El vehículo 'Curiosity' se alista para aterrizar en Marte y hacer historia

El 'rover' de la NASA realizará complicadas maniobras para llegar a Marte y estudiar la posibilidad de la existencia de vida en el planeta
Curiosity rover Marte
Elizabeth Landau
Autor: Elizabeth Landau
PASADENA, CALIFORNIA (Reuters) -

Una hora antes de que el vehículo de exploración en Marte, el Curiosity, esté programado para hacer su aterrizaje en la superficie del planeta vecino, debe haber cacahuates.

David Oh, director principal de vuelo para la misión, explica que por décadas han tenido la tradición de abrir latas de cacahuates y pasarlas al equipo en el Laboratorio de Propulsión Jet de la NASA, responsable de supervisar el aterrizaje del rover, que se prevé este lunes a las 00:31 horas (tiempo del centro de México).

“Siempre ha sido un amuleto de la suerte para nosotros, y las misiones siempre han parecido resultar mejor cuando tenemos cacahuates (...) Para aterrizar esto, tomaré toda la gran ingeniería que tenemos, y también toda la suerte que nos pueden dar”, dijo Oh. 

Debido a lo complicado e intrincado que será este aterrizaje, no es sorpresa que los científicos tomen precauciones extra, incluso las supersticiosas.

La NASA lanzó una herramienta llamada Eyes on the Solar System (Ojos en el Sistema Solar) que te permite visualizar Marte y sus alrededores utilizando los los datos más recientes. Incluso hay una modalidad donde puedes ver el proceso de aterrizaje. El popular video de la NASA, Curiosity’s Seven Minutes of Terror (Siete minutos de terror del Curiosity) también ilustra cuán extraordinario será este aterrizaje.

Aunque “se ve un poco loco (...) Les prometo que es el método menos loco que puedes utilizar para hacer que un rover del tamaño del Curiosity llegue a Marte”, dijo Adam Steltzner, el ingeniero principal que supervisa la llegada del vehículo.

Steltzner dio a los reporteros algunos de los puntos destacados del aterrizaje este jueves:

Para empezar, la nave espacial viaja a 20,921.4 kilómetros por hora. Jets de control de reacción ayudarán al Curiosity a dirigir su camino a través de la atmósfera, la denominada “fase de entrada hipersónica”. Luego viene el paracaídas, aproximadamente a 1,609.3 kilómetros por hora, con el paracaídas supersónico más grande del mundo (21.03 metros de diámetro).

El vehículo desprende su escudo de calor y comienza a buscar el suelo. Aproximadamente a 1.6 kilómetros de la superficie, los motores del cohete reducirán la velocidad del rover de 321.8 kilómetros por hora a 2.4 kilómetros por hora, en un vuelo recto vertical. El Curiosity se separará de la estructura de descenso aproximadamente a 20 metros sobre la superficie y continuará “suavemente hacia la superficie”. La etapa de descenso será recortada y volará a una distancia segura, “dejando las ruedas del Curiosity en el terreno marciano y listo para comenzar la misión en la superficie”.

Mientras cruza a través del espacio, el Laboratorio de Ciencia de Marte ha hecho ciencia. Diez días después de su lanzamiento, el detector de radiación a bordo de la nave espacial ha ayudado a los científicos a caracterizar el ambiente de radiación, que es un dato útil si vas a enviar humanos a ese lugar algún día.

El ambiente de radiación en Marte es diferente porque no tiene un campo magnético global protegiéndolo, y su atmósfera es sólo el 1% del grosor de la Tierra.

Los investigadores han observado varias picos en radiación dentro del vehículo durante el viaje, notablemente en marzo. Aunque ese pico en particular no sería letal para los humanos, en una misión a Marte que duraría entre dos y tres años, esas dosis se sumarían. Es una contribución significativa al límite de dosis total en el tiempo de vida de un astronauta, dijo Donald Hassler del Instituto de Investigación Southwest en Boulder, Colorado, Estados Unidos.

El Curiosity tiene 17 cámaras a bordo, con siete sólo en el mástil. Esto significa que puede cubrir un rango de resoluciones desde unos pocos milímetros a algunos micrones en escala. El Curiosity tiene cámaras significativamente más avanzadas que las que están a bordo de los pasados rovers más recientes, el Spirit y el Opportunity. “Tenemos el equivalente de una tarjeta de memoria de 8GB en cada cámara”, dijo Michael Malin, presidente y jefe científico en el Sistema de Ciencias Espaciales Malin en Estados Unidos.

Este rover tiene un reto difícil: determinar la habitabilidad de Marte. Sabemos que la vida necesita tres ingredientes principales: un solvente (agua), estructura (compuestos de carbón) y energía, dijo Michael Mayer, científico líder en el Programa de Exploración de Marte. Otras misiones en Marte han mostrado que el planeta pudo haber sido habitable en el pasado. El Curiosity buscará moléculas orgánicas, que pueden sugerir que la vida ha existido en Marte, aunque no es una prueba.

A medida que el Curiosity suba al Monte Sharp, su destino, examinará sus capas sedimentarias planas que se formaron con el tiempo. No sabemos cómo fue creada esta montaña, porque Marte no tiene placas tectónicas como la Tierra, dice John Grotzinger, el científico líder en la Misión del Laboratorio de Ciencia de Marte.

Hay mucho por que emocionarnos sobre el Curiosity en Marte. Pero primero tiene que llegar allí. El Laboratorio de Propulsión Jet da mucho de qué hablar entre los científicos y periodistas ansiosos por ver lo que sucederá.

Ahora ve
Científicos hallan en Portugal un raro tiburón calificado como ‘fósil viviente’
No te pierdas
×