Windows 8: el reto de renovar un clásico

El nuevo sistema operativo de la tecnológica podría provocar el disgusto de los consumidores fieles; la mayor crítica es que está pensado para pantallas táctiles de PC, un mercado en pañales.
windows 8  (Foto: Cortesía Fortune)
Cyrus Sanati
NUEVA YORK -

¿Será el lanzamiento de Windows 8 el próximo momento ‘New Coke' de Microsoft?

Al igual que cuando Coca-Cola introdujo una nueva versión de su celebrada bebida en 1985, la última versión de Microsoft de su omnipresente sistema operativo para PC podría ser una desviación demasiado radical de las versiones anteriores, lo que podría desencadenar una revuelta entre los consumidores, del modo en que la New Coke hizo con Coca-Cola. Y si la confusión y la mala publicidad ensombrecen el lanzamiento de Windows 8, el plan de la empresa para enfrentarse a Apple y Google en la batalla por controlar los mercados de móviles y tablets podría verse en peligro.

Microsoft ha sido criticada durante años por su falta de innovación en comparación con sus rivales en Silicon Valley. Además del lanzamiento de su sistema de juegos Xbox, Microsoft ha fracasado en salir al mercado con un producto realmente revolucionario desde el lanzamiento de su sistema operativo Windows 95 hace diecisiete años.

Los actuales teléfonos Windows de la compañía han luchado por competir con Android de Google y iOS de Apple. La compañía también ha derrochado miles de millones de dólares para ponerse al día con el liderazgo de Google en las búsquedas.

Su intento por incursionar en el mercado de la publicidad en Internet con la adquisición por 6,300 millones de dólares de aQuantive en 2007 fue una derrota aplastante que finalmente obligó a la firma a ajustar el valor de la compañía a tan sólo 100 millones de dólares.

La amortización de aQuantive a principios de este año obligó a Microsoft a reportar su primera pérdida trimestral en la historia, una mancha en sus relaciones públicas. Podría argumentarse que la mayor hazaña de Microsoft en los últimos años fue alejarse de su totalmente equivocada oferta de 45,000 millones de dólares por adquirir al estropeado gigante de Internet Yahoo! en 2008. Si ese acuerdo hubiera sido cerrado, Microsoft estaría enfrentando una amortización mucho más grande que sólo 6,200 millones de dólares.

A pesar de todos sus problemas, Microsoft todavía gana dinero. Esto se debe al continuo dominio de su sistema operativo Windows y su suite de productos Microsoft Office, que incluye el programa de procesamiento de textos Microsoft Word y la hoja de cálculo Microsoft Excel.

Windows y MS Office representan el 25% y 35%, respectivamente, del total de ventas de Microsoft y una porción mucho mayor de sus beneficios. Windows tiene una cuota de mercado en computadoras de escritorio que ronda en torno al 92%, según datos de NetMarketShare. Así que incluso con sus tropiezos y negocios fallidos, la compañía sigue siendo relevante en el mundo de la tecnología y en el de las inversiones, pagando un grueso 3% de rendimiento en dividendos a los accionistas.

Una de las razones por las que Microsoft ha sido capaz de mantener su participación en el mercado masivo de los usuarios de PC es la amplia familiaridad con Windows y MS Office, tanto en el lugar de trabajo como en el hogar. La alfabetización en sus principales productos forma parte de los fundamentos de computación, en otras palabras. A nadie le gusta volver a aprender algo; como la forma de abrir un documento o apagar un equipo. Así que, mientras Wall Street se queja de la falta de innovación de la firma, los usuarios se benefician de la consistencia de los productos de Microsoft.

Microsoft sabe muy bien lo sensibles que son los usuarios a los cambios. Es por eso que en su último sistema operativo, Windows 7, los usuarios tienen la posibilidad de personalizar algunos menús para que luzcan como lo hacían en las generaciones anteriores de Windows.

Sin embargo, con Windows 8, Microsoft está quitando una multitud de características clásicas sin ofrecer a los usuarios la capacidad de restaurarlas. También añade muchas nuevas características que no funcionan muy bien en un escritorio tradicional que utiliza un ratón y un teclado.

Resulta que Windows 8 está diseñado principalmente para ser usado en un PC con pantalla táctil, un área del mercado que apenas está en su infancia. Por ejemplo, en la versión previa al lanzamiento del sistema operativo, desarrolladores y usuarios han tenido dificultades para encontrar la manera de salir de la pantalla de bienvenida de Windows 8 para acceder a sus archivos. La manera de hacerlo es desplazarse hacia arriba, un movimiento que es algo intuitivo en una pantalla táctil, pero que es totalmente ajeno al ratón y al teclado.

Comenzar a usar el sistema es sólo el comienzo de la pesadilla. Una vez dentro, en vez del escritorio normal de Microsoft, que ha existido desde hace décadas, los usuarios dan la bienvenida a un grupo de cuadros de colores que flotan en un fondo negro, llamado ‘Live Tiles'.

Los cuadrados se deslizan en la pantalla horizontalmente, obligando a los usuarios a desplazarse a la derecha o a la izquierda, o a hacer un scroll lateral con un ratón, que de nuevo es un movimiento extraño para la mayoría de los usuarios de un dispositivo sin pantalla táctil. Hay un modo de llegar a una pantalla que se parece a un escritorio normal, pero le falta el botón ‘Inicio' en la barra de tareas, que normalmente sirve como puerta de entrada a todas las funciones del equipo. Al eliminar el botón de inicio, el escritorio falso básicamente pierde su propósito primordial.

Ha habido mucha crítica sobre la capacidad de uso del sistema operativo. Por ejemplo, se necesitan tres o cuatro pasos simplemente para cerrar la computadora. Menús importantes como ‘Panel de control' y otros simplemente no existen, y sus funciones están repartidas a través de todos los azulejos flotantes. Así que además de ser diferente, el nuevo sistema operativo también parece ineficiente.

Naturalmente, Microsoft se siente diferente. "A lo largo de la historia de la computación, la gente se ha adaptado una y otra vez a nuevos paradigmas y métodos de interacción, incluso cuando sólo cambian entre los distintos sitios web y aplicaciones y teléfonos", escribió Steven Sinofsky, presidente de Windows y Windows Live Division en Microsoft, en una extensa entrada del blog sobre la historia de Windows. "Vamos a ayudar a que la gente empiece con el pie derecho, y tenemos confianza en que la gente encontrará rápidamente que los nuevos paradigmas son una segunda naturaleza".

Para ser justos, Microsoft fue inteligente al desarrollar un sistema operativo basado en tablets, pero parece haberse precipitado un poco. Aunque se prevé que el mercado de las PC eventualmente avance hasta estar basado en la tecnología táctil, la transición apenas está comenzado y se espera que tarde varios años en llegar al mercado.

La compañía lanzará Windows 8 en una serie de teléfonos móviles con pantalla táctil, así como en su propia tablet PC, la Microsoft Surface, que será el primer equipo basado en Windows en ser diseñado por Microsoft.

Los teléfonos con pantalla táctil y las tablets son plataformas de lanzamiento ideales para Windows 8, pero forzar el sistema operativo entre los usuarios de las PC en este momento, cuando el 99% no está utilizando PC con pantalla táctil, parece un error.

Esto se debe a que la frustración que los usuarios posiblemente experimentarán cuando usen Windows 8 en su PC podría hacer que evitaran los teléfonos Windows 8 y la Surface. El temor es que esas ‘Live Tiles' podrían provocar en los usuarios el equivalente digital al trastorno de estrés postraumático, haciéndolos huir con horror cada vez que las vean.

Eso sería una pena, ya que Windows 8 no es malo cuando se ejecuta en dispositivos de pantalla táctil.

Comenzando en una distante tercera posición detrás de Apple y Google en la plataforma móvil, Microsoft necesita lanzar Windows 8 sin problemas si pretende robar participación de mercado de cualquiera de las dos compañías en ese mercado en crecimiento crítico.

Es difícil ver cómo podría suceder eso debido a todos los comentarios negativos que han emergido de profesionales de las tecnologías de la información que han estado utilizando la versión pre-lanzamiento de Windows 8 desde hace casi un año. El consenso general parece ser que Windows 8 estaría mejor si fuera restringido a los dispositivos de pantalla táctil, pero eso parece imposible ahora, con el lanzamiento de un producto a tan sólo un mes de distancia.

Puede que Windows y MS Office no sean el mejor software en sus respectivos campos, pero son cómodos y familiares para los usuarios, como un guante viejo o un sorbo de Coca-Cola. Coca-Cola Company provocó revuelo cuando le quitó a los consumidores la comodidad y la familiaridad en 1985 con el lanzamiento de ‘New Coke'. Pero la empresa finalmente cedió, volviendo a introducir su vieja fórmula junto con la nueva tres meses después, llamándola ‘Coca-Cola Classic'.

Microsoft haría bien en aprender de la experiencia de Coca-Cola y debería tener preparado un plan de contingencia para permitir a los primeros usuarios de Windows 8 que retrocedan a la Windows 7 en el caso de que se desate una histeria colectiva.

Una portavoz de Microsoft dijo a Fortune que las empresas que compran la edición Enterprise de Windows 8 podrán hacer un retroceso a Windows 7 y que los consumidores cotidianos podrán obtener un reembolso por Windows 8 durante los primeros 30 días de la compra si el software fue comprado en la tienda de Microsoft.

Si Microsoft puede atender las preocupaciones de los usuarios antes de que entren en pánico, entonces Windows 8 podría sobrevivir y ganar fuerza entre los dispositivos de pantalla táctil. En el caso de Coca-Cola, el daño era irreparable, lo que obligó a la empresa a matar la New Coke.

Las apuestas en este caso son mucho mayores para Microsoft. Matar a Windows 8 sólo porque es un poco adelantado a su tiempo, no sólo sería una pérdida masiva de recursos sino que también podría retrasar tanto a Microsoft en la carrera por controlar el mercado de la telefonía móvil que nunca podría alcanzar a sus competidores, quedando atrapado en las PCs para siempre.

Ahora ve
Los bomberos rescatan a un perro atrapado en un arroyo congelado
No te pierdas
×