Rusia sigue los pasos de China en cuanto a censura en internet

Críticos de la Ley de información que entra en vigor este jueves acusan al gobierno de intentar acallar a los opositores en la red
presidente de rusia, vladimir putin
vladimir-putin  presidente de rusia, vladimir putin  (Foto: )
(Reuters) -

Rusia emuló este jueves a China al imponer nuevas restricciones para encontrar información en internet al aprobar una Ley sobre información que incluye una lista negra de páginas.

La ley entra en vigor en medio de restricciones a las libertades impuestas por las autoridades de este país desde el inicio del tercer mandato presidencial de Vladimir Putin en mayo de 2012. Según críticos, la nueva ley tiene la intención de aplacar el ánimo de protesta opositor.

"Bastaría con dejar algún comentario extremista en uno de los portales opositores para que este resulte cerrado", dijo el bloguero y dirigente opositor Alexéi Navalni en su portal antes de que la Duma (Cámara baja del Parlamento ruso) aprobase en julio pasado sin debate alguno las enmiendas a la Ley de información.

Wikipedia cerró el acceso a su sitio de internet en julio pasado en protesta por la aprobación de esta ley, a la cual consideró un intento de censura. La comunidad de Wikipedia dijo que Rusia intentaba crear un firewall chino, es decir, un sistema de filtración de contenido no deseado para el gobierno.

A partir de este jueves las autoridades rusas restringirán las páginas que difundan pornografía infantil, que vendan drogas vía internet o que llamen al odio étnico y religioso.

"En calidad de medida para proteger a niños y prevenir la propagación de materiales no deseados esta ley no sirve en absoluto", dijo a la agencia Interfax Antón Nósik, bloguero y director de la empresa SUP Media.

"Es como tapar la fuga en una presa con un dedo", añadió Nósik, quien destacó que el plazo de cuatro días previsto por la ley para bloquear el contenido dañino y, además, el tiempo que se requiere para encontrarlo no sería suficiente para la avalancha de esos materiales.

La ley también abre el camino para que las autoridades persigan a portales críticos con el poder.

Internet jugó un papel clave en las protestas antigubernamentales rusas sin precedentes que estallaron tras las denuncias de fraude oficialista en las elecciones legislativas del pasado diciembre.

La nueva ley se suma a una serie de controvertidas medidas tomadas por las autoridades rusas en los últimos meses, como la ley sobre "agentes extranjeros", la ley sobre los delitos de calumnia y difamación, o el endurecimiento de las penas por acceso ilegal a secretos de Estado.

Los expertos coinciden en que las nuevas modificaciones de la legislación rusa están hechas de tal manera que permiten perseguir a la oposición al Kremlin bajo cualquier pretexto.

La rapidez con la que las autoridades rusas aprueban las restricciones y las ponen en práctica para iniciar causas penales contra los opositores asombra a aquellos que esperan justicia desde años o decisión alguna con respecto a sus denuncias.

"Ojalá las autoridades muestren tanta operatividad en la investigación de los asesinatos de (la periodista opositora) Anna Politkóvskaya o (del abogado) Serguéi Magnitski", quien denunció una red de policías corruptos, escriben usuarios rusos de internet.

La iniciativa de prohibir a los funcionarios públicos adquirir, a través de fondos públicos, coches cuyo coste supere los dos millones de rublos (alrededor de 65,000 dólares) propuesta hace más de un año por la organización RosPil se la llevará el viento, según sus activistas.

Lo mismo ocurre con las denuncias de corrupción de altos cargos del Gobierno ruso, según la oposición no parlamentaria, que no ha dejado de revelar casos de malversación de fondos públicos por funcionarios.

"Por supuesto, siempre hay 'un componente subjetivo' a la hora de reaccionar: las autoridades harán todo lo posible para aplazar la toma de las decisiones que no les convengan", dijo el politólogo Alexandr Shatílov.

Con todo, dudó que las enmiendas tengan en un futuro próximo un carácter de represalia ya que "aún no se ha calentado hasta ese extremo la lucha entre la oposición y el oficialismo".

Ahora ve
No te pierdas