Un cráter en el polo sur de la Luna podría tener agua congelada

Los científicos encontraron que las paredes de este cráter son más brillantes, una cualidad que podría darles el hielo
satelite
Shackleton crater moon luna agua hielo  satelite  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Sophia Dengo
Autor: Sophia Dengo
(Reuters) -

Si la humanidad alguna vez coloniza la Luna, necesitaremos recursos locales, como agua y energía solar. Los polos lunares, en los cuales hay regiones de constante luz del Sol, así como otras donde siempre impera la oscuridad, podrían ser lugares ideales para encontrar ambos.

Los científicos tienen nueva información sobre el polo sur en particular: Un estudio publicado en Nature el miércoles revela que hay agua congelada en un enorme y bien conservado cráter en esa zona. ¿Cómo hicieron ese descubrimiento?

El cráter Shackleton mide más de 19 kilómetros de diámetro, aproximadamente 3,200 metros de profundidad, y está en permanente oscuridad. Aunque la evidencia de hielo en el cráter ha sido inconsistente, con este nuevo estudio llevado a cabo por científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), de la Universidad de Brown y del Goddard Space Flight Center de la NASA, se ha hallado evidencia de que existe hielo en el suelo del cráter.

El equipo de investigación, liderado por Maria Zuber, del Departamento de Ciencias Planetarias, Atmosféricas y de la Tierra del MIT, utilizó un instrumento llamado altímetro láser a bordo del Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA (LRO por sus siglas en inglés) para crear un mapa topográfico altamente detallado del cráter Shackleton.

El láser básicamente iluminó el área, lo que le permitió al equipo tomar medidas sobre la reflectividad natural (albedo) en el interior del cráter, cosa que Zuber describió como “extremadamente fuerte”.

Esas mediciones revelaron que el suelo del cráter es mucho más brillante que el suelo de cráteres cercanos, lo que es consistente con la presencia de hielo en la zona. El hielo puede representar el 22% de la primera capa de un micrón (una milésima parte de un milímetro) de espesor que conforma el suelo del cráter, lo que Zuber calcula serían cerca de 400 litros de agua. No es mucho, pero tampoco incluye el hielo que podría existir bajo la superficie.

Los investigadores también observaron que las paredes del cráter eran más brillantes que el suelo, lo que fue una sorpresa, considerando que se pensaba que si existía agua en el cráter Shackleton, sería en el suelo, ya que ahí llega menos luz solar que la que reciben las paredes del cráter.

Zuber y su equipo explican que las paredes sean más brillantes con la teoría de que ocasionales sismos lunares podrían provocar que tierra más antigua y oscura, adherida a las paredes del cráter Shackleton, se deslizara y dejara al descubierto tierra más brillante que hay debajo.

LRO orbita la Luna de polo a polo, lo que permite que el altímetro láser pueda hacer mapas de diferentes porciones de la Luna con cada vuelta que le da. Cada porción contiene información de ambos polos lunares. Zuber y su equipo han utilizado cerca de 5 millones de mediciones hechas al cráter Shackleton para crear su mapa, lo cual es sin precedentes dado su nivel de detalles y su importancia para ayudar a estudiar la formación del cráter entre otros procesos lunares. Mapas detallados como éste son también útiles para planear futuras misiones con robots o humanos.

Una de esas futuras misiones es la misión la de la astronave GRIAL (Gravity Recovery and Interior Laboratory) de la NASA, la cual también orbita la Luna. “Intentaremos detectar evidencia de la existencia de hielo en el subsuelo este otoño”, dijo Zuber.

Ahora ve