La obra de Nelson Mandela: su legado digital en internet

Algunos de los discursos más famosos del político, imágenes del 'apartheid' y de su vida en la Isla Robben están disponibles en la web
Especial
Mandela-Fundacion-Especial  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Leonardo Peralta | Otra fuente: CNNMéxico

La imagen de Nelson Mandela es casi siempre la misma: un anciano de cabello blanco y discreta sonrisa, mientras multitudes y jefes de Estado le rinden homenaje. Sin embargo, los hechos de su larga vida (que inició en 1918 en lo que se conocía como Unión Sudafricana) comprendieron una azarosa juventud y una madurez encabezando lo que parecía imposible: convertir pacíficamente un país devorado por la segregación racial en una nación pluricultural.

La conmemoración del Día Mundial de Mandela (el 18 de julio) es una oportunidad para mirar en retrospectiva diversas facetas de su vida de las que hay evidencia en todo internet.

La biografía

La primera aproximación hacia la vida de Nelson Mandela se halla en la síntesis elaborada por el Nelson Mandela Center of Memory, la organización creada por la Nelson Mandela Foundation, que a su vez administra diversas iniciativas educacionales y filantrópicas relacionadas con la vida del líder político: desde un hospital infantil hasta el museo de la isla Robben, donde Mandela vivió preso entre 1962 y 1982. La síntesis está redactada originalmente en inglés, pero incorpora una herramienta de traducción al español.

Apartheid

El gran enemigo por el que Mandela pasó dos décadas en prisión fue el régimen social y político llamado apartheid (término traducido como rebaño aparte, en inglés y holandés); un sistema establecido formalmente en 1948, cuando bajo la administración del primer ministro Daniel Malan se aprobaron leyes que mantenían aislados a los europeos del resto de la población, estableciendo medidas para esta minoría como ayudas financieras, severas restricciones para la educación de los africanos, amén de que la población negra tenía virtualmente cancelados sus derechos políticos y posteriormente fue desplazada hacia pequeños enclaves llamados bantustanes.

En los archivos de la Fundación Friedrich Ebert un texto de la periodista Beatriz Bissio de la década de 1970 describe a detalle el entramado jurídico del apartheid. A su vez, el Museo del Apartheid en Sudáfrica creó una serie de folletos (en inglés) sobre la historia, motivaciones e implicaciones que
tuvo este régimen en la Sudáfrica del siglo XX.

El activista

Quizá no hay otra manera para conocer al Mandela político que escuchar el alegato de defensa que pronunció el 20 de abril de 1964, durante el llamado Proceso de Rivonia, donde más de una docena de líderes y colaboradores del Congreso Nacional Africano (la organización entonces clandestina donde Mandela militaba) fueron acusados por actos de sabotaje contra el gobierno.

En un discurso desafiante y emotivo Mandela de 46 años dio quizá uno de los discursos políticos más intensos de la historia. Su último párrafo es de innegable fuerza retórica:

"Durante mi vida, me he dedicado a esta lucha por la gente de África. He combatido la dominación blanca y he combatido la dominación negra. He acariciado la idea de una sociedad democrática y libre, donde todas las personas vivan juntas, en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal que espero alcanzar y vivir. Pero si es necesario, es un ideal por el que estoy preparado para morir".

El diario inglés The Guardian preserva una copia del audio original de este discurso.

Transición política y deportiva

En 1990, Nelson Mandela fue liberado luego de pasar décadas en prisión (después de la isla Robben, pasó seis años en la cárcel de Pollsmoor y dos más en la cárcel Victor Verster), con la ayuda de quien formalmente era su más acérrimo enemigo: Frederik de Klerk, entonces presidente de Sudáfrica. Junto con Mandela (a quien visitó cuando aún estaba preso) iniciaron un proceso de diálogo y complejas negociaciones entre el gobierno y agrupaciones políticas pertenecientes a distintos grupos étnicos de Sudáfrica, incluyendo al Congreso Nacional Africano de Mandela con el fin de cambiar el régimen político y acabar con la segregación racial.

Fruto de estas negociaciones, se redactó en 1994 una nueva Constitución para el país que admitió los agravios del pasado: "reconocemos las injusticias de nuestro pasado (...)  y creemos que Sudáfrica pertenece a aquéllos que la habitan, unidos dentro de nuestra diversidad", al tiempo que asumió a la naciente nación  por "la ausencia de discriminación racial y sexual".

El 27 de abril de 1994 se organizaron las primeras elecciones nacionales sin restricciones étnicas, donde la victoria del Congreso Nacional Africano permitió a Mandela asumir la presidencia del país el 10 de mayo de ese mismo año con un discurso con el que simbólicamente rompió con el pasado y abrió una nueva era del país. Y aunque el proceso político ha concluido, el país ha pasado años de inestabilidad política, social y violencia criminal, incrementada por la desigualdad económica legado del apartheid.

Por ello, una de las labores de Nelson Mandela durante su presidencia, fue fortalecer el sentido de unidad nacional. De allí vendría su iniciativa de apoyar a la selección nacional de rugby (apodada los Springboks) durante la Copa Mundial en 1995, misma que luego se convirtió en libro y argumento para la película Invictus, protagonizada por Morgan Freeman, Matt Damon y nominada al Oscar por las actuaciones de ambos.

El tiempo digital

En los últimos años, la vida de Nelson Mandela se dedicó en la construcción de un legado para las generaciones posteriores, así como a recibir decenas de premios y nombramientos de todo tipo: desde una partícula subatómica en 1974 por científicos en la universidad británica de Leeds hasta el premio Nobel de la Paz en 1993.

La culminación del torrente de reconocimiencos ocurrió en noviembre de 2009, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 64/13 que proclamó el 18 de julio (día de su nacimiento) como Día Internacional de Nelson Mandela, no sólo para conmemorar al activista político, sino para dedicarle 67 minutos (uno por cada año que dedicó activamente a su pueblo) al servicio comunitario hacia los demás, de hecho las Naciones Unidas tienen un sitio en español con ideas para conmemorar este día e incluso un sitio para coordinar celebraciones y homenajes en torno suyo.

Para incorporar a Nelson Mandela en las redes sociales, la Nelson Mandela Foundation creó en agosto de 2012 una cuenta de Twitter desde la que se envían mensajes sobre el estado de salud del expresidente sudafricano, así como frases y celebraciones en torno a su vida. Quizá como complemento, la misma fundación mantiene una exposición multimedia con fotos y textos siguiendo el transcurso de su vida.

Madiba

Considerado como constructor de la nación sudafricana contemporánea, a Mandela se le agregó el apodo cariñoso de madiba, que en el idioma xhosa (de la tribu a la que perteneció) significa padre. En los últimos años de su vida Mandela tuvo la satisfacción de atestiguar la transformación de su país en la nación africana con mayor poder económico del continente y su inclusión como parte del bloque de naciones emergentes BRIC (al que pertenecen Brasil, Rusia, India y China) en 2010.

Sin embargo, los problemas sociales de Sudáfrica siguen siendo colosales; el último dato del Banco Mundial de 2009 lo ubicó como el más desigual del mundo, además de que durante los últimos meses de su vida, las disputas entre los herederos del líder político (quien contrajo matrimonio tres veces) y su legado político dentro del Congreso Nacional Africano ensombrecieron sus últimos momentos de vida.

Quizá la mejor manera de recordar a Mandela (quien eligió un proceso político en lugar de una guerra civil que hubiera teñido de sangre a su país) sea Invictus, el poema de William Ernest Henley que le acompañó durante sus años preso y que le inspiró a cambiar la ira de su encierro por el perdón para construir un nuevo país:

"Soy el amo de mi destino

Soy el capitán de mi alma".

Ahora ve