¿Debe Apple comprar a Hungría?

Apple probablemente no va a comprar algo grande, pero éstas son algunas ideas para gastar su dinero; con su gran capital en efectivo, podría comprar una productora de contenido o una red social.
apple dolares manzanas  (Foto: Getty)
Lee Hower

El jueves pasado fue la reunión de accionistas de Apple y, como muchos de ustedes saben, ha habido un saludable debate sobre lo que deben hacer con sus 137,000 millones de dólares en efectivo. Leí en alguna parte que la pila de dinero de Apple era equivalente al PIB de Hungría, así que tal vez un accionista activista debe impulsar la adquisición de Hungría en lugar de pensar en pequeño (por ejemplo, en aumentar los dividendos o emitir acciones preferentes).

Hungría probablemente no vendería su soberanía y su economía completa por una cantidad de dinero que iguala en proporción a sus ingresos, pero Apple no tiene ninguna deuda por lo que probablemente podría apalancar la oferta y pedir prestado dinero con la garantía de sus 137,000 millones de dólares en capital. Por alguna razón, la noción de que Apple aumente los impuestos de Hungría para financiar una recapitalización de dividendos me divierte bastante.

Hablando en serio, ¿qué debería hacer Apple con una pila enorme y creciente de dinero en efectivo? Las tres opciones obvias son hacer grandes inversiones en nuevos productos (la Apple TV o el iWatch o lo que sea), devolver efectivo a los accionistas (a través de dividendos, recompras, acciones de nueva clase o preferenciales, etc.) o adquirir cosas. Además de Hungría, ¿qué estrategias de adquisiciones y fusiones tendrían sentido en realidad?

Para empezar, Apple no es Cisco u Oracle. En cambio, es una organización increíble debido a su larga historia de innovación interna en lugar de excelencia en adquirir, integrar y hacer crecer otros negocios. Durante el largo arco de tiempo (para los estándares de la tecnología) Apple ha hecho muy pocas adquisiciones de más de 100 millones de dólares y nunca ha hecho una oferta de más de 1,000 millones.

La compra de NeXT sentó las bases de lo que hoy es el sistema operativo de escritorio Mac OS, además de que trajo de vuelta a Steve Jobs al redil de Apple. Más recientemente, la adquisición de Quattro Wireless creó la red de publicidad móvil iAds y Siri fue una tecnología adquirida de SRI. De manera menos exitosa, Apple compró una compañía sueca de tecnología de mapeo (C3) para conformar la base de Apple Maps. Finalmente, Apple ha comprado varias empresas de componentes (compañías de chips Intrinsity y P.A. Semi, la firma de memoria flash Anobit, y la de hardware de seguridad Authentec) para su integración en distintos dispositivos de la empresa.

Apple es básicamente excelente para crear nuevas plataformas innovadoras que encantan a los consumidores porque son fáciles de usar y racionalizan la fragmentación digital. No fue la primera en PC, en reproductores de MP3, teléfonos inteligentes y ni siquiera en tablets, sin embargo, Apple revolucionó cada una de esas categorías. Apple realmente no gana dinero mediante la venta de software, y ni siquiera de contenido digital, sino que integra perfectamente el software y el contenido para respaldar un negocio de hardware de altos márgenes.

Pero el ADN de Apple se trata de saltos cuánticos, no de incrementos graduales. Así que si se volviera una empresa de adquisiciones, yo diría que tendría que ser tan grande y audaz en las compras como lo es en la innovación de productos. Los tres principales vectores que Apple podrían perseguir serían los siguientes:

1.- Comprar contenido. El contenido es estratégicamente importante para las plataformas de Apple, pero en el gran esquema es una parte muy insignificante de su negocio. Si sumamos todos los contenidos, software y servicios (por ejemplo, suscripciones a iCloud), representan sólo un 6% de los ingresos de Apple. Para poner esto en perspectiva, todos los cargadores y otros accesorios representan cerca del 50% de los ingresos que Apple genera a partir de contenido + software + servicios.

Algunas personas piensan que Apple debería comprar a Netflix. En teoría, tiene sentido: una capitalización de mercado de 10,000 millones de dólares, acuerdos con muchos propietarios de contenidos, una naciente biblioteca de contenido desarrollado por Netflix y una base de consumidores felices y leales. Pero tiene menos sentido para mí. Los consumidores aman a Netflix porque pueden tenerlo en todo tipo de dispositivos de hardware (televisores de muchos fabricantes, consolas de videojuegos, tablets, etc.) y los propietarios de contenido hacen negocios con Netflix porque no quieren que iTunes domine el video digital, como hizo con la música.

En lugar de eso, Apple podría comprar a Walt Disney Co (que tiene 98,000 millones de capitalización de mercado) y posee una vasta biblioteca de contenido e 'infraestructura' para desarrollar más (ABC/ESPN, estudios de cine). Probablemente vendería la división de parques temáticos, pero el resto de Disney le daría a Apple una plataforma increíble para reinventar el vídeo en casa en un mundo bajo demanda (on demand). También transformaría a la compañía al obtener beneficios significativos en contenido, además de en hardware. Time Warner sería la otra opción lógica en esta vertiente.

2.- Comprar canales de transmisión. Muchos han pensado que la infraestructura de las comunicaciones se convertiría en "canales mudos" y que las compañías de contenidos y/o hardware obtendrán el negocio del 'infoentretenimiento' en casa. Resulta que las firmas de canales de comunicación siguen siendo muy valiosas, y el video bajo demanda en realidad no ha erosionado eso. Todavía necesitas de cable o fibra en tu casa para ver Netflix, y no es que los ingresos totales de las empresas de 'cable' (Comcast, Time Warner Cable, Verizon Fios, etc.) realmente hayan disminuido. Además, construir una red de telecomunicaciones para el hogar es muy difícil y costoso: hay una razón por la que Google Fiber está disponible en exactamente sólo una de las 100 ciudades principales de Estados Unidos. Las firmas de televisión por satélite (DirecTV, Dish Network) tienen redituables negocios de televisión de paga y cobertura en todo el país, pero carecen de verdadera cobertura de Internet de banda ancha, por lo cual no serían una buena opción.

Ser propietario de los canales y de los acuerdos de contenido que van en conjunto con ellos podría ayudar estratégicamente a Apple en un par de maneras. En primer lugar, el iPhone fue un éxito tan rentable para Apple debido a que consiguió dobles ganancias -los consumidores le pagaron a Apple y los operadores inalámbricos le pagaron a Apple (en forma de subsidios) por cada dispositivo. Sin importar cuán maravillosa pueda ser una Apple TV, es difícil imaginar un escenario similar en el que las compañías de cable subsidiaran el costo. En el momento en que el iPhone salió, había tres o cuatro operadores de telefonía móvil con la escala nacional, así que tuvo sentido para AT&T hacer un contrato exclusivo con Apple, pero el cable aún tiende a ser un duopolio o monopolio local que ofrece entonces menos incentivos para tratar de cambiar la participación de consumidores.

Pero si Apple fuera propietaria de una de las grandes compañías de cable, esencialmente, podría aumentar la rentabilidad de las TV subsidiándolas internamente con los ingresos por suscripción mensual. Apple también podría obtener un acceso instantáneo a una gran parte del contenido de televisión y películas. Además, si comprara Comcast (106,000 millones de dólares en capitalización de mercado) esencialmente sería un 'dos por uno' de #1 (producción de contenidos) y #2 (canales) ahora que Comcast ha adquirido completamente a NBC Universal.

3.- Integrar verticalmente. Apple también podría integrarse verticalmente de maneras más radicales. No me refiero comprar Hon Hai (también conocido como Foxconn) para controlar la vasta labor y producción de hardware de Apple. Me refiero a proveedores de componentes como Marvell (5,000 millones de dólares de capitalización de mercado) o STMicroelectronics (7,000 millones de dólares de capitalización de mercado) para conseguir chips, o Sharp (3,000 millones de dólares de capitalización de mercado) o Toshiba para conseguir pantallas LCD, etc. Empresas como Samsung y LG también proveerían a Apple con pantallas, pero como compiten en el sector de dispositivos para usuarios finales, tratar de comprar a cualquiera de ellas probablemente no tendría sentido. Los componentes de pantalla tienen márgenes súperbajos así que es poco probable que Apple hiciera eso, pero las compañías de semiconductores posiblemente podrían ser una mejor opción. Pero al final del día, la integración vertical realmente no transformaría el negocio de Apple en el modo en que el punto número 1 o 2 lo harían.

4.- Comprar una plataforma social. Facebook (63,000 millones de dólares en capitalización de mercado) es el único que tiene sentido para mí desde un punto de vista estratégico. Twitter realmente no da la misma profundidad de sinergia estratégica y LinkedIn está descartado, debido a que Apple es una empresa enfocada en los consumidores y no en las empresas. Sin embargo, a pesar de que Apple podría ofrecer a los accionistas de Facebook una prima del 100% sobre el precio actual de las acciones, obviamente esto nunca va a suceder debido al control de voto de Mark Zuckerberg en la compañía.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Mi apuesta, por supuesto, es que Apple no hará ninguna de estas cosas. Quizás Hungría esté empezando a lucir más plausible...

Lee Hower (@leehower) es cofundador y socio general de NextView Ventures, una firma de inversión con sede en Boston enfocada en la etapa de semilla de los negocios habilitados para Internet. Anteriormente, formó parte del equipo fundador de LinkedIn, fungiendo como director de desarrollo corporativo desde la concepción de la empresa y a través de sus fases tempranas de crecimiento. Actualmente Mantiene un blog en AgileVC.

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×