Cuatro británicos se declaran culpables de 'hackear' el sitio de la CIA

Los hombres de entre 18 y 26 años reconocieron también su participación en ataques al gobierno británico y a la compañía Sony
Ryan Ackroyd es juzgado por pirateria informatica
EFE. Ryan Ackroyd-Hacker  Ryan Ackroyd es juzgado por pirateria informatica
(Reuters) -

Cuatro británicos se declararon culpables este martes ante un tribunal de Londres de atacar las páginas de instituciones como la CIA estadounidense, el Servicio Nacional de Salud (NHS) británico o la compañía Sony, entre otros sitios de internet.

Los acusados declararon ante la corte de Southwark, al sur de la capital británica, donde Mustafa Al Bassam, de 18 años; Jake Davis, de 20, y Ryan Clearly, de 21, dijeron pertenecer al grupo internacional de piratas informáticos LulzSec.

Entre sus objetivos estuvieron el sitio de la Agencia Nacional de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) y la Agencia Británica contra el Crimen Organizado (SOCA). Clearly declaró además que se introdujo en las computadoras que controlan la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

En una audiencia posterior, Ryan Ackroyd, de 26 años, admitió estar detrás de los ataques informáticos al NHS, Sony y el grupo mediático News International, propiedad del magnate Robert Murdoch.

Sus actividades delictivas, recogidas dentro del Código Penal británico, incluyeron el acceso ilegal a los sitios Nintendo y a la Policía de Arizona, en Estados Unidos, entre febrero y septiembre de 2011.

El fiscal del caso dijo en el juicio que Ackroyd fue reclutado por LulzSec por tratarse de un hacker experto, que vulneró los sistemas de seguridad de esas páginas utilizando el perfil de una adolescente de 16 años.

La sentencia para Ackroyd será emitida el 14 de mayo, mientras que para el resto de los acusados aún no se ha determinado una fecha.

Todos estaban especializados en los ataques de "denegación de servicio" (DDoS), que provocan el colapso del servidor de las páginas atacadas haciéndolas inaccesibles temporalmente.

Para conseguirlo, utilizaron un programa informático remoto, conocido como botnet, que podía activarse con antelación.

Pese a realizar el mismo tipo de ataques que el grupo Anonymous, LulzSec aseguró en 2011 en su página de Twitter no compartir los mismos objetivos políticos de su predecesor y, como prueba, reveló en junio de ese año datos personales de 26,000 usuarios de un sitio porno.

Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×