'Journey' y las recompensas de los videojuegos contemplativos

Los estudios independientes están generando títulos con menor contenido de violencia y un ambiente de relajación y reflexión
journey videojuego
journey videojuego  journey videojuego  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Colette Bennett, especial para CNN
(Reuters) -

Cuando se trata de la palabra "videojuegos", la mayoría de las personas piensan en un escenario rápido y lleno de acción, posiblemente con muchos disparos y quizá, en buena medida, con algunas salpicaduras de sangre. Pero los jugadores no sólo ansían ese tipo de experiencia; de hecho, tanto críticos como jugadores han hecho buenas reseñas a títulos que cultivan tendencias de juego intelectuales e incluso espirituales.

El martes pasado se presentó el cuarto juego del estudio independiente thatgamecompany, conocido por sus títulos bellos e interesantes que desafían los estándares convencionales. Uno de ellos, titulado Journey, se describe a sí mismo como una “parábola interactiva para experimentar la vida de una persona”. Journey coloca al jugador en el rol de una silenciosa figura con una túnica completamente sola en brillantes dunas de arena.

A lo lejos, la silueta de una gran montaña hace contraste con el resplandor del cielo en la luz de la cima. Tu destino es llegar a ese lugar, y aprender lo que posee. La metáfora es clara: Este es nuestro viaje de vida, y caminaremos sobre él para alcanzar lo que sea que se encuentre al  final.

A diferencia de los juegos más recientes, Journey es una experiencia mucho más simplificada. De hecho, el juego sólo contiene una palabra de texto: el título del principio. Más allá de eso, no hay diálogos, sólo el sonido de las pisadas de tu personaje golpeando con la arena. Desde el principio hasta el final, todo lo relacionado con esta experiencia maravillosa y misteriosa está enteramente abierto a la interpretación, y la sensación general del juego es de paz y serenidad.

Journey no es el primer juego que permite a los usuarios explorar su propio universo sin ser guiado, pero se encuentra en un camino poco transitado. La popular serie de aventura de Cyan Myst era conocida por su ambiente atmosférico y su música. El estudio japonés de desarrollo en videojuegos Team Ico también es conocido por juegos con vastos paisajes y matices espirituales como Ico y Shadow of the Colossus. Y el título recién lanzado para iPhone y iPad Superbrothers: Sword &Sworcery también cautivó a los fanáticos con una banda sonora contemplativa y un universo misterioso e inexplicable.

El diseñador de juegos independientes Jason Rohrer también sacudió a la industria de los videojuegos en el 2007 con un juego titulado simplemente Passage donde el jugador pasaba desde su nacimiento hasta su muerte, explorando la duración entera de la vida en un ejercicio de cinco minutos.

Juegos para pensar

Así que ¿cuál es el nuevo enfoque de los juegos zen? Los jugadores ¿quieren algo relajado al jugar para tomar un descanso de los títulos de acción acelerados como Halo y Call of Duty? o ¿hay algo más detrás de esto?

“Creo que lo que buscamos en Journey y juegos similares no es la relajación o el estado zen o incluso la paz, sino realmente algo como contemplación interactiva o juego contemplativo”, dice Timothy J. Welsh, profesor asistente de Humanidades Digitales en la Universidad Loyola. “Me doy cuenta de que es un término que se asocia con la meditación, el estado zen, la espiritualidad, pero pienso más en el sentido de cómo uno observa una pintura de paisaje”.

“No diríamos que una exhibición de arte quiere promover la relajación, la centralización, la paz o el estado zen. En su lugar, cuando nos paramos frente a la tranquilidad de un paisaje de Courbet; o para el caso la violencia del naufragio en una obra de Turner, lo estudiamos con una consideración activa y atenta. Impulsado por las elecciones estilísticas del artista, pensamos sobre el mundo que guarda, hacemos asociaciones, exploramos e imaginamos.

¿Qué hace a un juego contemplativo gratificante para un jugador, si no contiene los mismos retos que todos conocemos tan bien? ¿Cómo los jugadores reaccionan ante nuevos mundos donde sus metas son diferentes?

Welsh dice que los juegos de este tipo tratan de ofrecer a los jugadores algo nuevo y diferente en sus interacciones con los medios digitales.

“Llaman nuestra atención, no con gráficas en alta definición o hiperestimulación, sino a través de diseños de arte atractivos y conmovedores. Nos retan a pensar y explorar espacios virtuales, no ganar una competencia o recolectar ítems sólo porque sus ambientes son convincentes y maravillosos, en el verdadero significado de la palabra”.

“En un panorama mediático lleno de apocalipsis zombies, aliens, y ejércitos invasores reproducidos en un realismo arenoso entre verde y gris, hay mucho que decir de los juegos más allá de que sólo son hermosos, sino que invitan a la exploración, y a un pensamiento profundo. Que haya una audiencia que quiera ese tipo de experiencia para un juego, muestra qué tan lejos han llagado los juegos como intermediarios y que todavía hay mucho espacio donde crecer”.

Muchos tipos de juegos ofrecen recompensas por acción, lo que hace que los jugadores disfruten en un nivel personal y competitivo. Pero, ¿los jugadores consiguen su dosis de recompensa en los juegos pacíficos donde no se insta a la competencia?

“No sólo el ambiente (del juego) tiene un impacto en la psique del jugador. Es la mecánica”, dice Kellee Santiago, presidenta y cofundadora de thatgamecompany.

“¿Cuál es la recompensa a los jugadores en el juego? ¿Son recompensados intrínsecamente por tener un conocimiento más profundo de un rompecabezas, un momento conmovedor, o una conexión con un equipo? o ¿son recompensados extrínsecamente con luces parpadeantes, contadores de números y monedas?”

“Estas son las preguntas que debemos preguntarnos cuando pensemos sobre el impacto de los juegos en nuestras psiques”.

Los juegos han tenido temas que fomentan toda clase de reacciones que se introducen directamente en nuestras propias experiencias humanas: aventura, riesgo, la capacidad de resolver problemas. Algunos incluso nos hacen preguntas sobre nuestra ética.

Sin embargo, un título como Journey impulsa el panorama para los jugadores hacia un nuevo territorio: explorando las alegorías de nuestras propias vidas. Los jugadores nos invitan a contemplar en lugar de distraer, preguntándonos quiénes somos y qué buscamos, y al final, qué significan nuestras vidas.

Quizá esa sea la recompensa.

Ahora ve