El gran asteroide que pasará 'cerca' de la Tierra tiene su propia luna

Los astrónomos que observan la trayectoria del 1998 QE2 descubrieron un satélite que lo ronda, y esperan obtener más detalles
Ben Brumfield
Autor: Ben Brumfield
(Reuters) -

Un asteroide pasará "zumbando" la Tierra este viernes, y viaja con su propia luna a cuestas.

El asteroide 1998 QE2, como lo bautizó la NASA, no se acercará para nada lo suficiente como para que exista un riesgo de colisión con la Tierra. El punto más cercano será de 5.7 millones de kilómetros, unas 15 veces la distancia entre la Tierra y la Luna, y esto se espera que ocurra poco antes de las 17:00 horas tiempo del Este (16:00 horas, tiempo de México).

Sin embargo, le dará a los astrónomos "la mejor vista de un asteroide" a la fecha, según la NASA.

Los científicos se han frotado las manos por una década y media a la espera de esta oportunidad, desde que descubrieron el asteroide el 19 de agosto de 1998, el año que lleva su nombre. La letra Q representa el mes de agosto.

Un hito para la agencia espacial

El 1998 QE2 representa un hito para el Proyecto de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, que escudriña los cielos en búsqueda de una amenaza de proyectiles celestes que pasan cerca de la tierra.

"Es uno de los primeros éxitos de nuestro esfuerzo para encontrar a los grandes asteroides que podrían golpear la Tierra y causar una catástrofe global", dijo Paul Chodas, un científico del proyecto. "Sin duda es uno sobre el que debemos mantener un ojo".

La NASA lo ha rastreado con dispositivos de radares desde este jueves, no para medir su velocidad, sino para obtener buenas fotografías de él. Un día antes, los científicos lograron tomar una imagen de su luna. Las imágenes se miran menos como fotos y más como ultrasonidos.

El descubrimiento de su luna sorprendió a los astrónomos, según la científica Marina Brozovic, que ayudó a tomar imágenes en la antena de la Red del Espacio Profundo en Goldstone, California. “Resultó que el 1998 QE2 es un asteroide binario”, dijo. “Esto es algo que no esperábamos”.

Más del 15% de los asteroides viajan en grupos de dos o tres objetos que giran unos sobre otros, de acuerdo a la NASA.

Potencial destructivo

La luna del 1998 QE2, que tiene unos 600 metros de ancho, es lo suficiente mente grande para que la NASA lo considere un “potencial asesino de una ciudad”.

El asteroide sobre el que gira es de 2.7 kilómetros de ancho. “Es uno de los más grandes”, afirma Chodas.

Para poner en perspectiva un potencial de daños por un asteroide, los paleontólogos se refieren al que causó la extinción de los dinosauros en la Tierra hace 65 millones de años, de un diámetro de 9.6 kilómetros.

El meteoro que explotó sobre Rusia en febrero, y que dejó heridas a más de 1,000 personas y causó daños millonarios, fue un “muy pequeño asteroide”, de acuerdo con la agencia espacial.

Cualquier asteroide más grande de un kilómetro puede causar una catástrofe global si golpea al planeta azul, según Chodas.

Los asteroides más peligrosos contienen una buena cantidad de hierro, de acuerdo con la NASA, mientras que el 1998 QE2 contiene bastante carbono, así como aminoácidos.

El proyecto de la NASA ha identificado al 95% de los asteroides de esta orden más peligrosa, según Chodas. Afortunadamente, no hay posibilidad conocida de que alguno golpee la tierra.

Pero la NASA aun no ha hecho mucho trabajo en los meteoros que están una clase más abajo, conocidos como "potencial asesino de una ciudad", que comienzan con un tamaño de 137 metros de diámetro. Los astrónomos de la agencia han identificado a solo el 10% de los 10,000 que se cree pasarán cerca de la Tierra.

También informó este año a un panel del Congreso que considera construir sistemas de defensa para prevenir un potencial golpe de un asteroide, y que hay una posibilidad de solo uno en 20,000 de que uno verdaderamente peligroso golpee la Tierra cada año.

Observándolo

Los astrónomos continuarán tomando imágenes del 1998 QE2 hasta el próximo 9 de junio con dos antenas de radar, una en California y otra en Puerto Rico.

Los astrónomos aficionados con telescopios tan pequeños como de 25 centímetros de largo podrían alcanzar a verlo en los cielos del sur. Pero los dispositivos deben de ser controlados por la computadora, de lo contrario sería difícil, recomienda la NASA. Las coordenadas para localizar al asteroide están en el sitio de internet del Laboratorio de Propulsión a Chorro.

La NASA toma las amenazas de los asteroides de forma seria, y continuará calculando las órbitas de los más grandes para identificar un posible peligro para la Tierra.

En 1998 Q2 recurvará hacia afuera del cinturón de asteroides del sistema solar, que está antes de Júpiter.

En unos 200 años volverá a acercarse a la Tierra, y es probable que solo la pase otra vez.

Ahora ve
No te pierdas