La nueva versión de Office ¿una apuesta contra GoogleDocs?

La nueva versión del 'software' pretende que los documentos sean compatibles en dispositivos móviles, con tecnología basada en la nube
Autor: Heather Kelly
(Reuters) -

Para la última versión de Office, Microsoft está apostando en grande a documentos accesibles en múltiples plataformas, por un diseño pulcro y características de colaboración mejoradas, que mantendrán su software como un producto relevante para los usuarios actuales.   

Microsoft anunció el lanzamiento de sus productos compatibles con Windows 8: Office 13 y Office 365 durante un evento de prensa el lunes pasado. Esta renovación pretende ayudar en la lucha contra un mercado para PC que es, cada vez, más reducido, competidores web que son gratuitos y la influencia de los consumidores en los departamentos de sistemas de las empresas.

“En cierto sentido, nos sentimos como en 1995”, dijo emocionado Steve Ballmer, director ejecutivo de Microsoft, durante el evento. La nostalgia puede deberse a que fue en ese año cuando Internet Explorer debutó, pero el tema más repetido acerca de la nueva versión de Office es que se trata del "Office moderno".

Office reina como el producto más lucrativo de Microsoft y mantiene un 90% del mercado para PC, según la firma de investigación Gartner. Pero en años recientes ha habido muchos competidores baratos o gratis pisándole los talones, el más notable de ellos, Google Apps, un conjunto de software para procesamiento de palabras, hojas de cálculo, presentaciones y correo electrónico basado en la nube.

A las herramientas de Google les faltan algunas de las características que se pueden encontrar en el Office de Microsoft, pero para muchos usuarios, esa simplicidad es parte de su atractivo.

“Mantener el mercado siempre es un reto, especialmente cuando estás compitiendo contra lo barato o lo gratuito, pero Microsoft ha estado compitiendo contra programas más baratos y gratuitos por más de una década y continúa haciéndolo bastante bien”, dijo el analista de Gartner, Michael Silver.

Microsoft aún toma con seriedad la invasión de Google, e incluso ha creado un equipo especial de Competencia contra Google para evitar que los usuarios corporativos de Office cambien a Google Apps, según informó The Wall Street Journal.

Además de evitar que los usuarios cambien a otros productos, Microsoft debe persuadirlos de actualizar versiones pasadas de Office. En el pasado, un diseño confuso o la reducción de soporte para algunos plug-ins han sido razón suficiente para que los usuarios eviten actualizar el sistema y prefirieran quedarse con las versiones viejas con las que están a gusto. Las actualizaciones pueden darse muy lentamente dentro de las grandes compañías, donde actualizar a todos los usuarios es costoso y complicado.

“Las organizaciones aún están instalando Windows 7 y Office 2010, y debido a la urgencia de tener Windows XP listo para abril de 2014 cuando se termine el servicio de apoyo, tanto Office 2013 y Windows 8 deberán pasar a segundo plano por un tiempo”, dijo Silver.

Mientras que las grandes corporaciones son lentas para cambiar a las nuevas versiones de software, recientemente ha habido un cambio en su adopción de nueva tecnología. Cada vez más y más la tecnología para los consumidores está llegando a la puerta principal de los negocios y está siendo aprobada por la gente que la usa, en lugar del departamento de sistemas.

La tendencia de traiga-su-propio-dispositivo fue iniciada por los ejecutivos que se negaban a dejar sus amados iPhones en casa, obligando a las compañías a adaptarse rápidamente. La proliferación de cuentas gratuitas para correos electrónicos de Google llevó a los usuarios a cambiar a Google Docs, y eventualmente a presionar a sus empleadores para cambiarse a Google Apps.

La mayor parte de la presentación del lunes se hizo con dispositivos touchscreen (una tableta, así como una enorme pantalla HD de 82 pulgadas multitouch conectada a una PC con Windows 8). La expansión de Office hacia las tabletas puede ser necesaria para su crecimiento. El mercado de las PC ha estado luchando contra las caídas en las ventas de computadoras personales y portátiles. Una caída de 1% a nivel mundial el trimestre pasado en comparación con el mismo periodo durante el año pasado.

Los smartphones y tabletas son considerados dispositivos secundarios y terciarios, pero los usuarios desean trabajar de manera efectiva en todos ellos y eso requiere de software basado en la nube.

Así que para estos tiempos, Office debe fusionar dos mundos para no perder consumidores.

“Aún puedes comprar software e instalarlo”, dijo Ballmer. “Eso no va a desaparecer, al menos en esta etapa del juego”.

Ahora ve
No te pierdas