Benedicto XVI: el papa que usó las redes sociales para la evangelización

El sucesor del Papa tendrá que lidiar con la presencia de la Iglesia católica en casi todo tipo de tecnologías de información
  • A+A-
Por: Leonardo Peralta
Autor: Leonardo Peralta | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Si el papado de Juan Pablo II vio nacer el fenómeno de los canales televisivos noticiosos e internet, Benedicto XVI fue el primer pontífice que se integró a las redes sociales y cuya elección de sucesor tendrá que lidiar con la presencia casi permanente de todo tipo de tecnologías de información.

Muy popular fue la incursión de Benedicto XVI en Twitter, por medio de ocho cuentas en una cantidad similar de idiomas —desde latín hasta árabe—, que inició actividades el 12 de diciembre del año pasado y que hasta hoy tiene alrededor de 1.5 millones de seguidores.

Tanta importancia han cobrado las redes sociales para el Vaticano que el 23 de enero el Papa publicó un documento titulado Redes Sociales: portales de verdad y de fe; nuevos espacios para la evangelización.

Entre otras cosas, señaló, "en las redes sociales se pone de manifiesto la autenticidad de los creyentes cuando comparten la fuente profunda de su esperanza y de su alegría: la fe en el Dios rico de misericordia y de amor, revelado en Jesucristo".

Este documento será el eje de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, organizada por el Vaticano y que se llevará a cabo el 12 de mayo.

Además del sitio web del Vaticano, en 2005 la curia romana abrió un canal propio en YouTube que tiene casi 38,000 suscriptores. En 2009, bajo la dirección del vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi y el sacerdote Paolo Padrini, se presentó Pope 2 You, donde se concentran iniciativas vaticanas en temas de redes sociales: una aplicación para Facebook y para dispositivos con el sistema operativo de Apple.

Por otro lado, el Vaticano ha sido víctima de ataques cibernéticos y filtraciones: en marzo y octubre del año pasado, el colectivo Anonymous lanzó ataques contra el sitio web del Vaticano, primero como protesta y posteriormente como represalia contra el encarcelamiento de Paolo Gabriele, mayordomo del Papa que fue acusado de filtrar documentos secretos al periodista italiano Gianluigi Nuzzi. "El Papa es un monarca absoluto y como tal tiene la habilidad de perdonar inmediatamente a Paolo Gabriele. Exigimos que el Papa lo haga de inmediato", señalaron en un comunicado en octubre de 2012. Gabriele fue perdonado en pasado diciembre.

Un cónclave blindado

En las próximas semanas se realizará el cónclave de cardenales que elegirán al sucesor de Benedicto XVI. La ordenanza que rige el proceso de elección del siguiente papa (Universi Dominici Gregi) posee un apartado completo con disposiciones para garantizar la secrecía del proceso, obligando a que los cardenales "deben abstenerse de mantener correspondencia epistolar, telefónica o por otros medios de comunicación con personas ajenas al ámbito del desarrollo de la misma elección".

Además, toda persona ajena que participe del proceso (personal de servicio, médicos y guardias de seguridad) deberá evitar la comunicación con los cardenales, y que los servicios de seguridad tendrán la obligación de asegurar que, "no sean instalados dolosamente medios audiovisuales de grabación y transmisión al exterior".

La legislación prohíbe "absolutamente que, bajo ningún pretexto, se introduzcan en los lugares donde se desarrollan las operaciones de la elección o, si ya los hubiera, que sean usados instrumentos técnicos de cualquier tipo que sirvan para grabar, reproducir o transmitir voces, imágenes o escritos", entre los que pueden incluirse celulares o computadoras, en un claro propósito de mantener la secrecía milenaria en el proceso de elección del jefe de la iglesia católica.

Ahora ve