Con seis años de Twitter, cómo ha cambiado la respuesta a emergencias

Especialistas destacan las cualidades de inmediatez y el poder de réplica en esta red social para generar información en estos casos
tendencias twitter sismo temblor
tendencias twitter sismo temblor  tendencias twitter sismo temblor  (Foto: )
  • A+A-
Por:
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Momentos después del sismo de magnitud de 7.8 ocurrido este martes en México, las personas utilizaron internet para comunicarse, ante la saturación de las líneas telefónicas.

A través de Twitter, los usuarios contactaron a familiares y amigos, reportaron daños a estructuras y fugas de agua o gas, y dieron información sobre el estado de la zona donde se encontraban.

Ante las fallas al servicio eléctrico —que afectaron a más de dos millones de personas principalmente en el centro del país— las tecnologías móviles jugaron un papel importante. 

Minutos después del sismo, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, respondió a preguntas desde su cuenta de Twitter sobre servicios de emergencia y estuvo informando sobre la situación en la capital del país. Otras cuentas como @072GDF, de la Secretaría de Obras y Servicios, y @Caspoliciad, de la Secretaría de Seguridad, también recibieron reportes de daños.

"Con la rapidez de circulación de la información —un elemento crucial durante una tragedia— y los diversos mecanismos con los que contamos para comunicarnos, podemos tener más control de la situación y disminuir la angustia. Ya no dependemos solamente del teléfono ni de los medios”, dijo Paola Ricaurte, profesora e investigadora del Tecnológico de Monterrey.

La inmediatez para compartir mensajes ha posicionado a Twitter como un medio de comunicación eficaz en caso de desastres o emergencias.

Durante el terremoto de Japón, en marzo del 2011, los afectados recurrieron a las redes sociales para contactar a sus familiares; lo mismo sucedió en febrero del 2010, cuando los chilenos usaron este medio para buscar información sobre servicios, parientes y narrar su experiencia en el sismo.

Hace seis años, antes de la creación de Twitter, nada de esto era posible. "Solo hace falta preguntarle a quienes tuvieron la terrible experiencia del 85 el tiempo en que tardaron en comunicarse con sus seres queridos y en enterarse de la magnitud de la tragedia", dijo Ricaurte.

"Si bien las dimensiones no son equiparables, la velocidad con que la gente supo —en esta ocasión— quién estaba bien, dónde había sido el epicentro y cuáles habían sido las consecuencias, da cuenta de la eficiencia de las herramientas tecnológicas en estos casos".

El 19 de septiembre de 1985, un terremoto de magnitud de 8.1 remeció a la Ciudad de México. Según datos del Servicio Sismológico Nacional, este desastre dejó 40,000 muertos.

El sismo de este martes, con epicentro en el estado de Guerrero, tuvo una magnitud de 7.8 y dejó 11 heridos.

¿Por qué Twitter?

Durante los sismos de Japón y Chile hubo otro tipo de herramientas tecnológicas, como el buscador de personas que habilitó la página de videos YouTube y el buscador de Google.

Sin embargo, para Ricaurte, el carácter público de Twitter y su capacidad de amplificación la hacen apta para responder en desastres.  

"El hecho de que las personas tengan acceso a las líneas temporales de conocidos y desconocidos, junto con la capacidad de replicar la información que se recibe, permite que un elevado número de personas puedan enterarse instantáneamente de lo que está pasando", explicó.

"Se pueden generar redes de comunicación que se retroalimentan desde diversas fuentes simultáneamente y pueden convertirlo en algo viral en cuestión de minutos".

Maria Elena Meneses, también investigadora del Tec de Monterrey, concuerda con las virtudes de esta red social en casos de emergencia.

"Twitter tiene un cariz informativo, actúa como una especie de agencia ciudadana, tiene un carácter testimonial. Los ciudadanos llevamos los teléfonos celulares adheridos al cuerpo, lo que nos brinda total inmediatez. En el momento en que están pasando las cosas es cuando se valoran las redes sociales en toda su dimensión", dijo.

Otros servicios de comunicación usados después del sismo fueron aplicaciones para mensajes entre celulares como Whatsapp, BlackberryMessenger e incluso SMS.

Comunidades digitales

En el caso de Facebook, según Ricaurte, el uso es distinto.

"Cumple otra función: la de comunicarnos con nuestros círculos más cercanos e informarnos a través ellos", explicó.

Además de seguir las actualizaciones de autoridades y tuitear información útil durante una emergencia, "también debemos tener nuestra propia red de amigos —del barrio, de informe vial, Locatel, etcétera— para seguir más de cerca las actualizaciones que nos atañen de manera específica", dijo Ricaurte.

México es el segundo país de Latinoamérica con mayor numero de usuarios de Twitter (con 10.5 millones).

En su sexto cumpleaños, esta red social cuenta con 500 millones de usuarios.

Ahora ve