Microsoft-Google compiten en privacidad

Las firmas pondrán una opción en sus navegadores para que los usuarios puedan bloquear publicidad; los anunciantes exigen que la herramienta aparezca deshabilitada desde fábrica.
Microsoft Google  (Foto: tomada de CNNMoney.com)
David Goldman
NUEVA YORK -

Microsoft y Google están enzarzados en una competencia -donde mucho han apostado- relacionada a la controvertida práctica de los anunciantes de registrar cada paso que los usuarios dan en Internet.

Ambas empresas pelean sobre cómo implementar la opción "Do Not Track"  (No Rastrear), un botón del navegador que pronto verá la luz y que permitirá que los usuarios imposibiliten o deshabiliten la recolección de datos en los sitios web de todas las redes publicitarias participantes.

Después de muchos años de escaramuzas y compromisos, el sistema Do Not Track logró reunir voluntades. Actualmente, la propuesta está respaldada por los principales fabricantes de navegadores, por la administración Obama, y por el 90% de las redes publicitarias y editores del país, incluyendo a Google, Yahoo y AOL.

Pero aquí es donde el tema se complica: Microsoft anunció la semana pasada que se convertirá en el primer fabricante de navegador en activar Do Not Track como la configuración predeterminada en la próxima versión de Internet Explorer, llamada IE10.

Esa decisión rompe y contraviene abiertamente el frágil compromiso cuidadosamente construido entre los defensores de la privacidad y las redes de publicidad en línea.

Aunque los defensores de la privacidad creen que sería mejor, para los usuarios, que la opción de No Rastrear se activara automáticamente, los anunciantes han dicho que sólo aceptarían la herramienta si la configuración predeterminada viene en "off." Es decir, desactivada por defecto para que después el usuario la active manualmente si no quiere ser rastreado.

El miércoles, un grupo de trabajo del World Wide Web Consortium (W3C), un organismo que fija los estándares de Internet, ratificó el acuerdo alcanzado anteriormente en torno a que el botón Do Not Track sólo debería ser activado si un usuario decide deliberadamente hacerlo.

En otras palabras, el W3C está respaldando justo lo opuesto a lo que Microsoft ha planeado para el navegador IE10.

Esa desavenencia coloca a las redes publicitarias en un aprieto. Si Microsoft lanza su navegador IE10 con la opción Do No Track activada de forma predeterminada, sería un navegador que incumple lo pactado. ¿Aún así deberán las redes publicitarias respetar la petición de los usuarios de IE de no ser rastreados?

No pudo lograrse un acuerdo sobre ese tema, según explica Jonathan Mayer, investigador de privacidad en Stanford y desarrollador de la tecnología Do Not Track que estuvo presente en la teleconferencia sostenida el miércoles entre los principales participantes de la iniciativa.

Google, Yahoo, y muchos otros anunciantes y editores argumentaron que las redes publicitarias no deberían respetar la solicitud que traerá el IE por defecto, dijo Mayer. Su postura es que una configuración predeterminada no representa la elección del usuario.

"No es claro hasta qué grado conseguiremos un acuerdo en este asunto", dijo Mayer a CNNMoney. "Uno de los representantes de Google dijo en la teleconferencia que la compañía podrá hacer lo que quiera de todos modos. Me sorprende la actitud tan transparente de algunas de estas empresas - simplemente quieren minimizar el número de usuarios que elijan Do Not Track, punto".

Un portavoz de Google declinó comentar para este artículo, pero no negó la afirmación que hizo Mayer respecto a que Google y muchos otros anunciantes desean hacer caso omiso de las solicitudes de No Rastrear en el navegador IE10.

Esa sería una medida audaz y arriesgada.

La participación en el programa Do Not Track es voluntaria, pero una vez que la compañía se suscribe a él (como Google lo ha hecho) el cumplimiento es vigilado e impuesto por la Comisión Federal de Comercio. Google podría caer en un infierno regulatorio si la dependencia resuelve que ignorar las solicitudes de No Rastrear del navegador IE10 constituye publicidad engañosa.

Microsoft, por su parte, señaló que ninguna decisión final ha sido tomada por el grupo de trabajo del W3C, y dijo que continuará trabajando con la organización sobre el tema. "Aunque respetamos la perspectiva del W3C, creemos que un estándar debería apoyar una opción de ‘privacidad predeterminada' para los consumidores", dijo en un comunicado Brendon Lynch, director ejecutivo de privacidad de Microsoft.

Un portavoz de Microsoft declinó especular sobre si Microsoft mantendría la función Do Not Track en el navegador IE10 como configuración de serie incluso si esa postura incumple la especificación oficial del acuerdo.

La ironía es que Google y Microsoft juegan en ambos lados de este debate. Las dos compañías fabrican navegadores populares y tienen grandes redes publicitarias en Internet.  Por lo que cada uno tiene que tomar la decisión: ¿Qué importa más?

En este punto, Microsoft parece estar velando por los consumidores, pero también tiene un historial de usar la privacidad como un elemento diferenciador para tratar de evitar que la deteriorada cuota de mercado de su navegador se hunda más rápido.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Mientras tanto, Google - la empresa del famoso lema ‘no seas malvado' - ha tenido recientes enfrentamientos con Apple y Microsoft sobre su furtivo rastreo de usuarios. También está bajo la mira de Washington, donde la Comisión Federal de Comercio está considerando presentar cargos antimonopolio contra la compañía.

¿Quién se saldrá con la suya?

Ahora ve
Millones de devotos llevan peticiones y agradecimientos a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×