¿Estás pagando el ‘impuesto iTunes’?

Un gran número de estados en EU están buscando la manera de gravar el entretenimiento digital; la idea es captar a los consumidores que han migrado a la música, libros y películas en Internet.
impuesto internet compras  (Foto: Getty)
Melanie Hicken
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Esa canción de 1.29 dólares en iTunes o el e-book de 9.99 dólares pueden ser más caros de lo que piensas.

Si vives en uno de los 25 estados de la Unión Americana que aplica un impuesto sobre las ventas a bienes o servicios digitales, probablemente pagas más por todo, desde la música, los libros electrónicos y los ringtones descargados hasta el streaming de programas de televisión y video.

Y un creciente número de estados ha encontrado maneras de gravar nuestro entretenimiento digital. Aunque algunos estados se adhieren a la legislación fiscal vigente sobre las ventas, más de una docena han promulgado nuevas leyes de impuestos sobre las ventas dirigidas específicamente a los productos o bienes digitales.

En julio, los residentes de Minnesota serán los últimos consumidores obligados a pagar impuestos sobre los productos digitales, en virtud de una provisión incluida en el proyecto de ley fiscal del estado aprobado en mayo.

A medida que los consumidores migran a la música, los libros y las películas digitales, muchos estados del país descubrieron que estaban perdiendo el valioso ingreso por concepto de impuestos sobre las ventas y decidieron hacer algo al respecto, explicó Michael Mazerov, investigador de la organización no lucrativa Center on Budget and Policy Priorities.

Las ventas de libros electrónicos o e-books, por ejemplo, aumentaron un 44% en 2012 para ascender a 3,040 millones de dólares, según la Association of American Publishers y el Book Industry Study Group, ambas entidades del sector librero estadounidense. En tanto que las ventas de música digital aumentaron un 9.1%, al mismo tiempo, las transacciones digitales representaron el 37% de todas las compras de discos, según Nielsen.

Lo que se grava varía mucho de estado a estado. Washington, por ejemplo, aplica impuestos sobre los contenidos digitales sin importar el formato en el que vengan; otros estados, en cambio, gravan la música y los vídeos que se descargan, pero no cuando se transmiten vía streaming a través de un servicio como Netflix o Spotify.

Esto es lo que actualmente pagan algunos residentes:

  • iTunes: La música descargada es uno de los productos digitales más comúnmente gravados. Por ejemplo, un disco de 12.99 dólares descargado de iTunes lleva un impuesto estatal a las ventas de 52 centavos de dólar en Wyoming, 78 centavos en Vermont y 91 centavos en Mississippi.
  • Libros electrónicos: Los estados que gravan iTunes también aplican impuestos a los e-books descargados. Allí tenemos a Nueva Jersey, que impone un impuesto de 70 centavos de dólar sobre una compra de 9.99 dólares, o Utah, que aplica un gravamen de 47 centavos de dólar.
  • Aplicaciones para teléfonos móviles: Las aplicaciones son un caso singular. Algunos estados que no gravan "productos digitales" sí gravan las aplicaciones, de la misma manera que aplican impuestos al software descargado a una computadora. Por ejemplo, en Nueva York una descarga de 2.99 dólares del juego Angry Birds desde la tienda iTunes tendrá un impuesto de 12 centavos de dólar. Pero si un neoyorquino descarga música o películas de iTunes no pagará impuestos por ellas, pues el estado no grava los bienes digitales.
  • Streaming de video por Netflix: Los impuestos sobre el contenido transmitido vía streaming son menos comunes. El estado de Washington, por ejemplo, cobra un impuesto sobre las ventas de 52 centavos de dólar a una suscripción mensual de Netflix de 7.99 dólares. Florida, por su parte, que no aplica un impuesto sobre las ventas de bienes digitales, impone un gravamen de unos 54 centavos de dólar a la misma suscripción de Netflix pero bajo su impuesto a las comunicaciones.

Esta nueva actitud fiscal de los estados para gravar los contenidos digitales se produce ahora que los legisladores federales sopesan la llamada "Marketplace Fairness Act" o ley del mercado justo, que permitiría que los 45 estados del país (y el Distrito de Columbia) que actualmente cobran el impuesto sobre las ventas exijan a los minoristas en Internet que recauden dichos impuestos sobre las compras realizadas por sus residentes.

En la actualidad, los vendedores en línea sólo están obligados a recaudar estos impuestos en los estados donde tienen presencia física, como una tienda o un almacén. Bajo la ley propuesta, los vendedores en línea que reportan ventas de al menos 1 millón de dólares fuera de los estados donde tienen presencia física también estarían obligados a cobrar el impuesto a las ventas.

La legislación no crearía nuevos impuestos sobre los bienes digitales, sino que permitiría que los estados apliquen y hagan cumplir las legislaciones fiscales ya vigentes.

La mayoría de los estados cobran impuestos al comprador en función del lugar donde esté su dirección de facturación, pero no hay directrices nacionales firmes, señaló Stephen Kranz, socio del bufete legal McDermott Will & Emery, que se especializa en política fiscal.

A los organismos críticos con los impuestos, como Americans for Tax Reform, les preocupa que diferentes estados intenten gravar la misma compra digital, de manera que un residente del estado de Washington que compra música digital mientras viaja en Utah termine pagando dos veces el impuesto sobre las ventas.

Ante esa posible situación, la Download Fairness Coalition, que agrupa a organismos vigilantes de la reforma fiscal y miembros de la industria digital, están presionando por una legislación adicional que cree directrices nacionales y prohíba que eso ocurra.

Los críticos también argumentan que los bienes digitales no deben ser gravados de la misma forma que los bienes físicos, ya que los usuarios a menudo pagan solamente por una licencia, no por una "propiedad física tangible".

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

"En tu testamento puedes heredar tus discos, pero no puedes hacer eso con tu biblioteca iTunes", afirma Katie McAuliffe, directora de libertad digital en la asociación Americans for Tax Reform.

Para averiguar qué artículos se gravan en tu estado y a qué tasa, contacta con tu oficina estatal de recaudación. Aquí puedes consultar un mapa con enlaces a los sitios web de las agencias tributarias de los 50 estados de Estados Unidos.

Ahora ve
El rescate de un ciervo de un lago congelado se vuelve viral
No te pierdas
×