trabajaba para Apple, dio un nombre falso, y dijo que la compañía que representaba era IP Application Development, las siglas para IPAD.

Si los ejecutivos de Proview hubieran sabido que estaban tratando con Apple, habrían pedido más dinero, dice Kenny Wong, jefe de Prácticas de Propiedad Intelectual y socio en el despacho legal Mayer Brown JSM, en Hong Kong.

“Parece que Proview se dio cuenta demasiado tarde de que estaban lidiando con Apple, y se sintieron engañados, por eso trataron de encontrar lagunas en el contrato”, dijo Wong. “Y encontraron una muy creíble, de acuerdo con las leyes chinas”.

¿Se trata de los derechos de propiedad intelectual?

El hecho de que Apple esté involucrada en una demanda de gran escala sobre los derechos de propiedad con una compañía china parece, para muchos observadores, algo raro. Recientemente se descubrieron tiendas falsas de Apple y de Ikea en China el año pasado.

“Es irónico que Apple está siendo demandado por una compañía china, cuando normalmente es al revés”, dijo a CNN el analista de tecnología Andrew Mok.

Mientras la disputa de Proview se centra en un acuerdo de marca registrada, las discusiones legales en estos momentos se reducen a una disputa de términos del contrato, explica Wang.

¿Qué sigue?

Apple podría desistir y decidir renombrar la tableta en China, pero Proview podría demandarlos por daños por el uso anterior de la marca, dijo Wong. Si Apple desechara el nombre iPad también podría ser malo para Proview, o mejor dicho, para los acreedores de Proview.

“La posición financiera de Proview Shenzhen es terrible. Sus ocho bancos acreedores ven a los registros de IPAD como sus posesiones más valiosas y quisieran verlas obtener un valor 'justo'”, escribió Wong en una nota a sus clientes. “Se dice que un acuerdo (con Apple) requerirá de la aprobación de los acreedores bancarios”.

En China, los internautas se preguntan si la popular tableta de Apple será conocida ahora como la HiPad o MiPad.

Pero los consumidores en China dicen que llevarán el producto de Apple, sin importar su nombre. “No me importa cómo jueguen con esas cuatro letras”, dijo un cliente chino a CNN.

Eunice Yoon contribuyó a este reporte.

Ahora ve
No te pierdas