Samsung estrena esta semana su S4 para ganarle terreno a Apple

El dispositivo puede reconocer los movimientos oculares para hacer pasar las páginas durante la lectura o para interrumpir videos
  • A+A-
(EFE) -

El grupo surcoreano Samsung sacará a la venta esta semana en todo el mundo su nuevo teléfono inteligente, el Galaxy S4, con el que busca competir con el iPhone 5.

El Galaxy S4 fue presentado en marzo pasado durante el Radio City Music Hall, de Nueva York. A partir de este viernes estará disponible en Corea del Sur y durante el fin de semana lo estará en el resto del mundo a un precio que no ha sido dado a conocer.

El nuevo teléfono inteligente no ofrece ninguna revolución tecnológica pero sí algunas mejoras, como tener la pantalla de alta definición (5 pulgadas, 12.5 centímetros) y una mejor batería.

Además, puede reconocer los movimientos oculares para hacer pasar las página a medida que se efectúa la lectura o interrumpir los videos cuando quien usa el celular mira hacia otro lado.

"Samsung ha entrado en territorio desconocido. Las ventas del Galaxy S4 nos dirán si es capaz de defender su nueva posición" de líder mundial de teléfonos móviles y teléfonos inteligentes, dijo James Song, analista de KDB Daewoo Securities.

Samsung ha vendido más de 41 millones de ejemplares del S3, y en total ha vendido 65 millones de teléfonos inteligentes de distintos modelos en los tres primeros meses de 2013, con una cuota de mercado del 30%, según el gabinete de análisis taixanés DRAMeXchange.

Apple, mientras tanto, anunció este martes el primer retroceso de su beneficio neto en casi 10 años. Según DRAMeXchange, se vendieron 37.5 millones de ejemplares del iPhone, con una cuota de mercado mundial del 15.3 %.

Samsung le había arrebatado el primer lugar a Apple en 2011 y consolidó su avance el año pasado logrando alrededor de 30% de cuota de mercado, contra 19% para el grupo de la manzana.

El S3 suplantó incluso temporalmente iPhone 4S como el teléfono inteligente más vendido, y Samsung ironizó abiertamente sobre su rival en una publicidad donde se veía a la gente haciendo una cola para comprar el iPhone 5 pero mirando con envidia hacia el Galaxy S3.

El grupo surcoreano alberga grandes ambiciones para su sucesor: el Galaxy S4. El banco CIMB espera al menos que 70 millones de unidades sean vendidas este año. Morgan Stanley alude también a un "objetivo ambicioso" fijado por Samsung a sus distribuidores, que deberán suministrar 10 millones de ejemplares por mes, contra ocho millones de máximo de producción para el S3.

Según Morgan Stanley, el aparato será propuesto a un número récord de 400 operadores en 210 países para una utilización de redes de tercera o cuarta generación (3G o 4G LTE).

Samsung, cuya gama es muy amplia, del S4 a los modelos menos caros en los países emergentes, sigue lejos de Apple en términos de rentabilidad, con un margen operativo dos veces más elevado para el grupo estadounidense.

"Samsung tiene mucho camino por recorrer antes de establecerse duraderamente como líder. Nunca ha tenido el genio innovador de un Steve Jobs", subraya James Song.

"Pero Jobs (muerto de un cáncer en 2011) ya no es más Apple y la compañía tiene dificultades. Ello podría ayudar a Samsung a ganar tiempo como líder", añade.

Ahora ve