Surface: El secreto mejor guardado

La nueva tableta de Microsoft estuvo en desarrollo confidencial durante más de tres años; sus posibilidades de éxito dependían de que sus proveedores y rivales desconocieran su existencia.
surface secret  (Foto: Cortesía Fortune)
David Goldman
NUEVA YORK -

Al dar a conocer su tablet Surface, Microsoft logró algo cada vez más raro en el mundo de la tecnología: una verdadera sorpresa.

Incluso la notoriamente reservada Apple ya no puede evitar que los detalles de sus gadgets lleguen al público antes de sus eventos de lanzamiento cuidadosamente elaborados.

Microsoft sabía que si se filtraban los detalles de la Surface, las consecuencias podrían ser desastrosas. Por primera vez, tenía previsto saltarse a sus socios fabricantes de PC y competir directamente contra ellos. Además, Microsoft entró muy tarde al juego de las tablets. Poner sobre aviso a rivales como Apple podría haber retrasado a Microsoft aún más.

Es por eso que la compañía recurrió a medidas extremas -a veces dolorosas y con frecuencia demasiado hilarantes- para guardar en secreto a la Surface.

El equipo de desarrollo trabajaba en un edificio seguro llamado ‘La Bóveda'. Al elegir un nombre para el equipo -una costumbre en Microsoft- el grupo eligió ‘WDS' un conjunto de siglas que no significaba absolutamente nada. Fue el ganador de un concurso celebrado para elegir el nombre más oscuro y sin sentido, uno que nunca podría vincularse con la Surface.

"Cuando la gente se enteró del equipo WDS, todos dijeron: "¡Dígannos lo que significa!", Dice Panos Panay, jefe de hardware de Microsoft . "Yo decía, ‘exactamente'. Nadie sabía en lo que estábamos trabajando".

Durante más de tres años, las únicas personas en el mundo que sabían acerca de la Surface era un puñado de desarrolladores de Windows, un conjunto de ingenieros que trabajaron en Xbox, y el ‘viejo' equipo de Surface (desde entonces denominado PixelSense) quienes construyeron Surface 1.0: Una pantalla táctil de superficie que Microsoft presentó en el Consumer Electronics Show de 2007. Una corta lista de ejecutivos, que incluía al presidente ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer, y al presidente de Windows, Steve Sinofsky, eran informados de los avances.

El desarrollo fue tan confidencial que Microsoft tuvo que convencer a los proveedores de enviar las piezas sin dar ningún detalle sobre el dispositivo. Mike Angiulo, jefe ejecutivo de Microsoft encargado de tratar con los socios de hardware, dijo que no pedía piezas múltiples al mismo proveedor si era posible concebir que esos componentes estaban ligados al desarrollo de una tablet.

Aunque el equipo construyó una camaradería alrededor del secreto, no siempre fue fácil para los miembros del grupo de Surface mantener la boca cerrada.

"El día más emocionante para el equipo fue el 18 de junio" -el día en que la Surface se dio a conocer- "porque ni siquiera podían hablar con sus familiares acerca de esto antes", dijo Panay.

Surface se gestó hace varios años, cuando Sinofsky y Panay comenzaron a discutir maneras de mostrar lo mejor de Windows 8. Microsoft estaba dando un paso radical al lanzar un Windows completamente rediseñado, y Sinofsky creía que Microsoft necesitaba el mejor hardware posible para presumirlo.

"No hubo ambigüedad en el mensaje", dijo Panay. "Teníamos que conseguirlo. Hubo algunas concesiones que tuvimos que hacer a lo largo del camino. Eso sucede con cualquier producto. Pero nunca hubo ningún debate de que esto era algo que teníamos que concretar".

Ahora ve
Esto es lo que debes saber de la devoción a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×