Desde familias hasta revoluciones: la vida gracias a internet

Los lectores de CNN dijeron que la web les ayuda a sentirse cerca de sus familiares, compartir sus ideas y encontrar gente como ellos
CNN ireport internet
CNN ireport internet  CNN ireport internet  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Jareen Imam
(Reuters) -

Mientras la Primavera Árabe se extendía por Egipto en 2011, Ahmed Raafat de El Cairo capturó a la gente manifestándose en la Plaza Tahir con su Nikon y subió sus videos y fotografías a internet para que el mundo las viera.

Cynthia Falardeau de Vero Beach, Florida, Estados Unidos, tuvo su propia revolución personal. Falardeau aboga por su hijo y por otras personas que viven con discapacidad. Internet se convirtió en un lugar para que se reuniera y compartiera sus experiencias con padres que están en una situación similar. A través de su presencia en línea, pudo llevar apoyo y conciencia a los padres de niños con discapacidad.

La capacidad de expresarse en línea se ha vuelto tan importante en el mundo actual que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas recientemente aprobó una resolución histórica (PDF) sobre la expresión en internet.

En la resolución del 5 de julio, el Consejo expone que la libertad de expresión en internet es un derecho humano básico. Las Naciones Unidas dijeron en el documento que “reconocen la naturaleza global y abierta de internet como una fuerza motriz para acelerar el progreso”.

Incluso China, donde la censura estricta de internet causó que Google dejara de operar en el país, firmó la resolución.

En respuesta a la resolución, CNN pidió a sus lectores y iReporters que compartieran cómo internet ha cambiado sus vidas. Las respuestas incluyeron compartir fotografías con amigos y conectarse con la familia estando en el extranjero.

Raafat explicó que internet le permitió contribuir a la revolución en Egipto. “No teníamos libertad, así que internet sirvió como un espacio libre para expresar y compartir nuestros puntos de vista y opiniones libremente”, dijo.

“Es un mecanismo para compartir tu contenido con el mundo, quizá inspirar a otros”.

Internet inspiró a Kristian Ortiz a compartir su historia sobre ser homosexual y vivir en Estados Unidos. El residente de Virginia Beach, Estados Unidos, dice que a través de foros en línea, puede mostrar a las personas que ser homosexual no significa que es diferente de los demás. “Sólo quiero mostrarle a las personas que somos normales”, dijo.

John Mollison utiliza la tecnología para darles voz a los veteranos de combate. El artista e historiador entrevista a veteranos que fueron pilotos en la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea y la Guerra de Vietnam, y luego dibuja su avión y comparte sus historias a través de su sitio web.

“Muchas de estas ‘personas mayores’ se han convertido en los abuelos que nunca tuve”, dijo. “Sin internet, estas historias probablemente serían encerradas en las memorias o relegadas al pasillo geek de la librería”.

Para muchos, internet no sólo es un lugar para compartir historias sino para ganarse la vida. Ese es el caso de Veronica Mendoza de San Juan City, Filipinas. Mendoza transformó su presencia en internet en un salón de clases, ayudando a estudiantes, como un grupo de niños filipinos con deficiencias auditivas, a crear videos multimedia.

“Estoy ganándome la vida y haciendo las cosas que amo a través de internet”, dijo.

Beth Alice Barret también encontró una carrera en línea. La neoyorquina fue parte del boom de internet, creando una presencia en línea con su sitio. “El rápido crecimiento de internet… es estimulante. Es una oportunidad de expresar y promover un sueño, una idea; una carrera”, dijo.

“Estoy emocionada por ser parte de un nuevo mundo”.

Es la esperanza y promesa de internet lo que inspira a Omekongo Dibinga a conectarse con otras personas que aspiran a tener paz mundial. El residente de Washington, Estados Unidos, trabaja específicamente en el área de prevención de genocidios en África central, y a través de su trabajo en línea, puede conectarse con otras personas, o, como describe en su video, personas pacíficas, quienes también se preocupan por mejorar el mundo.

“Internet me ha mostrado que más personas están comprometidas a terminar con las atrocidades en lugares como Congo además de mis colegas”, dijo Dibinga.

Pero quizá la respuesta más común de los iReporters fue que internet les permite conectarse más fácilmente con personas y lugares lejanos.

Aunque Niena Sevilla vive y trabaja en Arabia Saudita, puede mantenerse en contacto con sus hijos quienes viven en Filipinas. “Estoy inspirada por la forma en que internet me ha impactado en términos de mi carrera y mi vida personal”, dijo.

Jerry C. Gonzales está de acuerdo. Como inmigrante en Nueva Zelanda, encuentra que internet puede ayudar a aliviar el dolor de sentirse alejado de casa. Y Nyasha Chikwekwete de Alexandra, Virginia, Estados Unidos, puede conectarse con su familia en Zimbabwe. Nunca tienes que sentirte solo en internet, dijo.

“Siempre puedes conectarte con alguien”.

Ahora ve