Windows Phone va por el ‘bronce’

Microsoft puede llegar a ser la tercer firma del mercado de ‘smartphones’, debajo de Apple y Google; para mejorar su posición, debe enfocarse en la venta de ‘software’ y en su dominio empresarial.
windows phone  (Foto: Cortesía Fortune)
Don Sears
NUEVA YORK -

El mes pasado, Windows Phone 8 fue lanzado con los dispositivos Nokia Lumia 920. Más recientemente, HTC lanzó su propia línea de teléfonos Windows 8 que estará disponible cerca de la fecha de lanzamiento oficial del producto Windows 8, a finales de octubre.

Estos dispositivos de colores brillantes reflejan el estilo habitual de los smartphones: Delgados, ligeros, con cristal Gorilla, cámaras de 8 megapixeles, 4G LTE, chips duales Snapdragon de Qualcomm, entre otras características.

Pero seamos francos, Microsoft tiene pocas posibilidades de convertirse en el número uno de los sistemas operativos móviles. Para ello, tendría que desplazar a Apple y a Google, una tarea mucho más que hercúlea. Con una participación de mercado de casi 4%, Microsoft se enfrenta a la cuesta más empinada de su vida. Google tiene más del 50% y Apple, más del 30%.

Pero eso no impedirá que Microsoft explote su software y sus puntos fuertes en el área de negocio-a-negocio (B2B). Según ComScore e IDC, Microsoft está apropiadamente en el cuarto lugar detrás del atribulado fabricante de Blackberry, RIM, pero ha visto crecer sus cifras en el último año; en su mayoría fuera de Estados Unidos.

Sin embargo, Microsoft está en una posición única para luchar por el tercer lugar; una posición que debería ser suficiente para mantener su dominio en los sistemas operativos en el lugar de trabajo, y con el tiempo, proporcionar una mayor aceptación a Windows 8 como sistema operativo móvil para el consumidor promedio.

Entonces, ¿qué puede hacer Microsoft mientras tanto? Estas son cuatro formas clave en que Microsoft podría mejorar su posición:

Grandes contratos con compañías de Fortune 1000

Estrategia también conocida como "sigue haciendo lo que haces bien". Y además también conocida como Windows en el lugar de trabajo. Alterar los hábitos de consumo es más fácil para Google y Apple que alterar los servidores, computadoras de escritorio, software de gestión y personas capacitadas en Windows para utilizar esos sistemas durante toda su carrera.

Los analistas hablan acerca de la idea de ‘Trae tu propio dispositivo' al trabajo (BYOD, por sus siglas en inglés), pero la realidad es que para las grandes empresas de alcance global, lidiar con el smartphone de moda sigue siendo increíblemente difícil.

A la mayoría de los directores de informática y los directores de tecnología les importa poco lo que tú quieras usar y les importa más lo que tienen que proteger: Los datos de la empresa y sus presupuestos. Con Windows 8 en el escritorio, y la próxima tablet híbrida Surface, podría ser más fácil para los directores de tecnología ver los beneficios en costos de usar Windows a través de una serie de dispositivos.

Fomentar una economía de apps empresariales

La venta de software es la prioridad de Microsoft, pero permitir que aplicaciones móviles clave funcionen en el entorno del sistema operativo Windows podría elevar las probabilidades de la adopción de Windows.

Algunos programas simplemente serían demasiado difíciles de condensar en una aplicación, pero las extensiones funcionales de software complejo en forma de apps tienen sentido, especialmente cuando están mejor integradas con el correo electrónico y otros sistemas internos. Una experiencia más fluida entre dispositivos sería bienvenida, así como los dispositivos diseñados más específicamente para los usuarios corporativos. La próxima tablet-laptop de Microsoft, Surface, podría ser ese dispositivo.

Ampliar el sector minorista

Puede que no lo hayas notado, pero Microsoft tiene más de 20 puntos de venta en Estados Unidos y Canadá en estos momentos. Está abriendo más este año, incluyendo 32 tiendas temporales para la temporada navideña. Con su exitosa consola de videojuegos Xbox y con el lanzamiento de la nueva tablet Surface, conseguir que los consumidores compren su equipo nunca ha sido más importante.

Cambiar de CEO y hacer que la acción se mueva

La opción más radical y poco probable. Una forma de evitar la percepción de Microsoft como un dinosaurio de la tecnología es hacer un cambio en la alta dirección.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

No es difícil imaginar un escenario en el que Steve Ballmer renuncie a su puesto como presidente ejecutivo y la empresa contrate o ascienda a un nuevo visionario con un enfoque en la vanguardia móvil como su líder.

Modificar la gerencia de Windows podría ayudar al precio futuro de las acciones de Microsoft en el corto plazo y podría ayudar a su marca en el largo plazo.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×