¿Revelas tu ubicación? ¡Cuidado!

Las ‘apps’ que divulgan tu localización podrían compartir más datos privados de lo que crees; una serie de ataques sexuales han alertado a desarrolladores y usuarios sobre estos riesgos.
4square  (Foto: AP)
Laurie Segall
NUEVA YORK -

Cuando 'John', un hombre gay de una ciudad al sur de Estados Unidos, tropezó con Grindr, una aplicación de localización y contacto para hombres gay, él lo vio como una oportunidad de conocer a personas con ideas afines en su ciudad natal.

"Pensé que era estupendo porque puedes ver la proximidad de la gente - sabías que no estabas hablando con alguien de California", dijo en una entrevista con CNNMoney. (John no es su verdadero nombre. Él pidió el anonimato para este artículo para proteger su seguridad).

Grindr es una de las aplicaciones sexualmente explícitas que detectan la ubicación de los usuarios y les ayudan a hacer arreglos para reunirse en persona, pero John insiste en que su objetivo era ampliar su círculo social: Él y su novio de tres años esperaban que Grindr les ayudara a hacer amigos en una ciudad donde se sentían aislados a causa de su orientación sexual.

"Ninguno de los dos bebemos, y queríamos encontrar una manera de conectar con otras parejas para salir a viajes por carretera", dice John.

John descubrió la aplicación en iTunes de Apple, y comenzó a charlar en Grindr con un hombre que también indicó que estaba buscando amigos. Después de casi un mes de enviarse mensajes constantemente e intercambiar números telefónicos, John accedió a encontrarse con el hombre -quien se auto indentificó como VIH positivo- para almorzar.

Lo que ocurrió después fue una pesadilla. Durante el almuerzo, John recuerda haberse levantado de la mesa durante un par de minutos para ir al baño, dejando su refresco sin vigilancia. Él describe haberse sentido "mareado" después, y recuerda vagamente un ataque sexual en el vestidor de una tienda departamental.

Horas más tarde, John estaba en el hospital. Un informe policial presentado por John y compartido por la agencia local de policía con CNNMoney coincide con la historia de John: que fue drogado y violado por el hombre al que acababa de conocer. John dice que desde entonces se ha realizado múltiples pruebas de VIH -todas negativas hasta el momento- y que ha gastado miles de dólares en facturas médicas y en atención psicológica tras el ataque.

El ataque contra John es una historia de horror con una app de localización, pero es parte de una tendencia creciente identificada tanto por la policía como por aquellos en las trincheras de la alta tecnología: A medida que los usuarios adoptan las aplicaciones para indicar su paradero, los depredadores están adoptando las mismas herramientas.

"No tenemos ninguna duda de que este tipo de cosas sucede todo el tiempo", dice la sargento Amy Watkins, una oficial de información pública que trabaja para el departamento de policía de Visalia, California. "Los depredadores se están uniendo a estas aplicaciones de localización. Estoy segura de que este tipo de delitos ocurren y no son reportados".

El tema llegó a los titulares esta semana cuando la aplicación para coquetear Skout suspendió su red para adolescentes. La empresa, cuya aplicación se enfoca en tu ubicación y te muestra a otros usuarios de Skout en las cercanías, tomó la decisión a raíz de tres reportes separados de hombres que violaron a menores de edad después de hacerse pasar por adolescentes en la comunidad Skout para gente de entre 13 y 17 años de edad. Las presuntas víctimas tenían 12, 13 y 15 años de edad.

"Por ahora, creemos que sólo hay una cosa que podemos hacer: Hasta que podamos diseñar mejores protecciones, estamos cerrando temporalmente la comunidad de menores de 18 años", escribió el fundador de Skout, Christian Wiklund, en una publicación de blog acerca de la suspensión. "Sentimos muchísimo esto, pero no creemos que tengamos otra opción".

Cuándo cambiaron las cosas

Las aplicaciones de check-in como Foursquare siempre han conllevado riesgos, pero expertos en tecnología dicen que el panorama de la ubicación cambió a mediados de 2010. Fue entonces cuando Apple añadió la capacidad multitarea de apps a su sistema operativo móvil, lo cual abrió la puerta al envío de ubicación como una tarea en segundo plano.

Por primera vez, las aplicaciones del iPhone podían permanecer abiertas indefinidamente, rastreando y transmitiendo la localización del usuario.

Eso permitió a los desarrolladores crear una ola de "herramientas de descubrimiento social", como Highlight, que sigue abierta en un segundo plano y avisa a los usuarios cuando personas con intereses similares se encuentran en las cercanías. Highlight y su red de rivales -Banjo, Glancee, Sonar, Kismet- fueron la principal atracción de este año en la conferencia South By Southwest, conocida como SXSW. Una conferencia anual que a menudo sirve como plataforma de lanzamiento para la 'próxima gran tecnología'.

Pero el mundo de aplicaciones sociales sigue siendo una especie de medio oeste salvaje, donde los desarrolladores a menudo están pidiendo perdón en vez de permiso. El servicio de streaming de música Spotify y la aplicación de video SocialCam son algunas de las aplicaciones que han sufrido críticas recientemente por intercambiar datos de manera más amplia que lo que muchos usuarios creían. No transmiten datos de ubicación pero, por defecto, ambas aplicaciones difunden todo lo que se ha hecho en ellas; lo que tomó a muchos usuarios por sorpresa.

Además, los usuarios a menudo simplemente no entienden los riesgos a los que se están exponiendo. Un estudio reciente realizado por el grupo de control comercial de tecnologías de la información ISACA reveló que 58% de los propietarios de teléfonos inteligentes usan aplicaciones basadas en localización. Casi la mitad de los encuestados -43%- dicen  que nunca leen los acuerdos de usuario de las aplicaciones que descargan. Otro 25% dijo que leen los acuerdos, pero que "en general, creen que no son claros acerca de la información que recopilan y cómo será utilizada".

Grindr exige a sus usuarios crear manualmente un perfil personal y decidir qué tipo de información transmitirán, como su foto, edad, estatura y estado civil. Skout tiene una opción de 'Ingresa con Facebook', que configura automáticamente un perfil básico. Utilizarla y permanecer con los valores predeterminados revelará tu primer nombre, tu foto de perfil de Facebook, tu edad y tu género a los usuarios de Skout en las cercanías.

"Nuestra percepción es que esto es el comienzo de una tendencia a largo plazo", dijo Marios Damianides, un experto en la geolocalización de ISACA. "Una vez que los problemas de seguridad sean más destacados, la gente tendrá más conciencia".

La sargento de policía Watkins estima que la mayoría de los delitos vinculados a las aplicaciones basadas en la localización no son denunciados. Ella se involucró en este campo cuando estaba investigando un ataque sexual local. El atacante, quien fue detenido el año pasado y no refutó los cargos, utilizaba Grindr para cazar a sus víctimas. Actualmente se encuentra cumpliendo una condena de cuatro años de prisión.

"Sabemos que él tenía otras víctimas. Terminamos localizando a una", dice ella.

Cuando se le preguntó acerca de los ataques vinculados a su aplicación, el presidente ejecutivo de Grindr, Joel Simkhai, dijo que "las mismas reglas" aplican en el mundo real y en el mundo virtual para protegerte a ti mismo.

"Es realmente tu responsabilidad usar todas las habilidades que has utilizado en toda tu vida para navegar a través de todas estas nuevas interacciones", dijo a CNNMoney. "Observamos cada situación y nos involucramos cuando podemos. Animamos a la gente, si es que se cometió algún crimen, a ponerse en contacto con las autoridades".

El presidente ejecutivo de Highlight, Paul Davison, cuya aplicación fue lanzada hace tres meses, dice que aún estamos en territorio desconocido.

"Esta nueva tecnología -para ver personas a tu alrededor y compartir un poco de información de manera privada y controlada- es nueva, así que todavía estamos averiguando cuál debe ser la norma", comentó. "Hay toda clase de detalles que tienes que entender correctamente".

En el caso de John, el hombre que lo atacó todavía está ahí fuera. Después de que su queja fue transferida de ida y vuelta interminablemente debido a un desacuerdo jurisdiccional entre dos departamentos de policía, optó por abandonarla.

"Tengo que empezar a lidiar con esto internamente", dice.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Una forma de hacerlo es empezar a hablarlo.

"Mi meta es educar a toda la gente de los peligros de conocer gente en estas aplicaciones", dice John. "Hay mucha gente que simplemente no sabe en lo que se está metiendo".

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×