Dividirse, ¿la solución para Microsoft?

Nuevas voces piden que la firma venda su negocio de tecnología y se enfoque en el empresarial; el analista Rick Sherlund dice que la empresa debe vender la marca Xbox, pese a su éxito comercial.
microsoft  (Foto: Getty)
David Goldman
NUEVA YORK -

Tal vez finalmente ha llegado la hora para que Microsoft se divida, según un prominente analista de Wall Street.

Rick Sherlund, analista de Nomura Securities, está pidiendo que Microsoft venda los negocios de Bing y Xbox. También quiere que la compañía se centre más en llevar su software Office a los dispositivos de Apple y Android, que despida a trabajadores y duplique su dividendo.

Esta no es la primera vez que la empresa se encuentra en esta situación. Microsoft sobrevivió a varios intentos de fragmentación por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que hace más de una década buscaba romper la compañía en varias ‘Baby Bills', un juego de palabras inspirado en Bill Gates que alude a la desmembración de AT&T en siete ‘Baby Bells' o compañías regionales independientes.

En los años transcurridos desde entonces, algunos analistas y accionistas han suplicado a Microsoft que se divida.

Tradicionalmente, los expertos han sugerido que Microsoft se rompa en dos empresas independientes: una firma de tecnología de consumo que abarque Windows, Office y Xbox, y una empresa centrada en el sector empresarial que venda herramientas como Windows Server, Sharepoint, Azure y Dynamics. Algunos analistas también han dicho que la empresa está "anclada" en el pasado, instando a Microsoft a centrarse más en un número reducido de productos.

Pero Microsoft ha rechazado siempre estas nociones, argumentando que sus clientes empresariales son también clientes de consumo. La compañía quiere construir un gigantesco ecosistema de software, servicios y dispositivos que permitan a la gente participar, conectarse, trabajar y jugar todo el día. La compañía declinó comentar para este artículo.

Si ya antes se ha pedido su fragmentación, ¿cuál es la diferencia ahora?

"Creemos que probablemente sea un catalizador más sustancial para el cambio de lo que hemos visto antes en la historia de la compañía", dijo Sherlund en una nota enviada a los clientes de su firma la semana pasada. "Es posible que haya un grupo más receptivo de accionistas frustrados que hagan presión para impulsar una mayor realización de valor para los accionistas en Microsoft".

Sherlund se refiere al fondo de cobertura ValueAct, que compró en abril una participación de 2,000 millones de dólares en Microsoft. Sherlund espera que ValueAct aliente a otros accionistas para exigir cambios y obtener cierto control de la junta directiva. Aunque ValueAct ha adoptado históricamente un enfoque mucho menos combativo que otros accionistas activistas, Sherlund también señala que Microsoft probablemente no quiera correr el riesgo de una batalla pública.

Para aumentar el valor del accionista, Sherlund cree que Microsoft debería desprenderse de los negocios que no son centrales para sus operaciones, es decir, el motor de búsqueda Bing y la consola de videojuegos Xbox. También debe cambiar su enfoque a fin de convertirse en "la compañía de Office... y no en la compañía de Windows", argumenta.

Microsoft nunca ha producido ganancias en el negocio de la búsqueda. A pesar de que ha ganado cuota de mercado, lo ha hecho exclusivamente a expensas de Yahoo, su socio en las búsquedas, sin tocar al líder del mercado, Google.

Después de un comienzo difícil, Xbox recientemente se convirtió en uno de los mayores vendedores de consolas. Sin embargo, los márgenes de ganancia siguen siendo exiguos y aporta pocos beneficios al resto de Microsoft (que no sea el factor cool, que es importante pero difícil de cuantificar).

Sherlund cree que los ahorros en metálico y en costos obtenidos de la venta de esas unidades, la racionalización de otras divisiones y la reducción de plantilla podrían contribuir para que Microsoft duplique su dividendo y tenga un rendimiento de aproximadamente 6%, sustancialmente más alto que lo que ofrecen Apple, Cisco y otros en el sector.

Sin embargo, el momento en que se produce esta llamada en particular a la división de la compañía es curioso. Las acciones de Microsoft se cotizan actualmente en su punto más alto desde finales de 2007, y han subido más de 30% en lo que va del año.

Pero los inversores a largo plazo saben que las acciones de Microsoft han estado en un virtual estancamiento desde 2001, protagonizando el vaivén más aburrido del mundo bursátil oscilando entre 20 y 40 dólares durante los últimos 13 años. Durante el mismo período de tiempo, el Nasdaq ha subido un 59% en comparación con un alza de 33% para los títulos de Microsoft.

Sin duda, algunos otros piensan que Microsoft no debe dividirse.

"No creo que fragmentarla tenga algún sentido en este punto y no estoy seguro de si alguna vez lo tuvo," señaló Al Hilwa, director de programas en IDC. "Ellos probablemente transitan el único camino disponible para ellos."

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Tal vez en un intento de suavizar las cosas antes de que más analistas (o accionistas) se unan al descontento, AllThingsD informó el lunes que Microsoft está considerando una "gran reestructuración."

Así pues, las ideas de Sherlund podrían no ser tan descabelladas después de todo.

Ahora ve
Con su anuncio sobre Jerusalén, Trump provoca una crisis entre Israel y Turquía
No te pierdas
×