Cómo la exploración espacial cambió la vida en la Tierra

Muchas personas cuestionan los recursos destinados por los gobiernos a programas espaciales, pero en realidad han contribuido a la ciencia
  • A+A-
Autor: Zaina Adamu
(Reuters) -

¿Cuál es la importancia de viajar al espacio y explorar el Universo? ¿No sería mejor invertir ese dinero para la gente en la Tierra?

Mucha gente ha planteado esa pregunta desde que inició la exploración espacial, a finales de la década de 1950. Algunas personas argumentan que una parte —si no es que todo— del financiamiento de la exploración espacial podría utilizarse para reactivar la economía, arreglar el sistema educativo o resolver algunos de los misterios submarinos, entre otros temas relacionados con la Tierra.

"Necesitamos explorar el fondo de los océanos con la misma diligencia", dijo el meteorólogo de la unidad de Espacio y Ciencia de CNN, Chad Myers. "Podría haber cosas que desconocemos en el fondo de la Tierra".

Según una encuesta realizada en 2010 por CNN/ORC, el 50% de los estadounidenses concordaron con que los recursos destinados al programa de transbordadores espaciales que concluyó el año pasado debieron dirigirse a otros rubros. Entre 1998 y 2009, el porcentaje de estadounidenses que consideraba que el programa espacial debía ser cancelado aumentó cuatro puntos, de 4% a 8%, de acuerdo con un sondeo de Gallup de 2009.

Dichas cifras revelan que algunas personas cuestionan el propósito de la exploración espacial.

Pero el director científico de la NASA, Waleed Abdalati, considera que la contribución financiera que recibe la agencia espacial por parte del gobierno ha beneficiado a los humanos y sus efectos sobre los adelantos tecnológicos continuarán. 

"Al enviar astronautas al espacio y al tratar de entender sus respuestas biológicas al ambiente espacial, hemos aprendido mucho sobre los seres humanos", dijo Abdalati. "Muchos de los instrumentos que existen en una sala de emergencias, por ejemplo, se crearon gracias a las inversiones que hizo la NASA para monitorear y entender la salud y el desempeño de los humanos en un ambiente espacial". 

Salud

Para las primeras misiones Apollo, los científicos necesitaban imágenes precisas de la superficie lunar, para poder enviar al primer hombre a la Luna. En la década de 1960, el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA creó el procesamiento de imágenes digitales, una tecnología innovadora que recurre a las computadoras para mejorar las imágenes del satélite.

En el campo de la medicina, los científicos e investigadores descubrieron que esta innovación podía usarse para mejorar las imágenes de los órganos humanos. Hoy en día, el procesamiento de imágenes digitales se utiliza en la exploración con resonancia magnética y tomografías computarizadas

Medicina

Antes de que Dan Carter se incorporara a la NASA, en 1985, era todo un reto producir grandes cantidades de cristales de proteínas. Él y sus colegas descubrieron que los cristales producidos en el espacio podían ser utilizados para crear los componentes atómicos de la albúmina (PDF), una proteína humana esencial. En 1997 fundaron la empresa New Century Pharmaceuticals. Sus hallazgos llevaron al desarrollo de una técnica de combinación de fármacos contra el cáncer y productos para el cuidado de la piel.

Tecnologías de la información

El Sistema de Información y Datos del Sistema de Observación Terrestre de la NASA recopila y almacena diariamente información de la atmósfera, los océanos y la vegetación terrestre, obtenida a través de satélites.

La enorme cantidad de información acumulada alcanza los 4.5 petabytes. Eso equivale a llenar con papel 90 millones de archiveros de cuatro cajones, según la publicación Spinoff de 2010 de la NASA (PDF).

Para facilitar el acceso a las enormes bases de datos, la NASA se asoció con Archivas, Inc. para crear un programa de software que soporta grandes cantidades de información. Esta tecnología de almacenamiento de información es utilizada actualmente por hospitales, proveedores de telefonía celular, empresas y organizaciones.

Comunicaciones

Los satélites juegan un papel instrumental en la forma como nos comunicamos y navegamos por el mundo. En la década de 1960, compañías como AT&T y RCA se asociaron con la NASA y otras agencias espaciales para construir satélites y colocarlos en la órbita terrestre. Los sistemas de posicionamiento global, las cadenas de televisión, las estaciones de radio y los proveedores de telefonía celular dependen de estos dispositivos.

En particular, el GPS surgió como resultado del Sputnik, el satélite soviético que se lanzó en 1957. Los cambios en la radiofrecuencia permitieron que los científicos estadounidenses rastrearan su ubicación gracias al efecto Doppler, una variación en la frecuencia de las ondas de sonido o de luz corresponde a un cambio de posición.

Este principio llevó al desarrollo de un sistema de navegación naval para los submarinos llamado TRANSIT. El GPS para navegación continua se desarrolló como parte de una iniciativa del departamento de Defensa de Estados Unidos en la década de 1970, lo que llevó al lanzamiento del primer satélite GPS en 1978. El sistema se completó en 1995.

Medio ambiente

Cuando se desmanteló la estructura de lanzamiento del Saturn 1B (que se utilizó en varias de las misiones Apolo), se almacenó a cielo abierto. Después de varios años se supo que estaba cubierta con una pintura que contenía bifenilos policlorados (PCB), químicos tóxicos que se filtraban al subsuelo. Quinn y sus colegas crearon el Sistema de Tratamiento de Metales Activos (AMTS), una solución solvente con consistencia pastosa que extrae los PCB de la pintura sin necesidad de removerla. El innovador sistema ha sido rediseñado para remover del suelo varios tipos de contaminación y pesticidas.

Transporte

Las cubiertas del paracaídas incorporado en el explorador de Marte Viking contienen un material fibroso que se usa en la fabricación de neumáticos para autos. Originalmente, la Goodyear Tire and Rubber Company desarrolló estos novedosos neumáticos. Actualmente, los neumáticos —mejor conocidos como radiales— se fabrican en todo el mundo. Duran cinco veces más que el acero y tienen una vida útil 16,000 kilómetros mayor a la de los neumáticos convencionales.

Seguridad pública

Los poderosos propulsores que impulsan a las naves hacia las profundidades del espacio ahora se usan para combatir incendios. Rory Groonwald, ingeniero en jefe de Orbital Technologies Corporation, se asoció con el Grupo de Investigaciones sobre Incendios y Rescate de la Fuerza Aérea de Estados Unidos  para diseñar un sistema de alta presión similar utilizado para extinguir incendios en segundos. La tecnología reduce el consumo de agua, ya que la presión extrema genera gotas finas en vez de un flujo excesivo.

Hablemos de cifras

La NASA recibió 18,700 millones de dólares (PDF) de parte del gobierno federal estadounidense en 2012 (menos del 1% del presupuesto total de EU) para continuar con la investigación y exploración. De esa cantidad, se destinarán 3,800 millones de dólares específicamente a la exploración espacial. En comparación, el departamento de Defensa recibió 670,000 millones de dólares y se destinaron 69,800 millones de dólares a la educación.

Para que se den una idea, el 1.2% de la recaudación fiscal se destina a los programas de ciencia, espacio y tecnología, mientras que la defensa nacional y la educación reciben el 26.3% y el 4.8% del dinero de los contribuyentes, respectivamente.

El presidente Barack Obama enfatizó en una conferencia en el Centro Espacial Kennedy en 2010 que la exploración espacial había sido clave para el liderazgo de Estados Unidos en el mundo.

“Por unos cuantos dólares, el programa espacial ha mejorado nuestras vidas, ha desarrollado nuestra sociedad, fortalecido nuestra economía e inspirado a varias generaciones de estadounidenses”, dijo.

Elizabeth Landau de CNN colaboró con este reportaje

Ahora ve