Drones baratos para salvar tu vida

La tecnología de celulares y dispositivos como el Kinect se usa para fabricar naves no tripuladas; una flota de estos drones podrían fungir como herramientas de rescate en medio de desastres.
Dron  (Foto: Getty)
Erica Fink
NUEVA YORK -

La tecnología barata y estándar constituye el ingrediente clave de algunos vehículos aéreos no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés) o drones, en fase de desarrollo en el General Robotics, Automation, Sensing and Perception Lab (GRASP Lab) de la Universidad de Pensilvania. Los investigadores de este laboratorio están tratando de desarrollar tecnología de drones de bajo costo que pueda rescatar a personas de situaciones que amenacen su vida.

Los drones han ganado notoriedad en varios frentes, desde ataques militares precisos hasta cámaras espías voladoras. Pero a diferencia de los drones utilizados con fines militares, los robots del laboratorio GRASP están diseñados para entrar a los edificios. Pueden crear mapas de habitaciones y pasillos.

Para ello, algunos de los drones utilizan sensores del Xbox Kinect de Microsoft. El Kinect genera un mapa 3D en una gama de tres a cinco metros, lo cual es útil para la localización de obstáculos.

Fabricar drones utilizando componentes de alta tecnología ordinarios ahorra dinero; y el laboratorio quiere que cada robot sea barato, porque quieren producir una gran cantidad de ellos para volar en flotas.

"Ahora es extraordinariamente fácil encontrar procesos de baja energía y bajo costo que puedan hacer todo el cálculo que se necesita", dijo el profesor Vijay Kumar del laboratorio GRASP. "Uno piensa en el hardware que está en tu smartphone, bueno es más o menos el mismo tipo de hardware que se necesita para detectar, procesar y controlar estos UAV".

Los drones del laboratorio GRASP contienen procesadores similares a los que pueden ser encontrados en un smartphone. Un ser humano interpreta los datos que la aeronave envía, y entonces da instrucciones al dron.

Los motores en miniatura que impulsan los rotores de estas naves no tripuladas también están disponibles de manera estándar, y son utilizados sobre todo por aficionados.

Los resultados pueden ser impresionantes. GRASP ha producido videos virales en los que los drones hacen cosas como interpretar juntos el tema de James Bond en un piano.

Pero Kumar prevé una aplicación mucho más seria para esta tecnología.

"Pensamos en ellos como rescatistas de primera respuesta", dice Kumar. "Cuando haya una emergencia, queremos que la gente esté fuera de la escena... la idea es que lleguen a la escena antes de lo que es posible para un rescatista humano".

La tecnología todavía está en desarrollo. El equipo de Kumar probó los robots tras el terremoto y el tsunami de de 2011 en Japón. Fueron desplegados dentro de edificios derrumbados para crear mapas, determinar la integridad estructural y buscar víctimas atrapadas dentro.

Lo que distingue a los drones del laboratorio de Kumar es a la vez su pequeño tamaño y la idea de que viajarían juntos. La limitación típica de los drones es su incapacidad para llevar grandes cargas (cámaras, armas, etc). Al trabajar juntos, el peso de carga útil podría ser distribuido entre los robots.

Los drones de Kumar también son capaces de actuar como robots totalmente autónomos.

Los drones están creciendo en popularidad, a pesar de que será ilegal volarlos con fines comerciales hasta 2015. Más de ochenta universidades y grupos locales de aplicación de la ley solicitaron licencias para volar drones ante la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) en 2012, de acuerdo con solicitudes de información realizadas bajo la Ley por la Libertad de la Información por la Electronic Frontier Foundation.

 

 

 

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×