El negocio del turismo espacial

Empresas como Virgin Galactic y XCOR están compitiendo por la nueva era espacial privatizada; pese a que no hay fecha de inicio, indican que cobrarían entre 95,000 y 200,000 dólares por boleto.
Viaje espacio astronauta  (Foto: Getty)
Peter Elkind

El vuelo espacial privado ha pertenecido en gran parte a una esfera de soñadores multimillonarios como el cofundador de Microsoft, Paul Allen; el jefe de Tesla, Elon Musk; y Jeff Bezos de Amazon. Pero un elemento de la carrera espacial actual -la cruzada por lanzar una industria de turismo espacial- se perfila para ser una batalla de David contra Goliat.

En una esquina: El extravagante Richard Branson de Virgin Group, que ha invertido más de 200 millones de dólares en su firma de impecables orígenes Virgin Galactic. En la otra: una aguerrida banda de ingenieros de cohetes en la pequeña XCOR Aerospace, que pretende convertirse en el Southwest Airlines del negocio de los cohetes espaciales. Ambas compañías esperan estar listas para el despegue en 2014.

Las dos son vecinas en el Puerto Aéreo y Espacial de Mojave en California, en el desierto, a 145 kilómetros al norte de Los Ángeles. Hogar de una docena de compañías espaciales privadas, Mojave está cerca de la Base de Fuerza Área Edwards, donde Chuck Yeager rompió la barrera del sonido.

Branson entró al juego en 2004, cuando otorgó la licencia de la tecnología detrás de SpaceShipOne, el proyecto respaldado por Allen que se convirtió en el primer vehículo tripulado comercial en llegar al espacio suborbital. Branson pronto elevó su apuesta, construyendo el SpaceShipTwo del doble de tamaño, con dos pilotos al frente y seis pasajeros (llamados "participantes" por razones legales, debido a los riesgos de seguridad) en la parte posterior.

Branson financió dos edificios en Mojave, con estacionamiento reservado para vehículos de bajo consumo de combustible y un área de recepción con repisas de granito pulido. Virgin planea despegar a los turistas desde un puerto espacial de 209 millones de dólares que Branson convenció a las autoridades de Nuevo México de construir con fondos de los contribuyentes. ¿El precio del boleto? 200,000 dólares.

XCOR comenzó su travesía en 1999, cuando cuatro empleados de una compañía llamada Rotary Rocket fueron despedidos y decidieron trabajar por su cuenta. "No teníamos dinero, no teníamos respaldo, tampoco ningún plan de negocios", dice el cofundador Jeff Greason, ahora presidente ejecutivo de XCOR. "Pero sabíamos cómo construir cohetes". XCOR está compitiendo para lanzar su propio negocio de turismo espacial al mismo tiempo que Virgin Galactic. Greason dice que ha gastado cerca de 45 millones de dólares -procedentes en fondos de capital de riesgo y personas como Esther Dyson y Pete Ricketts- hasta la fecha.

XCOR opera en un viejo hangar de aviones lleno de partes de cohete; las oficinas ejecutivas de la compañía están afuera, en remolques portátiles. Desde el principio, ha trabajado para diseñar una nave espacial que funcione más como un avión comercial: reutilizable hasta cuatro veces al día, seis días a la semana. El sistema permitiría a XCOR aceptar pasajeros, experimentos espaciales y satélites pequeños para su lanzamiento con un aviso previo de dos días y obtener una saludable ganancia, incluso mientras cobra un precio relativamente modesto: 95,000 dólares por boleto.

Debido a que las dos naves harán vuelos suborbitales, proporcionando unos cinco minutos de ingravidez, Branson se ha comprometido a dejar que sus viajeros floten por la cabina trasera después de llegar al espacio, antes de que tengan que ajustar sus cinturones de nuevo para el rápido descenso hacia la Tierra. La pequeña nave de XCOR, llamada Lynx (y que parece un primo más ligero del transbordador espacial), tiene espacio para un solo pasajero, que se mantendrá en un traje de presión, sujeto con un cinturón a un asiento de cabina.

"Estamos tratando de posicionar la aventura Lynx como una especie de ‘experiencia correcta', dice el piloto de pruebas en jefe de XCOR, Rick Searfoss, un ex astronauta de la NASA que voló en tres misiones del transbordador espacial. Searfoss es escéptico de que Virgin será capaz de permitir a los viajeros espaciales flotar en la nave, tanto por razones de seguridad como por la perspectiva del mareo espacial. "¿Qué pasaría si pagaste 200,000 dólares para estar al lado de alguien que pierde sus galletas?", dice.

Ambas empresas son reacias a predecir cuándo van a comenzar a transportar turistas espaciales. (Virgin Galactic originalmente predijo un lanzamiento en 2008). Greason, quien fue gerente de Intel antes de convertirse en ingeniero de cohetes, dice que XCOR está en "la recta final hacia el primer vuelo", pero que el proceso no puede precipitarse. "No somos una industria que pueda tener una nave beta".

XCOR ha anunciado planes para trasladar sus operaciones durante 2013 a Midland, Texas, donde se le han prometido 10 millones de dólares en incentivos de desarrollo económico y un régimen regulatorio más suave. "Soñamos con ir al espacio toda la vida y nos cansamos de que no sucediera", dice Greason. "Hemos decidido que, si va a funcionar, tendrá que generar dinero".

La gran carrera de emprendedores espaciales: cinco empresas más que compiten por los cielos

Blue Origin

  • Conocida por: El fundador de Amazon.com, Jeff Bezos.
  • Misión: Acceso humano confiable y de bajo costo para el espacio.
  • Financiamiento: Bezos y NASA.
  • ¿Ha llegado al espacio? No.

SpaceX

  • Conocida por: El fundador de PayPal y Tesla Motors, Elon Musk.
  • Misión: Viajar a la Estación Espacial Internacional.
  • Financiamiento: Musk, NASA, Founders Fund, Draper Fisher Jurvetson.
  • ¿Ha llegado al espacio? Sí.

Stratolaunch Systems

  • Conocida por: Construir la aeronave más grande jamás lanzada
  • Misión: Llevar cargas pesadas a la órbita baja de la Tierra
  • Financiamiento: El cofundador de Microsoft Paul Allen
  • ¿Ha llegado al espacio? No
¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Masten Space Systems

  • Conocida por: Pequeños vehículos no tripulados que operan como módulos de aterrizaje lunar
  • Misión: Enviar experimentos de investigación hacia el espacio y de regreso.
  • Financiamiento: CEO Joel Scotkin, presidente David Masten, NASA.
  • ¿Ha llegado al espacio? No.

Orbital Sciences (ORB)

  • Conocida por: Ser la primera y única empresa pública espacial rentable.
  • Misión: Fabricar satélites y cohetes de carga.
  • Financiamiento: NASA, público.
Ahora ve
Oficialismo se queda con más de 300 de los 335 municipios venezolanos en disputa
No te pierdas
×