Los accesorios, el 'otro mundo' al que da vida el iPhone 5

También los fabricantes de estuches, bocinas y otros accesorios esperan ansiosamente los nuevos 'gadgets' de Apple
¿Y... qué hacer con el iPhone viejo?
Autor: Heather Kelly | Otra fuente: 1

Nota del editor: CNNMéxico te regala un iPhone 5, un nuevo iPod Touch y un iPod Nano de nueva generación.Si quieres participar, haz clic aquí.

(CNN) — Vender accesorios de smartphones se trata de estar en el lugar y el momento correctos.

Al equipar un nuevo y brillante dispositivo móvil, la gran mayoría de las personas adquiere un nuevo estuche y otros aditamentos el mismo día que compran el teléfono, o durante los primeros tres meses.

Para los fabricantes de accesorios de Apple, esto representa un problema: Apple no da a conocer las medidas de sus gadgets antes de lanzarlos, así que los fabricantes tienen que esperar hasta el anuncio del dispositivo para comenzar a crear sus productos, y en ocasiones pierden ventas potenciales, o pueden tomar la ruta más común de utilizar filtraciones no oficiales e información de las fábricas.

El nuevo iPhone 5 sale a la venta este viernes en Estados Unidos, nueve días después de ser anunciado por Apple. El dispositivo es más alto y más delgado, y tiene un nuevo puerto que no encaja con los antiguos cables para conectarlo a la red eléctrica o a otros dispositivos, como bocinas.

Para los consumidores del nuevo iPhone, esto significa gastar dinero para reemplazar los estuches, cables y bocinas obsoletos. Para los fabricantes de accesorios, significa una oportunidad para aumentar sus ventas.

Los accesorios de smartphones son un negocio lucrativo, y los propietarios de iPhones predeciblemente los buscarán para mimar a sus dispositivos. El iPhone representa 6,000 millones de dólares del mercado mundial de accesorios de smartphones, que se prevé será de 20,800 millones de dólares en 2012. El propietario promedio de un smartphone gasta 56 dólares en aditamentos por cada dispositivo.

“Hay más de 1,000 millones de teléfonos enviados cada año, y cada uno de ellos impulsa la compra de accesorios”, dijo Michael Morgan, analista de dispositivos móviles en ABI Research.

La clave del mercado de accesorios es que estos productos ya estén en los estantes para cuando los usuarios compren un nuevo teléfono. Por ejemplo: el 75% de los iPhones vendidos tendrá un estuche comprado para estos en algún punto. De todos los estuches de smartphones vendidos por todas las marcas, el 38% son comprados al mismo tiempo que el teléfono, y el 36% son comprados en los primeros tres meses, según ABI.

Un afortunado y selecto grupo de empresas está al tanto de los detalles directamente desde Apple antes del anuncio de un producto importante.

Se les informa sobre las especificaciones —probablemente después de firmar cientos de páginas de acuerdos de confidencialidad— para que puedan comenzar la producción de nuevos accesorios compatibles por adelantado. Apple incluso tiene un programa especial llamado MFi para diseñadores y fabricantes de accesorios que utilizan componentes con licencia. A veces obtienen acceso a especificaciones por adelantado y pueden etiquetar sus productos como aprobados por Apple.

Para este lanzamiento, Apple se alió con la empresa de bocinas Bose, entre otros fabricantes.

La mayoría de los fabricantes de accesorios tienen que esperar o recurrir a medidas extraordinarias. Algunas filtraciones sugieren que las fábricas en Asia que se especializan en hacer accesorios de iPhone y iPad tengan especificaciones y prototipos confiables de los productos finales de Apple meses antes del lanzamiento.

Estas fábricas crean archivos CAD (un dibujo técnico digital) o moldes plásticos de productos que no han sido anunciados, con los detalles de dónde se ubicarán los botones y puertos. Los diseñadores pueden utilizar estas herramientas para crear nuevos productos.

Las empresas utilizan esta información en diversos grados para prepararse para el lanzamiento de un producto. Aunque la fiabilidad de las filtraciones ha aumentado desde que el primer iPhone salió en 2007, no está garantizada, y algunas empresas siguen nerviosas sobre trabajar con información no oficial.

“Esa no es la forma en que operamos”, dijo Dave Gatto, presidente ejecutivo de Incase, un fabricante de accesorios relacionados con Apple. “Obtendremos el producto cuando llegue a la tienda, estaremos en línea con todos los demás”.

Incase no comenzó la producción de nuevos estuches sino hasta después del anuncio de Apple, dijo Gatto. Sin embargo, la empresa sí utilizó información, como las especificaciones del teléfono filtradas a la prensa tecnológica, para prepararse todo lo posible por adelantado para que los estuches estén en las tiendas rápidamente. La empresa diseñó nuevos estuches para la forma más alta, e incluso produjo y fotografió prototipos físicos el mes antes de la conferencia de Apple.

Un equipo de avanzada fue enviado a las fábricas en China y toda la empresa entró en una llamada de Skype para seguir el anuncio de Apple en vivo el 12 de septiembre. Para esa tarde la empresa anunció los nuevos estuches de iPhone 5 que estarán listos dentro de tres y cuatro semanas.

Los “bienes no duraderos”, como los estuches, son más fáciles de cambiar, y las empresas han tenido mucha práctica a lo largo de los años. Pero para los fabricantes de hardware, el nuevo puerto fue un reto.

iHome fabrica populares accesorios de iPhone y iPad, como radiodespertadores y bocinas. La empresa se negó a decir si obtuvo información oficial antes del anuncio del iPhone (en su sitio dice que sus productos son compatibles con MFi).

“Cuando anticipamos un cambio importante en un producto, incluso meses antes de que se haga un anuncio, hacemos una lluvia de ideas con varias opciones e incluso comenzamos a acelerar modificaciones básicas de ingeniería”, dijo Ezra Ashkenazi, presidente ejecutivo de iHome, en un correo electrónico. La empresa usualmente tarda entre siete y nueve meses en enviar nuevos productos, pero dice que este trabajo anticipado reduce entre dos y tres meses de ese ciclo.

iHome planea comenzar a vender nuevos productos a principios de 2013.

Las empresas no esperan a enganchar a un cliente para comenzar a producir, prediseñarán e incluso comenzarán la producción de los accesorios antes de que Apple haga público su nuevo dispositivo. Después, tratarán de vender esos bienes en tiendas minoristas de gran distribución como las estadounidenses Best Buy, Target y Walmart, así como a marcas individuales que comprarán inventario y luego añadirán su propio logotipo.

Con el paso de los años, los rumores y las filtraciones sobre productos inéditos de Apple se han vuelto más comunes y algunas veces incontrolables incluso por los acuerdos de confidencialidad más fuertes.

Fragmentos de información viajan entre fábricas o incluso unidades de la misma empresa. La mayoría de las fábricas no tienen una relación monógama con Apple o con los vendedores terciarios aprobados con acceso a especificaciones por adelantado, y también pueden hacer productos para otras empresas.

En su lista de 2011 de proveedores, Apple nombró 97 empresas que contrata para crear materias primas y para fabricar y ensamblar productos. Muchas de esas empresas sólo manejan un pequeño detalle, como proporcionar los elementos básicos que son utilizados en los iPhones. Otras producen más accesorios específicamente para Apple, como Cosmosupplylab Ltd. lo hizo con la Smart Cover (Cubierta inteligente) de la iPad.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Navegar el mundo de las fábricas y rumores es esencial para las empresas que compiten por esos primeros dólares de los accesorios. Pero incluso si no están listos para la fecha de lanzamiento de este viernes y el surgimiento de compras de nuevos iPhone 5, no están fuera del juego. Todavía tienen un despliegue global de dispositivos que esperar, y el proceso podría comenzar de nuevo si Apple lanza la rumorada iPad más pequeña este otoño.

 

Ahora ve
¿Cómo Flexi pasó de ser una pequeña productora a una empresa multinacional?
No te pierdas
×